Coronavirus, Mundo

Pandemia en España

En la Junta de Galicia se cansaron: como no pueden mantener la distancia, prohíben fumar en público

"Espero que no tengan que volver a ver cajas de madera para ver que el virus sigue ahí", advirtió el presidente de la Xunta de la comunidad autónoma española, Alberto Núñez Feijóo, enojado por la relajación de los cuidados y la violación de las normas de contención del covid


La Xunta de Galicia preparaba este miércoles la redacción de una norma que prohíbe fumar mientras se camina por la calle o en lugares públicos siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad: cuando quitarse el barbijo para pitar un cigarrillo implica riesgo de contagio.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, anunció la medida tras la reunión del comité clínico de expertos constituido en la comunidad para el seguimiento y control de la pandemia del coronavirus. El funcionario aclaró que están realizando consultas para redactar la norma, que se publicará este mismo miércoles en el Diario Oficial. La idea es que comience a regir desde este jueves 13 de agosto y que será de aplicación en toda la comunidad autónoma del noroeste de España.

El mandatario gallego explicó que se impuso la necesidad de la prohibición porque los expertos consideran que el humo del tabaco es “un factor de difusión” del virus y que hay riesgo de contaminación asociado a esta conducta: implica sacarse el barbijo en espacios en los que no siempre se puede mantener la distancia social de seguridad para minimizar la posibilidad de contagio por covid-19.

El comité clínico de expertos también analizó en esta última reunión la evolución de la expansión del virus en el área sanitaria de A Coruña, donde desde el viernes pasado hay restricciones tras detectarse un aumento exponencial del número de casos.

Contra la “relajación”

En Galicia hay este miércoles 827 casos activos y 463 se contabilizan en el área sanitaria de A Coruña, esto es, el 56% de los positivos totales de la comunidad. La tasa de contagios en Galicia es de 23,52 por 100.000 habitantes y en A Coruña sube a 92. Igual, sigue por debajo de la media española, que es de 94,60.

La Xunta descartó el regreso de restricciones duras, pero mantendrá otros siete días el cierre de las actividades recreativas masivas y de espectáculos nocturnas y la prohibición de fiestas, además de mantener en un 50% la capacidad máxima de ocupación para bares y restoranes, y el cierre de los hospedajes a la una de la madrugada.

También se restringirá las visitas de familiares y acompañantes de personas hospitalizadas y se aumentará el rastreo de contactos con 1.200 test PCR diarios.

Feijóo alertó de que se ha detectado una “enorme relajación” en el cumplimiento de las normas y se ha mostrado muy duro con el comportamiento de una parte de la población, la más joven.

Cajas de madera

“Espero que no tengan que volver a ver cajas de madera para ver que el virus sigue ahí”, advirtió sin eufemismos el jefe político gallego, quien reiteró un llamamiento a la ciudadanía para que cumpla las normas y a los ayuntamientos y la Delegación del Gobierno para que la policía local y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad aumenten los controles.

El presidente gallego ha advertido de que se ha detectado un cambio de tendencia en la edad media de los pacientes, pues el 80% son menores de 60 años y la tasa más elevada de contagios se detecta en la población de entre 20 y 40 años.

Comentarios