Coronavirus, Región

Cuidado con el descontrol

En Santa Fe estiman que se acerca un pico de contagios y ponen el foco en las reuniones afectivas

La aceleración de casos complica la investigación de los nexos epidemiológicos y el aislamiento de contactos. El Ministerio de Salud mira con detenimiento las cifras diarias de covid-19. Hay preocupación por las violaciones a las normas de protección sanitaria. Los tiempos se acortan


La ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, advirtió este miércoles que la curva de contagios por covid-19 continúa en ascenso en el distrito y recalcó que su cartera está “muy atenta” a las cifras porque, de acuerdo a lo evaluado, entre estos días y el 15 de agosto se espera un incremento relevante de casos: el famoso pico. Además de tensionar el sistema sanitario público, el cuadro epidemiológico se complica así porque ante mayor número de infectados se dificulta el rastreo de los nexos para poder aislar a los contactos estrechos. Una preocupación central, en esta saga dinámica, son ahora las llamadas reuniones afectivas, que de acuerdo a los registros es la principal fuente de transporte del virus a partir de un caso índice importado de otro distrito.

En la provincia se confirmaron este martes 30 casos, 16 de ellos en Rosario. Martorano recordó que en todos ellos se elabora un mapa de los contactos estrechos y se rastrean los nexos epidemiológicos. Pero advirtió: cuando se incrementan los infectados, ese trabajo para aislar a potenciales contagiados se hace más difícil.

“Cada vez se hace más complicado por la cantidad de casos. De los 16 de Rosario, a dos ya se les encontró el nexo”, destacó. y siguió en la misma línea. “Cuando empiezan a acelerarse, y eso lo hablamos con Nación, hay un momento en que podés perder el nexo para hacer el aislamiento en tiempo y forma”.

La ministra insistió en la metodología de recuentos, que a veces produce discordancias entre las cifras nacionales y provinciales. El corte de los datos –repitió– se hace a las cinco de la tarde. “Mucho de lo que se va a informar en el día ya está estudiado”, mencionó. Y volvió sobre lo mismo: “Se está acelerando mucho la curva”.

martorano recordó que un factor de riesgo en esta fase cinco de la cuarentena con apertura de actividades cercana al 90 por ciento son las fiestas y las reuniones familiares, en las que ya se detectaron numerosas violaciones a las reglas sanitarias que, por la imposibilidad de vigilancia estatal, quedan bajo la responsabilidad central de los ciudadanos.

El gobernador Omar Perotti apoyó ese eje este mismo miércoles en una entrevista con Aire de Santa Fe. Advirtió que se analiza la posibilidad de dar marcha atrás con las autorizaciones de los encuentros afectivos porque ante la falta de cuidados empezaron a convertirse en un preocupante foco de contagios. “Por qué esperar hasta tener números más altos de coronavirus”, lanzó a modo de advertencia el mandatario.

Martorano hizo eje también en la realidad interconectada del país. Evaluó que la reapertura en el Área Metropolitana de Buenos Aires, que evalúan los gobiernos de la provincia y la ciudad homónimas, puede tener consecuencias negativas para Santa Fe. Casi todos los nexos epidemiológicos de los casos en la bota remiten a ese continuo urbano del territorio porteño y municipios bonaerenses.

 

Comentarios