Ciudad, Edición Impresa

En zona sur facturan más que en Rafaela y Las Parejas

Por: Agustín Aranda. Son unas 40 fábricas radicadas sobre la calle Ovidio Lagos, nucleadas en la flamante asociación Aviol.

El sostenido crecimiento productivo de la ciudad registrado en los últimos años hace punta en Santa Fe. Según la Asociación Vecinos Industriales de Ovidio Lagos (Aviol), los niveles de facturación de sólo 40 empresas –línea blanca, metalúrgicos, entre otros– superan lo producido en el polo industrial de Las Parejas y Rafaela. Sin embargo sostienen, la demora en las obras de remodelación de la avenida desde Batlle y Ordóñez hasta el arroyo Saladillo, la faltante de energía y el reordenamiento del tráfico pesado y liviano dificultan su potencial desarrollo. “Queremos que sea una zona definitivamente industrial”, aseguraron desde Aviol.

Rafaela, la ciudad que sirve como plataforma política del candidato a diputado nacional por Santa Fe Omar Perotti, ocupa un lugar en el imaginario nacional como el principal polo productivo industrial de Santa Fe. El sorprendente dato de que algunos componentes de motores de competición para la Fórmula Uno se producen en “el corazón de Santa Fe” más los crecientes índices de producción y los descendientes en torno a la desocupación construyeron este ideario desde el comienzo de la campaña 2011. Sin embargo, en Rosario, un grupo de empresas en el límite sur donde finaliza la avenida Ovidio Lagos, sostiene que sus niveles de producción son mayores que el sector rafaelino y el polo industrial de la localidad de Las Parejas.

Según aportaron desde la Aviol, su facturación como “parque industrial natural” hasta la fecha llega a 2.500 millones de pesos. Según los datos del Sepyme 2010 –del Ministerio de Industria–, las empresas rosarinas de la zona de Ovidio Lagos superan por un 20 por ciento las ventas del polo industrial Las Parejas, que posee cuatro veces la cantidad de empleados de Aviol.

Lo natural, lo artificial

“Claro que Rafaela (por el parque industrial) es un ejemplo”, aseguraron desde Aviol. De acuerdo a los datos del Ministerio de Industria de la Nación, el Parque de Actividades Económicas De Rafaela posee 44 hectáreas equipadas con la infraestructura necesaria – aduana interior, alumbrado público, calles internas, cerramiento perimetral, desagüe pluvial, energía eléctrica, señalización, transporte urbano– para el funcionamiento 23 empresas, en su mayoría del sector metalmecánico. De importante crecimiento en la última década, la ciudad santafesina alcanzó en el primer semestre del año un record de exportaciones de 230 millones de dólares (aproximadamente mil millones de pesos) por las ventas de leche y autopartes. Según el informe que trascendió a mediados de agosto, que realizara el director de la Cámara de Comercio Exterior de esa ciudad, Fabián Durino, esto significó un aumento del 80 por ciento con respecto a 2010. A pesar de no conocer en detalles la facturación del sector industrial rafaelino, desde Aviol –sin la infraestructura de un parque industrial– consideraron que superan los números de la tercera localidad más poblada de Santa Fe.

Distrito de producción

Aviol se formó hace 6 meses, con el objetivo de unir fuerzas para “darle continuidad al parque industrial natural de Ovidio Lagos”. La asociación la integran 40 fábricas –en total emplean a unos 4 mil trabajadores y de las cuales tan sólo un tercio se dedica a la exportación– y 4 entidades deportivas, que suman 5.500 socios entre todas.

Tal como publicara El Ciudadano, el mayor crecimiento industrial en lo que respecta a metalmecánica en la ciudad se registró en los últimos 20 años. Según los relevamientos de Aviol, un tercio de las empresas – industrias de frío, de metalmecánica, caucho y plástico, entre otros rubros– se radicaron en la zona desde 1980. En etapa de radicación, aseguraron desde Aviol, se encuentran 5 empresas.

De acuerdo al relevamiento de la Secretaría de Planeamiento de la Municipalidad de Rosario entre 2007 y 2008 –presentado en el Programa de Desarrollo de Suelo Industrial 2008–2018– se trata de uno de los distritos industriales más antiguos y consolidados, que registra un capital invertido en desarrollo industrial de gran importancia para la ciudad. Cuenta con una excelente accesibilidad, favorecida por la proximidad a la avenida Circunvalación y la autopista Rosario–Buenos Aires. La totalidad de los lotes son de privados, con un tamaño de parcelas muy variado. Del total de Aviol, un 32 por ciento posee más de 100 operarios, otro 27 por ciento emplea entre 50 y 100 personas mientras que el restante porcentaje mantiene en su nómina entre 5 y 50 trabajadores. De acuerdo con los empresarios, el pujante sector productivo donde se emplazan las distintas fábricas moviliza por día una masa laboral de 4 mil personas.

Hacia el futuro

Para la asociación, el antiguo Polígono Industrial Sur “está estancado” por lo que pretenden obtener “la personería” de un parque industrial para no tener que renovar la habilitación cada 5 años, promover acciones en conjunto –aumento de la infraestructura de energía, accesos, entre otros– para evitar los asentamientos en las cercanías del sector productivo y, de esta manera, evitar problemas de convivencia. Entre los representantes de Aviol, El Ciudadano dialogó con Roberto Lenzi, de Briket; Juan Pablo Parten, de Chapas Oroño SA; Emilio Pera, de Nibbler; Víctor López, de Plecor; Raúl Nunes; de Martins Nunes, Andrés Costa; de Hidráulicas Costa y Fernando Galade, de Costan. “Queremos la continuidad de un parque industrial natural no cerrado como tenemos. Es un modelo de trabajo en continuo crecimiento. Tenemos buen diálogo con el gobierno provincial, el ministro (Antonio)Bonfatti nos reunió y se sorprendió de los niveles de producción”, apuntaron desde Aviol.

A pesar de que el informe del Prodesi menciona que este sector “se encuentra en mejores condiciones respecto a la provisión de energía eléctrica, por contar con una nueva subestación transformadora de la EPE, que fue construida para dar servicio al Casino de Rosario”, los empresarios aludieron a que en la actualidad existen serios problemas de provisión energética.

Tal como publicara este medio, la asociación reclama las obras de ensanche de la “peligrosa” avenida Ovidio Lagos desde Batlle y Ordóñez hasta el arroyo Saladillo –próximas a licitarse–, que une el sector productivo, a la par de que se incremente la seguridad en la zona.

Reconocido potencial

“Nos encontramos frente a un sector de enorme potencial, el cual se debe reafirmar con una clara política de consolidación, mediante la ocupación de las parcelas vacantes y el completamiento de la dotación de infraestructura, fundamentalmente en lo que respecta a desagües y cloacas. La propuesta que se pretende implementar incluye la construcción de un corredor verde equipado en el límite oeste del distrito, localizado en forma paralela a bulevar Avellaneda”, asegura el informe.

Y afirma además que “esta barrera verde se plantea consolidar mediante la construcción de nuevas instalaciones deportivas, para que se sumen a los clubes existentes y conformen un fuelle, que medie en la relación entre la zona residencial y el distrito industrial. Se propone también, la operación de recualificación de la avenida Ovidio Lagos, con sus correspondientes dársenas para el tránsito pesado, carga y descarga de camiones y la construcción de la avenida Batlle y Ordóñez y la avenida 5 de Agosto, que permitan establecer en sentido este-oeste, dos comunicaciones importantes en forma directa, con las colectoras de la avenida Circunvalación y la autopista”, abunda la presentación del Prodesi.

Desde Aviol aseguraron que es inviable una hipotética mudanza al nuevo Parque Industrial Rosario Oeste, ubicado en el camino límite del municipio y Godoy. Cabe recordar que desde marzo, otra de las pujantes fábricas de electrodomésticos, Axel SA, culminó su expansión productiva al inaugurar sus nuevas instalaciones en esta nueva área promovida por la Municipalidad de Rosario.

Comentarios