Edición Impresa, Policiales

Pesado del sur

En su feudo, cayó Alexis Caminos

Uno de los hijos de Pimpi, apuntado como líder de una facción que en disputa con otra dejó una decena de muertos en los últimos siete meses, fue detenido ayer por la tarde por Gendarmería Nacional a metros de su vivienda del barrio Municipal.


Gendarmería Nacional detuvo ayer por la tarde en barrio Municipal a Alexis Caminos, uno de los hijos del asesinado ex líder de la barra de Newell’s Roberto “Pimpi” Caminos, dijeron fuentes policiales. Según esta versión, el muchacho estaba con integrantes de la barra rojinegra en el barrio donde vive cuando fue apresado por efectivos federales, ya que sobre él pesaba una orden de captura emitida por un Juzgado de Menores por un homicidio. A la vez lo esperan acusaciones por algunos de la decena de asesinatos ocurridos este año en ese sector de la ciudad en medio de una disputa entre bandas por territorio para la venta de drogas y por el paravalanchas leproso. Uno de ellos es el crimen de Mariela Miranda, ocurrido el 11 de marzo pasado, por el que será formalmente acusado mañana, dijeron voceros judiciales.

Voceros policiales dijeron que la detención de Alexis se produjo alrededor de las 18.30 de ayer a pocos metros de su casa, en Lamadrid y Alice, en el barrio que es conocido como Pimpilandia o Fuerte Caminos. Según una versión, ayer por la tarde Alexis se desplazó unos pocos centenares de metros hasta la comisaría 11ª y amenazó a los policías que estaban allí para luego retirarse. “Entonces se dio aviso a Gendarmería que lo detuvo de inmediato”, dijo un vocero del caso.

En los últimos días el nombre de Alexis se meneó en las crónicas policiales. En la mañana del pasado jueves efectivos provinciales llegaron al barrio Municipal en medio de tres allanamientos pedidos por la Fiscalía de Flagrancia que derivaron en la captura de un hombre de 54 años luego de que le hallaran una pistola en su domicilio. Fuentes del caso dijeron que buscaban armamento aunque a la vez admitieron que pretendían arrestar a Alexis, quien según diferentes fuentes no dormía en el barrio desde hace varios meses aunque era visto de manera frecuente allí. “Ayer hubo movimientos en el barrio. Alexis anduvo de acá para allá con bolsas; llevaban y traían cosas. Se ve que algo de los operativos sabía. Es increíble que la Policía no pueda encontrar a un chico que todos conocen y no se puede mover de su casa por la cantidad de enemigos que tiene”, había dicho el jueves pasado un vecino del Municipal sobre los movimientos que se habían observado un día antes y que dispararon los procedimientos.

Según las mismas fuentes, en la tarde del jueves Alexis volvió y se mezcló con sus subordinados, muchachos que con los bombos ensayaban para ir hoy al paravalanchas del Coloso, al que Alexis tiene prohibida la entrada porque figura entre los 80 nombres que están en la lista de admisión. Contó un portavoz policial: “Hubo un robo de un celular y fueron dos policías jóvenes caminando al lugar. Un pibe se les presentó: «Hola, soy Alexis Caminos, qué necesitan». Los vigis le comentaron qué pasaba y se pegaron la vuelta. Al rato apareció el celular y también los que habían robado”. Ayer por la tarde los pibes del barrio estaban otra vez con los bombos a pocos metros de la casa de Alexis cuando llegó Gendarmería, contó un vecino, que se lo llevó preso.

Alexis Caminos, dijeron voceros del caso, tenía pedido de captura desde hace algunos meses de un Juzgado de Menores 3ª, a cargo de Carolina Hernández, por el crimen de Claudio Ruiz, luego de que en marzo pasado la Cámara Penal ratificara su autoría. “Es probable que la magistrada haya decidido que el pibe no se ha resocializado y por lo tanto debe cumplir condena, que en general para los menores es de la mitad de la que le pudo corresponder en caso de cometer el delito siendo mayor”, dijo un vocero del caso.

Claudio Fernando Ruiz fue asesinado el 5 de abril de 2012 en la puerta de su departamento de Lamadrid al 98 bis, luego de discutir con un tío de Alexis, Juan Ramón Caminos, alias Rengo, quien le disparó en las piernas. Luego Alexis lo remató, según determinó la Justicia, que lo consideró responsable de homicidio agravado por uso de arma de fuego. El Rengo fue absuelto en primera instancia pero en febrero de 2015 el fallo fue revocado, por lo que se espera nueva sentencia.

En junio pasado, la fiscal Marisol Fabbro admitió a los medios que la facción que responde a Alexis y que se asienta en barrio Municipal era la principal sospechosa de algunos de los por entonces cuatro homicidios ocurridos desde marzo en esa zona, en el lindero Fonavi del Parque del Mercado y en Tablada. La funcionaria se refería al reciente crimen de María Cristina Núñez, una quiosquera ultimada en su comercio de Sánchez de Thompson 166 bis. “Es una de las versiones más fuertes que se manejan en la investigación; no se descarta ninguna. No obstante hoy por hoy esta es la principal para mí”, dijo cuando le preguntaron si el responsable había sido “un hijo de Pimpi Caminos”. Anoche, fuentes judiciales dijeron que Alexis será imputado mañana por la fiscal Fabbro por el crimen de Mariela Miranda, asesinada el 11 de marzo en Uriburu y Ayacucho. La víctima era mujer de Jorge Funes, considerado uno de los referentes de la facción contraria a la del Municipal.

Las disputas entre ambos bandos dejaron una decena de muertos desde marzo pasado. Los últimos fueron Alberto “Cachi” Ruiz Díaz, ultimado cuando jugaba al fútbol en barrio Municipal el 2 de octubre pasado, mientras que horas después desde el mismo Ford Focus blanco del que partieron las balas que mataron a Cachi ultimaron en Montevideo y Mitre a Walter Mena. Un tercer crimen ocurrido en esas horas, el de Érica Reynoso en zona sudoeste, también pudo estar vinculado con esta saga, según investigadores.

Comentarios