Ciudad, Edición Impresa

“En gestión cultural se hizo mucho y bien durante mucho tiempo”

Por Laura Hintze.- Turismo, noche y equilibrio: las principales ideas que volcaron Anita Martínez, Roy López Molina y Carlos Cardozo en ClubdeFun.


pro

La penúltima jornada del ciclo de debate Políticas Culturales para Rosario, organizado por la revista ClubdeFun, estuvo comandada por los candidatos del PRO, Ana Laura Martínez –más conocida como Anita– y Carlos Cardozo. Fue quizás el encuentro menos crítico a la gestión del socialismo y el más cercano al público del bar. Se habló de todo, hubo chistes, guiños, propuestas y, claro, definiciones políticas. Uno de los ejes más interesantes fue el de la normativa de la noche, toda una cuestión para jóvenes y no tanto que poco se tocó en los debates anteriores. Además se puso especial énfasis en la perspectiva turística de la cultura. Políticas Culturales para Rosario culminará este martes a las 19 en Sarmiento 384 con la presencia del primer candidato a concejal del socialismo, el ministro de Salud Miguel Ángel Cappiello.

El encuentro del martes pasado arrancó tarde, pasadas las 19.30. Como todas las jornadas de debate (tal vez la única excepción fue la charla de Juan Monteverde de Giros y el candidato kirchnerista Sebastián Artola) al bar se acercaron militantes. Unos pocos curiosos, interesados y periodistas, el resto era la juventud que acompaña a los candidatos. Como todas las jornadas, se propuso, se habló de qué es la cultura, qué falta, qué está bien, qué es un desastre. Y como en cada jornada hubo un ingrediente que los diferenció de los otros.

El debate protagonizado por el PRO tuvo dos condimentos especiales. Como nunca, fue una charla con esos pocos curiosos, interesados y periodistas. Se logró un ambiente íntimo, donde no sólo hubo preguntas y respuestas del público a los candidatos, sino también hubo propuestas del público, refutaciones, incluso la posibilidad de “sentarse más tranquilos a tomar algo y seguir charlando”. Pero además, fue la crítica más liviana que se le hizo al socialismo en lo que va de este mes de encuentro y debate político cultural.

“Como en cada área de gobierno, nuestro criterio tiene que ver con que no podemos pensar el Estado como barajar y dar de nuevo cada cuatro años. En gestión cultural, en Rosario se hizo mucho y bien durante mucho tiempo. Hoy vemos que, quizás por una distorsión, hay cosas que tienen que sostenerse por la provincia. Y que muchas otras actividades y organismos necesitan un retoque. Además, aunque el presupuesto municipal destinado a cultura no hay variado, cada año se gasta más en aparato burocrático y menos en promoción de cultura. Menos en un club, una vecinal”, resumió el candidato, segundo en la lista del PRO, Carlos Cardozo.

La dicotomía entre cultura en los barrios y cultura en el centro volvió a salir a flote, como cada martes. “No apuntamos sólo a que Rosario esté más unida y más segura, sino también más equilibrada”, señaló Anita Martínez. “El movimiento cultural en los barrios es desconocido para nosotros, pero muy valioso para el barrio. Rosario también puede ser más turística ahí, si se apuntala con producción, con criterio, si se interviene. Hay ferias enormes en Rosario, no sólo la de bulevar Oroño. Miles de familias viven de ellas y ellos quieren poder vivir de eso, ser parte de una organización. ¿Por qué no trasladar las ideas que funcionan a todos los rincones? Cada rincón de la ciudad tiene que tener su paseo comercial acorde a lo que las familias necesitan y la gente pide. Sino Rosario va a ser turística en un sector, pero la ciudad está enorme y tiene que pensarse como región”.

Anita Martínez habló de la cultura como un aspecto fundamental de la sociedad. “La cultura es todo, hasta amasar una pasta los domingos en casa”. Para ella, las políticas culturales se piensan a través del equilibrio y la inclusión: hay que pensar una cultura a las órdenes de todos los ciudadanos. “La cultura es el funcionamiento de toda la ciudad. La hacemos entre todos, todos los días. Es arte y también educación, valores, respeto”.

A lo largo del debate se enumeraron también una serie de propuestas en este sentido, que luego podrían materializarse desde el Concejo Municipal. Una fue la de potenciar las peatonales Córdoba y San Martín como un punto de encuentro, “pensando en el circuito turístico pero también en la seguridad, dándole más vida y movimiento por fuera del horario comercial”.  También se barajó la idea de un museo de rosarinos ilustres en el mundo y de un registro de artistas que trabajan en los colectivos.

Un punto fuerte de reclamo fue el de comenzar a reconocer a los artistas de la ciudad cuando están en la ciudad. “Hay algo que está vacío y hay que empezar a hablarlo de otra manera, a replicarlo. Tenemos que buscar referentes que nos identifiquen. Por más  que hayan venido todos los candidatos, yo no sé quién va a venir a tomarse un porrón como nosotros. La cultura va de la mano de lo generacional. Está bueno aprender de los errores de los más grandes, de lo que se hizo mal o no se hizo. Pero también hay gente nueva y valiosa que entiende que Rosario es movimiento y tenemos que proyectarla, muchos extranjeros vienen a conocerla. La cultura empieza por casa, hay que cuidarla y replicarla, sentir que es parte del turismo, de la educación, de nuestra vida”, cerró Martínez.

Comentarios