Edición Impresa, El Hincha, Rosario Central

entrevista con leo fernández

“En un tiempo no tan lejano habrá jugadores de inferiores en Primera”


Detrás de la clasificación de Central a la final de la Copa Santa Fe hay un mentor. Y ese es Leonardo Fernández, el técnico de la reserva. Un hombre de perfil bajo, pero que si de trabajar se trata, es uno de los primeros en la lista. El responsable en el último escalón de formación compartió ayer un desayuno con El Hincha, antes de viajar con su familia a la localidad de Oliveros para ir a votar.

“Estoy feliz. Es una alegría impresionante por cómo se dio este torneo; ya que por ahí no estábamos tan preparados porque fue a mitad de la pretemporada”, fue una de las primeras reflexiones del DT sobre la clasificación a jugar la final, tras haber dejado en el camino el sábado a Atlético San Jorge.

Luego, al ser consultado sobre si estaba de acuerdo con respecto a cómo se está dando el mercado de pases en la Primera canalla, Fernández o Leo (como se lo conoce en el club) sentenció: “Se comprende al entrenador de primera. Seguramente él ve un poco inmaduro a algunos jugadores para algunos puestos. Pero no tengo dudas que en un tiempo no tan lejano habrá jugadores de inferiores en primera, porque los hay pero tienen que cumplir su ciclo y cuando lleguen a primera se tienen que consolidar”.

A la hora de hacer un repaso sobre el camino arrollador que tuvieron sus dirigidos en la Copa, el técnico comentó: “En todos los partidos que jugamos fuimos de menor a mayor. Siempre nos impusimos a los rivales de turno. El equipo fue muy regular. Llegamos a esta instancia por merecimientos de los chicos. Es el crecimiento de ellos. Y algunos ni siquiera tenían pensado jugar esta Copa. Lo han tomado como una vidriera no sólo para adentro sino para el afuera. En algún momento van a ser una alternativa válida para la Primera”.

Ya cuando no quedaba casi nada del café, el entrenador habló de sus gustos con respecto al sistema de juego, sin renunciar nunca al protagonismo, protagonismo que él insiste que debe tener siempre Central.  “Podemos modificar algún sistema, pero la idea es ser protagonista sin importar el rival que hay enfrente. Por ejemplo cuando fuimos a Santa Fe y considerando la ventaja que teníamos, la idea fue cederle un poco la pelota, pero sin perder protagonismo”, señaló.

Y al ser consultado sobre qué esquema le seduce más, no dudó en decir que es el 4-3-1-2. “Es un sistema lindo, que me gusta. Pero siempre de acuerdo a los jugadores que tenga. El entrenador se debe adaptar a los jugadores y no a un sistema”.

—Antes de llegar a primera, ¿el jugador debe haber jugado con todos los sistemas?

—Es el trabajo de las divisiones inferiores. Nosotros muchas veces en reserva, en pelota parada, vamos cambiando: hacemos marcación en zona por tres meses, luego otros tres meses hacemos hombre y otros tres meses mixto. Eso es para que ellos se vayan acostumbrando para que cuando lo agarre el entrenador de primera, lo sepan hacer y se adapten rápido.

—¿Cuáles son los pasos fundamentales que debe cumplir el trabajo en divisiones inferiores?

—Antes decíamos que había tres pasos fundamentales: captación, formación y promoción. Pero ahora hay que agregar un paso más, que es la consolidación del jugador en primera.

—¿Te gustaría qué la reserva entrene en el predio de Arroyo Seco junto a la primera?

—Sería algo ideal. Ideal porque siempre existe la brecha, pero esa brecha se acorta estando cerca. Por ejemplo si un delantero de reserva entrena al lado de Ruben, él mismo lo va a corregir.

—¿Te imaginas dirigiendo a la primera algún día?

—Uno siempre sueña, es el sueño de todo entrenador llegar a la Primera y más del club que uno es hincha. Pero ese sueño no debe ser desmedido. Hoy hay un técnico de mucha categoría y hay que ser respetuoso. Los tiempos hay que respetarlos al igual que a los procesos.

La misión de las divisiones inferiores

En una parte de la charla, Fernández habló de la mixtura que se debe dar en las divisiones inferiores entre la formación y los resultados. Es que si bien el en trenador es consciente de que el objetivo es abastecer a la primera, tiene un pensamiento muy claro con respecto a que los resultados también sirven para que la formación de los jugadores.

“Hay que hacer una mixtura entre el camino de la formación y el de los resultados. Ya que no es bueno perder todos los fines de semana, porque el chico no se forma de buena manera. Creo y siento que los verdaderos logros nuestros es que los chicos lleguen a primera, esa es la prioridad número uno. Si se piensa desmedidamente en los resultados no es bueno. Yo siempre pongo el ejemplo de Rodrigo Migone, que un día no llegó a entrenar porque se quedó dormido y el fin de semana no lo cité sabiendo que con él iba a tener muchas más chances de ganar. Pero uno está para corregir, primero está la formación y luego el resultado, pero las dos cosas pueden ir de la mano”, argumentó el director técnico.

Sus inicios

“Llegué a Central en 2013, me llamó (Daniel) Teglia. Rápidamente agarré la sexta de AFA y tuvimos la suerte de salir campeón ese mismo año. Tuve un crecimiento muy rápido dentro de la estructura del club y estoy orgulloso del lugar que ocupo. Yo empecé en Sportivo Belgrano de Oliveros en la Liga Sanlorensina, en el baby, en el 2000. Luego fui coordinador del club y dirigí hasta la cuarta. Me insistían con que agarre la primera, pero en ese tiempo aún no me sentía preparado. Después volví a Renato, el club que me formó como jugador, y fue una apuesta muy grande porque yo estaba viviendo en Oliveros, viajé por dos años todos los días, con muchos problemas económicos. Yo había dejado de jugar y no sabía si esto me iba a poder dar de comer. Con mi familia apoyándome, mi esposa especialmente, nos vinimos a vivir a Rosario para acortar esos viajes. Luego empecé a dirigir las ligas del interior, por ejemplo dirigí los mejores clubes de la Liga Casildense. Luego volví a Renato donde estaba la fundación Messi, me vino a buscar Coronel Aguirre para dirigir el Federal, previo paso por Tiro Federal en la B Nacional. La verdad que he vivido muchas cosas y cada vez uno aprende. Y hoy estoy en un lugar privilegiado como es la reserva de Central. Ojalá que alguna vez se pueda dar en Central y sino es acá en otro lado”.

Si te gustó esta nota, compartila