Ciudad

Chapa de época

En un año, se desplomó un 45% el patentamiento de autos 0 kilómetro

Desde la asociación de concesionarias aseguraron que se debió a que los precios de las unidades subieron hasta un 90%. Los planes de ahorro, que habían ayudado a repuntar la actividad, también cayeron en desgracia


El mercado automotor atraviesa uno de los momentos más difíciles en los últimos años. Entre enero de 2018 y de 2019 el patentamiento de autos nuevos cayó un 45 por ciento. La baja está asociada a un aumento en el valor de los rodados nacionales que fue de entre un 80 y un 90 por ciento en promedio. También porque los planes de financiación en cuotas duplicaron su valor. Los costos provocaron que un 20 por ciento de los planes de ahorro, que en 2018 representaron el 40 por ciento de las ventas, cayeran porque las personas no pudieron pagarlos. Los descuentos que aplican algunas terminales automotrices o la extensión de la financiación aparecen como una alternativa ante un panorama desolador. Las concesionarias apuestan a revertir la situación en abril y mayo cuando los fondos de la cosecha de granos lleven mayor liquidez al mercado.

“Notamos una baja importante en enero que es el mes más importante porque se patentan los autos de los últimos meses del año anterior. Los primeros meses de 2019 son difíciles. Si bien el año arrancó con más entusiasmo no estamos ni cerca de los números deseados”, dijo a El Ciudadano, Jorge Pesado Castro, miembro del directorio de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), que reúne a los concesionarios de automotores del país.

En baja

En enero se patentaron 65 mil autos. Un año antes habían sido 120 mil. La baja de consumo y las dificultades de ahorro resintieron las ventas en un mercado afectado por la devaluación del dólar. “Las tasas elevadas de financiación complican las posibilidades de comprar autos nuevos y los cero kilómetros. Las terminales lanzan algunas promociones con tasa de cero interés hasta 24 meses, más los gastos de otorgamiento. Otras ofrecen una tasa promocional del 9 o 19 por ciento a 24 cuotas. Pese a los incentivos, la situación es difícil”, agregó Pesado Castro.

Según explicó el referente, el costo de los autos nacionales aumentó entre un 80 y un 90 por ciento en 2018 debido a que tienen muchos componentes importados y se cotizan en dólares. Para los vehículos hechos en el exterior, las terminales y las concesionarias ofrecieron descuentos cercanos a un 15 por ciento del precio en dólares para compensar la baja en las ventas.

Ni de a poco

Los planes de ahorro no escaparon a la situación general del sector automotriz. En algunos casos, las cuotas llegaron a duplicarse y muchos usuarios tuvieron que darlos de baja, no sin antes reclamar. El aumento complicó a los ahorristas y provocó que un 20 por ciento de los planes cayeran, pese a que en 2018 representaron el 40 por ciento de los pateamientos. “Las concesionarias cobran un margen sólo cuando se entregan el auto. La baja de los planes resulta en un triple perjuicio: para el ahorrista, para la terminal y para la concesionaria que no cobra nada. No es plata perdida. Cuando se agota el plan, te devuelven actualizada las cuotas que pagaste”, explicó Pesado Castro y señaló que desde Acara están en negociación con las terminales para que ofrezcan algunos incentivos para evitar aumentar las cuotas.

Reclamos en curso

Dos semanas atrás el defensor del Pueblo de Santa Fe, Raúl Lamberto se reunió con el director Nacional de Defensa del Consumidor para abordar cuestiones relativas a los planes de ahorro para la adquisición de autos cero kilómetro. De la reunión surgió que las terminales automotrices tendrán 30 días para responder el petitorio de 10 puntos realizado en base a las propuestas de la Defensoría santafesina. Uno de los más importantes: para que si las terminales hacen descuentos sobre el precio de los vehículos éstos sean trasladados a los planes de ahorro.

Desde la dirección pidieron a quienes tengan problemas que acudan a la defensoría de su jurisdicción. La idea fue sumar los casos y enviarle la información a las automotrices para que den una respuesta en menos de un mes. En la reunión también verificaron reportes de incumplimientos de parte de las concesionarias con precios de rubros por encima del valor del mercado.

La Dirección Nacional de Defensa del Consumidor tiene competencia sobre temas de publicidad engañosa, vicios de fabricación y materiales de los vehículos, incumplimiento de ofertas y de entrega de los autos, servicios de posventa y vigencia de la garantía.

“La Inspección General de Justicia (IGJ) tiene competencia sobre lo referente al contrato de ahorro previo y las cláusulas, las cuales deben estar homologadas por este organismo. También está a cargo del contrato de fiscalización al punto de partida. Y, con relación al aumento de las cuotas, la empresa administradora del plan de ahorro tendría que consensuarlo con la IGJ, lo mismo que con relación al cambio de modelo”, indicaron desde la repartición dirigida por el ex ministro de Seguridad.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios