Mundo

Ataque en un campo de refugiados

En medio de un bombardeo israelí, murió un ex ministro palestino en la Franja de Gaza

Yusef Salama era considerado próximo a Al Fatah, el partido que gobierna Cisjordania y encabezado por el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, fue ministro entre febrero de 2005 y marzo de 2006


El exministro de Asuntos Religiosos de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), el predicador de la mezquita de Al Aqsa, Yousef Salama, murió en un bombardeo israelí contra un campo de refugiados de la Franja de Gaza, informó el Ministerio de Salud del enclave controlado por el movimiento islamista palestino Hamas.

Yusef Salama, de 68 años, falleció en su casa durante un bombardeo en el campo de refugiados de Maghazi, en el centro de la Franja de Gaza, precisó la cartera, según información citada por la agencia de noticias AFP.

Considerado próximo a Al Fatah, el partido que gobierna Cisjordania y encabezado por el presidente de la ANP, Mahmud Abbas, Yusef Salama fue ministro entre febrero de 2005 y marzo de 2006.

También había oficiado como predicador en las oraciones de los viernes en la Explanada de las Mezquitas, en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Salama se encontraba en su casa en el campamento de refugiados de Al Maghazi en el centro de Franja de Gaza cuando aviones de combate israeles bombardearon la zona Foto AFP
Salama se encontraba en su casa en el campamento de refugiados de Al Maghazi, en el centro de Franja de Gaza, cuando aviones de combate israelíes bombardearon la zona / Foto: AFP.

Salama se encontraba en su casa en el campamento de refugiados de Al Maghazi, en el centro de Franja de Gaza, cuando aviones de combate israelíes bombardearon la zona, según la agencia de noticias palestina Wafa.

Foto AFP

Netanyahu defendió la “moralidad” de la “guerra defensiva”

 

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó que la “guerra defensiva” que libra el Ejército israelí en la Franja de Gaza contra el movimiento islamista palestino Hamas es de una “moralidad sin igual”, después de que Sudáfrica acusara al país de “actos de genocidio” ante la Corte Internacional de Justicia.

“Continuaremos nuestra guerra defensiva, que es de una justicia y moralidad sin igual”, declaró Netanyahu al inicio de una reunión de gabinete en Tel Aviv, según declaraciones que reproduce la agencia de noticias AFP.

El Ejército “hace cuanto puede para evitar herir a civiles, en tanto Hamas hace cuanto puede para perjudicarlos y los utiliza como escudos humanos”, agregó el premier.

La guerra en la Franja de Gaza comenzó con los ataques de Hamas del 7 de octubre contra Israel, donde mató a unas 1.200 personas, en su mayoría civiles, además de tomar 240 rehenes -entre ellos una veintena de argentinos-, de los que alrededor de la mitad continúan en cautiverio.

En respuesta, el Ejército israelí lanzó una campaña de ataques aéreos y terrestres contra el enclave palestino, causando la muerte de al menos 21.800 palestinos, la mayoría de ellos mujeres y niños, y más de 55.200 heridos, según el balance difundido hoy por el Ministerio de Salud del territorio, controlado por Hamas.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), órgano judicial principal de Naciones Unidas, anunció el viernes que Sudáfrica presentó una solicitud en la que acusa a Israel de participar en “actos de genocidio contra el pueblo palestino en Gaza”.

“No, Sudáfrica, no somos nosotros quienes vinimos a perpetrar un genocidio, es Hamas. Nos mataría si pudiera”, respondió hoy Netanyahu y acusó al país africano, que anteriormente anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Israel, de difundir “mentiras”.

Comentarios