Edición Impresa, Gremiales

dos millones de expedientes quemados

Sindicato sospecha de los incendios en la Ansés de San Martín y en Rosario


“Casualmente cuando este gobierno asumió, en abril del 2016, se incendió el archivo San Martín y ahora, otra casualidad, se incendió, también de madrugada el edificio más importante de Ansés (Administración Nacional de Seguridad Social) del interior del país. Yo no creo en tantas casualidades”.  Así comenzó Leonardo Fabre, secretario general de Apops, el acto realizado en Sarmiento y Rioja el miércoles pasado. La referencia de Fabre es al siniestro que sufrió el archivo general de la institución ubicado en el partido bonaerense de San Martín. El fuego destruyó allí cerca de dos millones de expedientes previsionales en formato papel.

“Yo desconfío de este gobierno neoliberal, su natural codicia pretende quedarse con los recursos públicos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, donde hay mas de 50.000 millones de dólares, más plata que en el Banco Central”, remarcó Fabre.

Dos millones de expedientes en papel quemados

En efecto, el 17 de abril de 2016 un vasto incendio destruyó dos millones de expedientes, aunque desde el organismo estatal señalan que la pérdida alcanzó a 1,2 millón sobre un total de 24 millones de expedientes.

La interpretación gremial pone en relación los incendios y la significativa masa de dinero acumulada para apuntar a que el gobierno de Cambiemos pretende la “liquidación” del sistema previsional estatal y solidario.

Como sea, argumentos no faltan: Fabre señaló a El Ciudadano que “nada de es casual o espontáneo, es parte de un plan bien armado”.

“Ellos están triunfado, están haciendo lo que vieron hacer. Y nosotros, los trabajadores, vamos resistir como los 90, por que este gobierno es enemigo de los trabajadores”, agregó el gremialista.

Otro dato llamativo es el cierre por más de un mes de la principal dependencia de la Ansés en Rosario. Referentes sindicales del sector dudan de la información brindada por el jefe regional del organismo federal en el Litoral (Santa Fe y Entre Ríos), Sebastián Mastropaolo: “Estimamos que para fines de agosto el edificio estará reparado”,dijo el funcionario tras el incendio del 15 de junio pasado. Y reconoció la existencia de “demoras con los turnos otorgados” que la Ansés intenta canalizar a través de otras sucursales y unidades móviles.

Sin embargo, fuentes gremiales aseguran que sólo un tercio de los más de 200 trabajadores de la sede de Sarmiento y Rioja pueden actualmente cumplir con sus tareas y de manera muy “precaria”.

Parece hecho a propósito

En efecto, el servicio jurídico está virtualmente suspendido, a la unidad telefónica se le asignaron tareas de capacitación y casi el 50 por ciento del tráfico fue transferido a la empresa de call center Atento Argentina SA.

Finalmente, queda el personal específico de atención al público, que está distribuido en las otras tres sedes de Rosario: Rosario IV (Mendoza 948), Rosario Norte (avenida Alberdi 651 bis) y Rosario Oeste (avenida Provincias Unidas 571).

Doble drama: desde el gremio Apops plantearon que “a la difícil situación laboral” de los trabajadores hay que sumarle “la angustiante realidad de los abuelos y de jóvenes madres que tramitan la Asignación Universal por Hijo”. Y plantaron las sospechas: “Parece hecho a propósito”.

Comentarios