Edición Impresa, Política

A domicilio laboral

En la Uocra, la salud sale al encuentro de los trabajadores

La seccional Rosario incorporó una unidad móvil que recorre las obras con múltiples servicios sanitarios y preventivos.


Uocra Rosario incorporó una nueva unidad móvil para llevar a los trabajadores constructores de la región las prestaciones sanitarias y las acciones preventivas a las propias obras donde se emplean. Esta iniciativa se enmarca en la transformación que la gestión de Carlos Vergara lleva adelante desde que asumió la conducción local del gremio.

Se trata de una Fiat Ducato cero kilómetro que fue equipada en su interior con un completo instrumental médico con el que ya fue puesta a recorrer, con profesionales de Ospecon-Construir Salud, las obras de Rosario y la región con el objetivo de brindar asistencia al trabajador constructor sin que tenga necesidad de trasladarse.

Estos consultorios móviles cubren el radio de influencia de la Seccional Rosario de Uocra, que abarca la zona del cordón industrial con sede en San Lorenzo, y la zona de las delegaciones Cañada de Gómez y El Trébol.

Los puestos móviles sanitarios llevan periódicamente a las obras servicios tales como control de presión, de peso, de glicemia, de enfermedades crónicas no transmisibles o aplicaciones de vacunas. Los mismos también son utilizados para brindar charlas sobre prevención e impartir cursos in situ sobre las distintas patologías que suelen padecer los trabajadores.

“Esto es una muestra concreta del rol protagónico que le damos a la obra social para resguardar el bienestar de los trabajadores constructores y sus familias. Al igual que nuestro conductor nacional, Gerardo Martínez, creemos que es fundamental recorrer el territorio, tener presencia en las obras, para dar respuestas satisfactorias”, manifestó el secretario general de Uocra Rosario, Carlos Vergara.

El dirigente destacó que este tipo de acciones va de la mano con el objetivo trazado con la reciente disposición de poner a la seccional San Lorenzo bajo dependencia de Uocra Rosario, que es focalizar las acciones y los recursos en apoyo de la estructura de ambas jurisdicciones.

En este sentido, la apuesta es potenciar los logros conseguidos desde que Vergara asumió seis años atrás la conducción del gremio en la región. En materia de salud, las mejoras introducidas por su equipo de trabajo se materializaron en una acción coordinada entre el sindicato y la obra social (Ospecon-Construir Salud), ampliar la planta de profesionales y el número de prestaciones médicas, y realizar una fuerte inversión en mejoras edilicias y recursos materiales.

Un camino de recuperación

Un valor agregado de la obra social de Uocra respecto a la de otros gremios, y que la gestión Vergara profundizó en las seccionales locales, es la implementación de un modelo de medicina familiar. Este concepto se apoya en el rol del médico generalista para una atención personalizada del grupo familiar con un amplio conocimiento del historial clínico de todos sus integrantes. Más del 70 por ciento de las patologías pueden ser resueltas por este profesional, que procede con una mirada integral para, en caso de ser necesario, derivar a otras especialidades.

Actualmente se realizan 2.400 consultas en el Centro Médico de Atención Primaria (Cemap) de San Lorenzo y unas 4.700 por mes en el de Rosario en forma ágil y sencilla, una modalidad de trabajo que puso fin a la burocracia que caracterizaba a gestiones anteriores.

En los últimos años se avanzó notablemente en la suscripción de convenios con la provincia y el dictado de talleres con delegados para capacitarlos en la prevención de adicciones y en actividades extra-asistenciales sobre problemáticas tales como las adicciones, el dengue o de concientización sobre la importancia de la lactancia materna.

Por otra parte, se dispuso de centros de vacunación para los afiliados que se encuentran integrados a la red del sistema provincial de vacunas y al que se puede acceder on line para su consulta.

El plantel de los Cemap creció en lo administrativo, enfermería y de profesionales médicos. A la par, se realizaron mejoras edilicias y los consultorios fueron acondicionados y equipados con tecnología de última generación.

Los logros conseguidos en estos años produjeron un notable aumento en las consultas y las afiliaciones, y una mejora significativa en la prestación de servicios. El crecimiento en calidad y cantidad de las prestaciones médicas se constata tanto en los centros médicos como en la presencia del gremio en las obras de construcción.

También fue eje de la gestión Vergara la permanente formación de recursos humanos en el área de salud y la disposición del gremio para residencia en medicina familiar, brindando a los nuevos profesionales la posibilidad de incorporarse a la obra social.

La creación de la escuela de Formación Profesional de Uocra en San Lorenzo (y una similar pronta a inaugurarse en Rosario) permite al gremio contar con un espacio destinado a la difusión, promoción y prevención de la salud.

“Todo esto era una verdadera ruina”

—¿Qué función cumplen las unidades móviles?

—Con las unidades móviles lo que aseguramos es llegar brindar la mejor cobertura a nuestros afiliados yendo a las mismas obras donde se encuentran trabajando. De este modo vamos a las obras a controlar la presión de los trabajadores, el peso, el nivel de glicemia. También se controlan enfermedades crónicas no transmisibles o se aplican vacunas. También se usan para brindar charlas sobre prevención y dar cursos in situ sobre las distintas patologías que suelen padecer los trabajadores.

—¿Cuáles entiende que son los avances conseguidos por su gestión en materia de prestación médica?

—Los avances son muchísimos. Cuando yo asumí la normalización del gremio a pedido de Gerardo Martínez, esto era una verdadera ruina. Y la obra social no respondía como debía porque lo que reinaba era la burocracia y la desidia. Acondicionamos los centros de salud y los equipamos, agilizamos los turnos, capacitamos al personal, dispusimos un trabajo coordinado entre el gremio y la obra social, incorporamos los puestos móviles para ir a las obras con campañas y atención médica. Son innumerables los logros conseguidos en estos años.

—¿Cómo se consiguieron esos avances?

—Lo primero que hice fue conformar un equipo de colaboradores y reunir a todo el plantel de la obra social, desde médicos, a enfermeros, y administrativos para coordinar acciones concretas y comprometernos a poner a Uocra en el lugar de debía estar. Eso fue prioridad. Y desde ahí comenzamos a realizar reformas edilicias, a equipar los centros de atención, a capacitar a los delegados sobre cómo había que trabajar. Una cosa que fue sumamente importante fue detectar las demandas de los trabajadores para dar respuestas. Las mejoras comenzaron a verse en todos los niveles de la prestación que brindamos.

—¿Qué proyectos tiene el gremio para sostener estos avances?

—En principio seguir por este camino que venimos recorriendo, estando siempre atentos a las necesidades de nuestros afiliados y su grupo familiar. La idea es seguir equipándonos y mejorando la calidad de nuestros recursos humanos con más capacitación. Ahora en Rosario estamos cerca de inaugurar una escuela de formación profesional como la que ya tenemos en San Lorenzo, y que seguramente servirá para brindar capacitaciones. Todo lo que hagamos será del mismo modo como lo venimos haciendo, con sensibilidad social y en beneficio de los trabajadores y sus familias.

Comentarios