Mundo

El 23, el mejor día

En unos pocos días el cometa Neowise podrá observarse desde Argentina

En el hemisferio Norte ya es visible y las imágenes de especialistas y aficionados son impresionantes


El cometa Neowise se podrá observar en muy poco tiempo en Argentina. Tiene 4,8 kilómetros de diámetro y está de paso por la Tierra entre julio y agosto. Se trata de un cometa con un núcleo grande y muy brillante.

A lo largo de varias semanas pudo verse desde el Hemisferio Norte durante el amanecer, pero a partir del 23 será posible verlo desde el hemisferio sur en horas de la tarde. Será la fecha de máximo acercamiento del cometa a la Tierra.

Los que puedan acceder a lugares abiertos o utilizar binoculares tendrán una ventaja y en el sur del mapa argentino tendrán algo de ventaja según explicó el investigador Guillermo Abramsom. “El 23 estará a la misma altura que el Sol y luego cada noche un poco más alto en el cielo. Es precioso, es el cometa más brillante probablemente en los próximos diez años”, destacó y detalló que el mejor horario será “apenas el Sol se acerca al horizonte, pasadas las 18. No brilla con luz propia sino con la luz del Sol, así que va perdiendo brillo”.

Las fotos desde el hemisferio norte

El cometa Neowise comenzó a ofrecer un espectáculo poco habitual en distintos puntos del hemisferio norte.  Y además recientemente fue capturado desde la Estación Espacial Internacional. A su vez, el artista gráfico Sean Doran creó un video en alta definición con las fotos compiladas.

Se trata de una reproducción en tiempo real en calidad 4K que ofrece a los espectadores una idea de lo que es estar a bordo de la estación espacial mientras se contempla el recorrido del cuerpo celeste.

Descubierto a fines de marzo por el satélite Neowise de la Nasa, el cometa empezó a ser visible a simple vista el 3 de julio al alcanzar su perihelio, el punto de su órbita más cercano al Sol, en este caso a 50 millones de kilómetros, explica Lucie Maquet, astrónoma del Observatorio de París-PSL.

A medida que se acercan al Sol, el hielo de los cometas se sublima en gases, creando una larga estela que refleja la luz. “Es bastante raro ver tan bien las cometas. El último que se vio a simple vista fue Hale-Bopp en 1997”, agrega la astrónoma.

Neowise es visible desde cualquier parte en el hemisferio norte, incluso en las ciudades, a condición de que el cielo esté despejado. Hay que mirar hacia el noreste, entre las constelaciones de Delfín y la Osa Mayor, en el lado opuesto del mango de la “cacerola”.

Los cometas son cuerpos formados por hielo, rocas y materiales orgánicos, y provienen de los confines del sistema solar: el cinturón de Kuiper, o quizás todavía más lejos, de la nube de Oort, que son ambos concentraciones de pequeños cuerpos celestes.

Neowise describe una gran elipse en torno al Sol y su órbita le insume 6.765 años, es decir que su última visita a las cercanías de la Tierra fue anterior a la invención de la escritura en la Mesopotamia.

El fenómeno será visible hasta finales de julio aunque irá perdiendo poco a poco la luminosidad a medida que se aleja del Sol.

También se volvió viral una fotografía tomada desde Cancún por un mexicano y que fue compartida por la Nasa (National Aeronautics and Space Administration).

El fotógrafo Roberto Fernández madrugó durante cinco días para poder sacar diversas imágenes que subió a sus redes sociales y una de ellas fue compartida desde el famoso destino turístico mexicano, ubicado en Quintana Roo.

Comentarios