País

47 casos en dos meses

En lo que va de 2018 contaron un femicidio cada 30 horas

En el lapso considerado, se tiene 1,1 crimen de género por millón de habitantes promedio en el país. En Santa Fe, la relación es mayor: 1,8. Buenos Aires ostenta 0,8, y Córdoba, 0,6. El 86 por ciento de los victimarios pertenece al círculo íntimo de las mujeres asesinadas


El movimiento Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá) contabilizó 47 femicidios en los dos primeros meses de 2018 en todo el territorio nacional. Esto se traduce en una víctima cada 30 horas, un promedio similar al registrado por la misma organización a lo largo de todo 2017. En las cifras absolutas, además, la provincia de Buenos Aires figura a la cabeza con 14 casos, seguida por Santa Fe con 4. Pero teniendo en cuenta la relación con la población de cada distrito, se tiene en todo el país, en el lapso considerado, 1,1 crímenes de género por millón de habitantes. Santa Fe se posiciona por encima de ese promedio, con 1,8, aunque lejos de los más dramáticos como, por ejemplo, el de Neuquén, con 6,6 femicidios por millón de habitantes.

Otro dato que ofrece Mumalá apunta a las fallas de la Justicia y el Estado en general respecto de la prevención: el 20 por ciento de las víctimas había realizado denuncias antes de ser asesinadas y, entre ellas, el 17 por ciento contaba con medidas de protección dictadas por algún magistrado.

Los 47 casos de femicidio relevados en los primeros 59 días de 2018 incluyen seis crímenes vinculados (personas que estaban presentes durante el hecho o tenían un vínculo familiar o afectivo con la mujer asesinada). De ellos, tres víctimas fueron mujeres y niñas, y otros tantos, hombres y niños. Otros tres hechos, por último, califican como travesticidios.

Al analizar el vínculo entre la mujer y su victimario, Mumalá destaca en su relevamiento que la gran mayoría de los hechos fueron cometidos por hombres del círculo íntimo y conocidos de la víctima (86%), con un bajo 7% perpetrado por extraños. Del restante 7% no tiene datos para clasificarlo.

Por territorio

La provincia de Buenos Aires es otra vez el territorio en el que se detectó la mayor parte de los episodios, consecuencia de ser el distrito más poblado de la Argentina. En estos dos meses, fueron allí 14, es decir el 30% del total.

Siguen Santa Fe (6 casos), Mendoza, Tucumán y Neuquén (4 en cada provincia), Corrientes (3), Córdoba y Jujuy (2); Capital Federal, Salta, Chaco, Chubut, Misiones, Formosa, San Luis y La Rioja (1).

Mumalá no contabilizó femicidios en Entre Ríos, Santiago del Estero, Santa Cruz, San Juan, Río Negro, Catamarca, Tierra del Fuego y La Pampa.

 

Por cantidad de habitantes

Si se ponen en relación los casos con la población del distrito donde ocurren, el promedio nacional arroja, en los primeros dos meses de este año, 1,1 femicidios por millón de habitantes. La provincia de Buenos Aires, entonces, queda por debajo de esa media con 0,8 casos, y Santa Fe por encima con 1,8. Córdoba figura con 0,6. Neuquén se destaca porque a pesar de los menores casos absolutos (4), el ratio por número de habitantes salta a 6,6. Otras jurisdicciones también ofrecen datos preocupantes:  en Tucumán se dieron 2,5 femicidios por millón de habitantes, y en Mendoza, 2,1.

 

Las otras víctimas: los niños

El relevamiento, del que se hace eco Diario Popular, destaca que el 52% de las mujeres asesinadas eran madres. Como consecuencia, 58 niños y niñas quedaron huérfanos producto de estos 47 femicidios.

Entre las víctimas, el 48% convivía con su agresor y un 2% trabajaba como prostituta.

A su vez, analizando la franja etaria, el 21% eran jóvenes de entre 15 y 25 años. De ellas, el 9% resultaron violadas y abusadas, mientras que el 21% estuvieron desaparecidas.

En contraposición, más de la mitad de los agresores tiene entre 19 y 40 años (60% del total).

 

Suicidios

Otra cuestión que resalta de los femicidas es que el 17% optó por suicidarse, mientras que el 5% pertenecía a fuerzas de seguridad.

Con respecto al episodio en sí, el lugar más común fue la vivienda de la víctima, donde se perpetraron un 64% de los femicidios, seguido por la vía pública (27%).

Con menor incidencia aparecen el puesto de trabajo de la víctima (5%), el puesto de trabajo del agresor (2%) y la vivienda de un familiar (2%).

En tanto, la modalidad más común utilizada por los asesinos fue con arma blanca (34%), seguida por los golpes (25%), armas de fuego (16%), asfixia (14%) y quemaduras (7%), con un 2% sin datos.

 

Justicia invisible

Raquel Vivanco, coordinadora nacional de MuMaLá analizó estos datos y lamentó que “sigue sin garantizarse el acceso a la Justicia a las mujeres que decidieron denunciar y pedir ayuda”.

“Observamos con preocupación que el 20% de las víctimas había realizado denuncias previas, de las cuales el 17% tenía medidas de protección dictadas por la Justicia, lo que indica que todos estos femicidios podrían haberse evitado”, apuntó la también presidenta del Observatorio NiUnaMenos.

“Por ello denunciamos la falta de políticas públicas que garanticen la protección de las mujeres y brinden asistencia integral”, sentenció Vivanco.

Incluso, desde MuMaLá denunciaron “la falta de prioridad política asumida por el gobierno nacional y los provinciales”.

“El presupuesto asignado al Instituto Nacional de las Mujeres (Inam) para el corriente año representa tan solo el 0.007% del presupuesto total, lo que equivale a $5 por mujer en el 2018 para erradicar la violencia machista que se cobra la vida de una mujer cada 30 horas en Argentina”, detallaron en el informe, en el que también anticiparon su adhesión al paro de este jueves, en el marco del Día Internacional de las mujeres trabajadoras.

Si te gustó esta nota, compartila