El Hincha, Rosario Central

Copa de la Liga Profesional

En una tarde para el olvido, el Canalla fue goleado y se quedó sin cuartos de final

El conjunto del Kily González cayó por 4-1 ante Platense y se despidió del torneo local de la peor manera. Ahora el objetivo principal del elenco auriauzul será quedar primero en el grupo de la Copa Sudamericana, el único certamen que lo tiene en carrera para este semestre


Prensa Rosario Central

No hizo nada y por ende no logró el objetivo. El equipo del Kily tuvo una tarde para el olvido en Vicente López y no consiguió clasificarse a los cuartos de final del torneo. Fue tan mala la jornada de este domingo que terminó vapuleado por un rival muy flojo, uno de los peores del torneo que hasta el enfrentamiento contra el Canalla era el único de los 26 que no había ganado en su casa.

Central se despidió de la peor manera de un torneo donde fue irregular. Donde le costó muchísimo, pero así y todo llegó con chances a la última fecha. El rendimiento que tuvo en cancha de Platense fue similar a los peores partidos de era del entrenador.

El comienzo de partido le costó mucho al equipo del Kily. Platense pobló el mediocampo y ganó en la disputa del balón. Para colmo llegó el gol de Pereyra Díaz tras una siesta de Laso que nunca vio que el delantero calamar le comía su espalda. Con el transcurrir de los minutos el Canalla comenzó a hacerse de la pelota, el rival se hizo largo y eso fue negocio para Central, que llegó al empate con el “piruetazo” de Gamba. Y fue el ex Unión quien tuvo el segundo, pero De Olivera se lució ante su remate enviando la pelota al córner. El Canalla terminó mejor la primera parte, aunque su primer tiempo estuvo lejos de lo que mostró en el Clásico de la semana pasada.

Para salir a jugar el segundo tiempo el Kily no hizo cambios. A pesar de que la sensación, por lo que pedía el partido y principalmente por los otros resultados que se estaban dando, era que tenía que desarmar el doble cinco y poner un jugador con más juego o ubicar a Martínez Dupuy junto a Ruben.

La primera parte del complemento tuvo una jugada puntual cuando Laso erró en una salida y el local aprovechó para marcar el segundo. El defensor canalla salió en la foto de los dos goles de Platense, tuvo un partido muy flojo y terminó el torneo de mala manera como jugó la mayor cantidad de los encuentros.

Fue ya con el marcador nuevamente en contra que el Kily rompió el doble cinco con el ingreso de Marinelli en lugar de Villagra. Sin embargo, ni esta variante ni las otras que introdujo más tarde pudieron cambiar el resultado del partido y Central terminó perdiendo por goleada.

Un mal cierre de torneo fue el que tuvo el equipo del Kily. Nada hizo de lo que se vio en los últimos partidos incluyendo Sudamericana y el Clásico. Un flojísimo partido que sin dudas termina poniendo una imagen sombría a un campeonato que, a pesar de ser irregular, llegó con chances a la última fecha. Ahora todos los cañones serán apuntados hacia la posibilidad de clasificarse a octavos en la Copa, el único objetivo que le queda.

Comentarios