Ciudad, Edición Impresa, Últimas

En la Martin colapsó el aire acondicionado

Ya estaba en proceso la licitación para reparar el equipo ahora inutilizado.

El calor no da tregua y un importante sector de la Maternidad Martin está sin aire acondicionado a raíz de la rotura del sistema central que provee refrigeración al edificio ubicado en San Luis y Moreno. El inconveniente se sufre principalmente en un grupo de salas de preparto, en la zona de admisión médica, en oficinas administrativas y en algunas de las salas de internación. A raíz de esto, la dirección del centro de salud permite el ingreso de los pacientes con sus propios ventiladores. Para evitar inconvenientes, se están brindando cuidados extras a las mamás allí internadas principalmente vigilando su correcta hidratación y el estado sanitario de los bebés.

La directora del centro de salud, Silvia Carbognani, sostuvo que el problema “es serio en el sentido que hace muchísimo calor”. “El área donde está fallando el equipo de aire acondicionado es donde da a la calle interna y es un lugar donde da el sol prácticamente de frente en ese sector. Nosotros lo único que estamos pudiendo agregar en ese sector son equipos de ventiladores porque intentamos refrigerar con los aires individuales pero eso no arrojó ningún éxito. Los equipos ubicados en el sexto piso de Neonatología, los que están en los dos quirófanos y las cuatro salas de parto no son suficientes para todo el sector porque no estaban diseñados para pequeños espacios”, indicó.

“Las madres pueden traer su propio ventilador. En la parte de internación las habitaciones tienen sus ventiladores, pero hay tres camas y hay un ventilador por habitación. O sea que en algún caso se puede colocar algún ventilador extra”, agregó.

La directora recordó que hay un equipo con problemas que “no es muy viejo” pero que el sistema central tiene diez años y es el que presenta mayores inconvenientes. “Con ese estamos en un proceso licitatorio para la reparación. Es un proceso prolongado. Administrativamente está terminando ahora y que lleva alrededor de seis meses. La idea nuestra es solicitar que esto se repare cuanto antes, pero los tiempos administrativos no dependen de nosotros. Estamos hablando de un costo de alrededor de 400 mil pesos”, indicó. “En principio nosotros estamos llevando adelante la mayor cantidad de resguardos posibles en cuanto a que las pacientes estén hidratadas, estén lo más frescas posibles, se dan baños a los bebés, tratamos de mantener las condiciones, no ideales, pero las mejores de atención posibles. Todas las maternidades de Rosario están en una situación similar a la nuestra, al menos las públicas. Ninguna tiene equipos como para dar satisfacción en todas las áreas”, finalizó.

Comentarios