Ciudad

Sin créditos, imposible

En Rosario la venta de inmuebles bajó 17% entre 2018 y 2019

Según el Registro de la Propiedad de Santa Fe, las operaciones en la provincia cayeron un 15 por ciento en el interanual, pero en la ciudad corredores inmobiliarios estimaron que la merma fue mayor. Algunos hablaron de un 25% menos


En los primeros seis meses de 2019 las ventas de inmuebles en Santa Fe bajaron un 15 por ciento en relación con el año pasado. En Rosario, la merma fue mayor y golpeó al sector en un 17 por ciento. Los datos surgen del Registro de la Propiedad del gobierno santafesino, según el cual se oficializaron 45.026 escrituras hasta junio mientras que en 2018 habían sido 53.006.

El informe atribuye el estancamiento del sector a la baja de créditos hipotecarios que para el primer semestre del año fue de un 58 por ciento a nivel provincial. Desde la Corporación de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Ceir) coincidieron con el panorama y dijeron que la baja fue aún mayor: un 25 por ciento.

“El año pasado fue muy malo y lo arrastró a este primer semestre, donde hubo una leve recuperación recién en el último mes y medio. Estimamos que la baja en las ventas fue de entre un 20 y un 25 por ciento”, señaló Diego Aguilo, presidente de Ceir, a El Ciudadano.

Según informaron desde el registro de la propiedad, las operaciones por créditos hipotecarios bajaron un 58 por ciento en Santa Fe y un 70 por ciento en Rosario. De las ventas hechas durante el primer semestre sólo el 9 por ciento fueron a través de créditos. En 2018 habían sido el 18 por ciento de las operaciones.

“El crédito hipotecario desapareció en abril del 2018 con la devaluación del peso y el aumento en las cuotas de los créditos UVA. Complicó la situación de potenciales clientes que, al no tener el dinero en mano, solicitaban un crédito. Al no haber ninguno, bajó la demanda. Esa merma impactó en el valor de venta, donde hubo un descenso en relación con el año pasado”, agregó Aguilo. También agregó como dato que Puerto Norte los inmuebles bajaron su valor en dólares entre un 10 y un 15 por ciento.

Aguilo aseguró que desde 2018 la oferta de inmuebles listos para habitar se mantuvo estable. Sí aumentaron las unidades en construcción con promesa de entrega para fin de año o para 2010. Esas están destinadas mayormente a inversores. “Quien quiere vender espera, salvo que necesite el dinero por una urgencia. Lo mismo pasa con quien quiere comprar. Esperan ver cómo van a transitar los próximos seis meses por la variación del dólar y las elecciones nacionales. El único que compra es el inversor que aprovecha la oportunidad”, señaló.

Poco repunte

Aguilo dijo que desde hace dos meses notaron un leve incremento en la cantidad de consultas en las inmobiliarias. También bajó el tiempo de espera entre la consulta y la operación. El mayor avance fue en las unidades chicas y en los locales comerciales de la zona centro donde notaron una leve alza en la ocupación. “Hay mejores expectativas. Hubo una flexibilización en las condiciones del mercado y en la modalidad de pago. El propietario está más dispuesto para escuchar una oferta y el comprador a tomar algún riesgo. Aceptan garantías fuera de Rosario. El repunte es incipiente, pero aún no salimos de una situación no grata”, concluyó.

Cae precio de viviendas: cuáles son los barrios más caros y baratos de Rosario

Comentarios