El Hincha, Fútbol

Eliminatorias Sudamericanas

En la Selección, la confianza no se mancha

Tres días nada más separan a la selección argentina de una gran final. La cita será en Quito ante Ecuador. Y de cara al trascendental partido el seleccionado se entrenó este sábado en el predio de Ezeiza y el plantel se mostró “entero en lo anímico”.


Buenos Aires: Jorge Sampaoli durante los entrenamientos. El plantel del seleccionado de fútbol argentino regresó a los entrenamientos de cara al encuentro definitorio ante Ecuador, luego de la licencia que le otorgó el cuerpo técnico ayer por la tarde. foto jose romero/ EF

Tres días nada más separan a la selección argentina de una gran final. La cita será en Quito ante Ecuador. Y de cara al trascendental partido el seleccionado se entrenó este sábado en el predio de Ezeiza y el plantel se mostró “entero en lo anímico”, con miras al encuentro que se viene de la última fecha de las Eliminatorias Sudamericanas.

En ese contexto, si bien es cierto que los números preocupan, ya que los dirigidos por Jorge Sampaoli en este momento ocupan el sexto puesto, producto de sus 25 puntos y menor cantidad de goles a favor de Perú, también con 25 pero en zona de repechaje, el plantel está entero y de buen ánimo según se observó en la práctica.

De hecho, en la concentración del viernes, Lionel Messi y Javier Mascherano, dos de los que eligieron permanecer en el predio (el resto se fue a su casa para encontrarse con su familia) se quedaron, hablaron bastante y se sienten con confianza de conseguir una victoria en la altura de Quito que les permita al menos meterse en el Repechaje ante Nueva Zelanda.

Ambos jugadores se aislaron por completo, decidieron no mirar televisión, ni consumir medios de comunicación y apenas se acercaron a ver un amistoso del seleccionado Sub 20, y se llevaron buenas impresiones de algunos de los chicos.

Previamente se interesaron en el partido en el que España, con sus compañeros del Barsa Jordi Alba, Sergio Busquets y Gerard Piqué, se clasificó para Rusia merced a una goleada sobre Albania (3-0).

Messi, quien en anteriores convocatorias había salido a pasear en los tiempos libres, eligió quedarse en el predio porque íntimamente siente que es mejor concentrarse y estar metido en lo que puede llegar a ser su último Mundial. Por su parte, el sanlorencino Mascherano también es de los que suele quedarse en el predio de Ezeiza para mirar fútbol y sobre todo a los que califica como los sucesores de las categorías juveniles.

Y ese gesto de los dos referentes más importantes del plantel (el otro sería el arquero misionero Sergio Romero) confirmó que la misión pasa por ganar en Quito y dejar atrás el camino sinuoso que se recorrió desde que el DT era Alejandro Sabella y se perdió con los alemanes la final de 2014, luego sobrevinieron tres entrenadores, desfilaron mas de 100 futbolistas y desencadenó en riesgo serio de no ir a un Mundial, algo que a la Argentina le sucedió por última vez en México 1970.

Además, el grupo en general se mostró entero en el vestuario luego del empate sin goles contra Perú, a diferencia del desánimo vivido en los pasillos del estadio Monumental cuando igualó con Venezuela (1-1), y se juramentó sumar esos ansiados tres puntos el martes en tierra ecuatoriana.

Por otra parte, en cuanto a la actividad, el plantel se entrenó en turno matutino dividido en tres grupos, por sectores del campo, y en el que trabajaron delanteros con volantes creativos se observó a Messi junto con Darío Benedetto, Marcos Acuña, Alejandro Gómez más dos sparrings, mientras que con pecheras estuvieron Ángel Di María, Mauro Icardi, Lautaro Acosta, Paulo Dybala y completaron la misma cantidad de juveniles.

La duda del entrenador pasa por reemplazar o no a Ever Banega, de floja labor, con Leandro Paredes o de incluir como lateral izquierdo a Milton Casco y subir a Walter Acuña aunque eso recién se confirmará en tierra ecuatoriana.

El plantel conducido por Sampaoli entrenará nuevamente este domingo desde 10.30 con 15 minutos abiertos a la prensa, y luego volará hacia Guayaquil, donde se quedará hasta el martes a la mañana para ir a Quito, con la única misión de ganar y cumplirle la ilusión a Messi de poder jugar su cuarto Mundial.

 

Una cuestión matemática

 

Argentina contará con posibilidades de jugar el repechaje para Rusia 2018 aún si le tocara perder el martes contra Ecuador en Quito.

En ese contexto, el equipo dirigido por Jorge Sampaoli tiene 25 puntos y una diferencia de gol de +1 (16 a favor y 15 en contra) y ocupa la sexta posición, sin una plaza para la cita mundialista del año próximo, aunque Perú cuenta con las mismas unidades e idéntica diferencia de gol aunque marcó más (26 a favor y 25 en contra).

En consecuencia, si Argentina perdiera con Ecuador por una cantidad de goles menor a la de los peruanos frente a Colombia (26), y Paraguay (24 y -5) cae o empata con Venezuela (9) en Asunción, se garantizará el repechaje contra Nueva Zelanda.

Lo cierto es que la combinación es la más complicada, por eso en caso de sumar los tres puntos en la altura de Quito, en el partido a jugarse en el estadio Olímpico Atahualpa, se meterá en el repechaje, y si Perú y Colombia empatan, o hay un vencedor y Chile (26) tropieza o queda en tablas en su visita a Brasil (38), sacará boleto directo a Rusia.

Además, si Argentina se lleva una unidad, Chile pierde y Perú y Paraguay no ganan, irá al Repechaje contra Nueva Zelanda; si los trasandinos e incaicos sucumben y los paraguayos dividen puntos, se clasificará como cuarto.

 

Todas las combinaciones posibles

 

Repechaje

Argentina pierde por menor diferencia de goles que Perú y Paraguay no vence a Venezuela.

Argentina, Colombia y Chile ganan.

Argentina gana, Perú lo hace por igual o más tantos y Chile repite resultado.

Argentina empata, Chile pierde por dos goles o más y Perú cae.

Argentina empata, Chile y Colombia pierden por dos goles o más.

 

Directo

Argentina y Perú o Colombia ganan y Chile pierde o empata.

Argentina y Chile ganan y Perú y Colombia empatan.