El Hincha

Liga Profesional

En un partido con muchos expulsados, Central le ganó a Arsenal en el Gigante y se subió a lo alto

El Canalla arrancó en desventaja, pero las expulsiones del rival, el empate de Mac Allister y un cabezazo de Véliz definieron el pleito

Foto: Juan José García

Un premio a los hinchas. Los casi 40 grados que soportaron los simpatizantes en el Gigante tuvieron su recompensa. Central le ganó 2-1 a Arsenal y ratificó así su buen comienzo numérico en el torneo. Con mucha garra y con gran corazón, el equipo de Miguel Ángel Russo se quedó con los tres puntos. Sumó así su séptimo punto de nueve posibles, cosechó su segunda victoria en forma consecutiva jugando como local y logró dar vuelta un resultado después de 59 partidos (NdR: la vez anterior fue ante Banfield, 2-1, con el Kily sentado en el banco y con Ruben como goleador).

Un partido duro porque en el inicio lo tuvo abajo en el marcador. Un encuentro que se le abrió por la temprana expulsión de un hombre del rival y porque aprovechó a la perfección la jugada colectiva que mejor tuvo en la primera parte. Un partido donde supo manejar las acciones en el segundo tiempo, en donde tuvo tranquilidad por el gol de Véliz de cabeza y porque la visita ya jugaba con nueve por la roja de Spörle instantes arte de terminar el primer capítulo.

La tarde comenzó de la peor manera para Central. Es que tras una gran jugada por la derecha que encabezó el lateral Souto, y luego de que la pelota derivase a la derecha, Guzmán enganchó hacia adentro y marcó un golazo para la visita cuando solamente iban dos minutos de juego. Pero la suerte iba a empezar a cambiar cuando instantes más tarde Espinoza, a instancias del VAR, expulsó a Pombo quien derribó a Véliz cuando se iba mano a mano con Medina.  Allí Central, con más ganas que fútbol comenzó a ir en busca del empate. En los primeros 15 se jugaron poco y nada; y el equipo de Russo tuvo dos ocasiones para llegar a la igualdad: un tiro libre de Malcorra que se fue desviado y un remate dese lejos de Coyote Rodríguez que se fue cerca del ángulo izquierdo.

Antes de los 25 llegó la más clara y una de las primeras jugadas colectivas del Canalla que terminó en un remate de Infantino que pasó cerca del palo derecho del arquero de Arsenal, que hizo tiempo todo el partido. Ante un rival muy atrás una de las formas que había para quebrar la defensa era la de jugar de primera y así fue, con mucha paciencia, Mac Allister marcó el empate tras pared con Malcorra. Central le abría la cancha a la visita y lo lastimaba, ahí llegó una buena lectura del Moncho Ruíz quien modificó el esquema nuevamente y con una línea de cinco trató de ensancharle la cancha al Canalla. De contra y con un Central mal parado en el fondo Spörle tuvo el 2-1 pero Servio de lo prohibió.

Ya en tiempo adicionado otra vez a instancias del VAR, Espinoza hechó a Spörle por un pisotón a Quintana (que no pudo salir a jugar el complemento) y Arsenal se quedó con 9. Fue un primer tiempo muy cortado con un equipo que hizo todo el desgaste, Central, por el tempranero gol en contra y otro que trató siempre de refugiarse mientras esperaba la oportunidad de acertar una contra.

Tras el descanso, Russo mandó a la cancha a Montoya por el amonestado Ortíz y Komar reemplazó al lesionado Quintana.  Con la obligación de la doble superioridad numérica Central fue con todo en busca de la victoria y se puso arriba en el marcador tras un centro de Malcorra que Véliz mandó de cabeza a la red. El gol del delantero de la selección sub 20 fue el cuarto que hizo el Canalla de cabeza, en lo que va del torneo.

Central siguió buscando ampliar la ventaja con la pelota como cómplice principal y el rival se dedicó a guarecerse en su campo para evitar una diferencia mayor en el resultado. Cuando en el partido poco pasaba Coyote Rodríguez vio la roja por bruto y por falta de inteligencia. Allí Arsenal se animó un poco más pero no le alcanzó, igual Russo no quiso sufrir riesgos innecesarios y rearmó la línea de cuatro con el ingreso de Lucas Rodríguez además de buscar aire fresco en su equipo con el ingreso de Lo Celso por un extenuado Malcorra.  Los últimos minutos estuvieron de más y solamente sirvieron para que los hinchas ovacionaran a Véliz cuando fue reemplazo por Bianchi.

Central ganó y marcha sólido en cuanto a resultados en este inicio de certamen. Russo modificó el esquema con el que venía jugando y el triunfo se volvió a dar como contra Argentinos. Sigue con cosas para mejorar, pero el equipo le responde al entrenador desde la entrega y el sacrificio como principales virtudes.

Comentarios

10