Ciudad

Nación dejó de enviar

En Santa Fe ya no quedan por este año vacunas de meningococo

La ministra de Salud de la provincia, Andrea Uboldi, señaló que no hay dosis y que hasta febrero no habrá novedades sobre la reposición


El meningococo es una bacteria que provoca enfermedades graves como la meningitis.

La ministra de Salud de Santa Fe, Andrea Uboldi, señaló que no hay dosis de la vacuna contra el meningococo en la provincia y hasta febrero no habrá novedades sobre la reposición.

“Seguimos en la misma situación que venimos denunciando. Nación envió una nota de posibilidad de regularización en la entrega de la vacuna recién para el mes de febrero. La provisión está discontinuada. No hay dosis suficientes desde hace un tiempo”, señaló Uboldi en diálogo con este medio.

Luego recordó que por la falta de dosis, a mediados de 2018, se dejó de aplicar en niños de 11 años.

La médica infectóloga comentó que desde su ministerio envió una nota formal a la Secretaría de Salud de la Nación para “poder tener una idea de cuándo se va a regularizar la situación”, y volvió a remarcar que “hasta la fecha estamos sin dosis en la mayoría de la provincia”.

La respuesta que recibió fue un comunicado donde Nación anticipa que “el proceso para disponer del stock necesario y completar la operación de reposición de la estrategia, se estaría cumpliendo el día 15 de febrero de 2019”.

“Se pone de resalto el compromiso de esta Secretaría de Salud y Desarrollo Social de la Nación en dar cumplimiento a la política pública de inmunizaciones”, concluye el documento enviado por el gobierno nacional.

El meningococo es una bacteria que provoca enfermedades graves como la meningitis (inflamación de la membrana que cubre el cerebro) y sepsis (infección generalizada), con consecuencias fatales o secuelas neurológicas irreversibles (pérdida de audición, discapacidad neurológica, amputaciones, entre otras).

Los niños menores de 1 año constituyen el grupo más vulnerable, mientras que los adolescentes y adultos pueden ser portadores del germen y transmitirlo a los lactantes y niños pequeños con mayor riesgo de enfermar.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios