Coronavirus, País

Relegados en Caba

“En tres semanas va a estar toda la Villa 31 contagiada, y acá somos 50 mil personas”

El Comité de Crisis explicó que la tasa de crecimiento es exponencial y responsabilizó, principalmente al gobierno porteño, al que tildó de "soberbio". Reclaman medidas urgentes


Por Tiempo Argentino

Después de la muerte de cuatro personas y con casi mil contagios, vecinos y vecinas de la Villa 31 exigieron este lunes a las autoridades, especialmente a las del Gobierno de la Ciudad, que tomen medidas urgentes para frenar el peor brote de coronavirus del país. “Queremos que Ciudad se haga cargo y empiece a actuar responsablemente. Queremos que Ciudad y Nación se dejen de pasar la pelota porque creemos que hoy se está a tiempo de parar una tragedia. Dentro de una semana, no. Esta curva exponencial nos muestra que en tres semanas va a estar toda la Villa 31 contagiada, y acá somos 50 mil personas”, dijo uno de los referentes del Comité de Crisis Villa 31 en una conferencia de prensa brindada este lunes al mediodía.

Además de resaltar los alarmantes números que crecen día a día, y de lamentar las muertes de referentes como Ramona Medina o Víctor Giracoy, el Comité de Crisis exigió una inmediata mesa de diálogo “seria y real” entre las autoridades de la Secretaría de integración Social y Urbana, el Ministerio de Desarrollo Social, Humano y Habitat, ministerio de Salud de la Ciudad y “demás ministerios nacionales competentes”.

Entre los principales reclamos, destacan que las personas con contacto estrecho con contagiados no son aislados correctamente, y quedan a la merced del virus, sobre todo ante la falta de agua para higienizarse. En ese punto, recordaron que la Ciudad es la responsable de de toda la red interna “hace años” y que Aysa es responsable hasta la entrada al barrio.

Por este motivo, entre otros, calificaron de “soberbia” a la actitud de las autoridades del gobierno que lidera Horacio Rodríguez Larreta por no hacerse cargo de la situación y no escuchar sus reclamos desde que comenzó la pandemia. Recordaron que los comedores no pueden cerrar a pesar del aislamiento porque la gente no tiene para comer, y que a pesar de haber hecho el primer reclamo oficial el 1 de abril, recién el gobierno de la Ciudad les respondió 27 días después, cuando el virus ya había ingresado, y que el operativo Detectar recién el 5 de mayo comenzó a trabajar en el barrio y por accionar del gobierno nacional. “¿Como puede ser que el gobierno de la ciudad no haya previsto nada? Les pedimos al gobierno de la Ciudad que deje de lado la soberbia y nos escuche”, se preguntaron más de una vez.

Aislamiento

“A 300 metros hay 700 viviendas vacía que deben ser acondicionadas. ¿Por qué no las acondicionan como lugares transitorios para las personas contagiadas o de contacto estrecho?”, fue otra pregunta que se hicieron, a la que, de alguna manera le encontraron una respuesta: “Hoy están privilegiando los costos políticos. Si tienen que trasladas a una familia pobre en esta situación habla muy mal de la supuesta urbanización que hicieron”. Y si esas 700 viviendas no se pueden usar, pidieron que sean trasladados a hoteles.

Además, pidieron que haya unidades móviles las 24 horas y no solo durante el horario en el que se ejecuta el Opertativo Detectar. También reclamaron asistencia alimentaria, de higiene personal y psicológica, ayuda a los comedores y merenderos y que se declare la prohibición de los desalojos.

Comentarios