El Hincha

Lamento técnico

“En dos jugadas perdimos un partido que estaba tranquilo”

Sobre el partido, el entrenador aseguró que a Central se le escapó el partido por un par de detalles, que “fue un partido raro” y que en líneas generales el Canalla “estuvo ordenado”.


Foto: Amílcar Orfali

El entrenador de Central, Leo Fernández, se lamentó por la derrota del Canalla por 2 a 0 en el Monumental y en el análisis del cotejo afirmó que: “En dos jugadas perdimos un partido que estaba tranquilo. Ellos tenían la pelota pero no nos inquietaban. Fue un partido trabajo en mitad de cancha”.

El DT, además, se lamentó especialmente por la salida del colombiano Óscar Cabezas a los 7 minutos del segundo tiempo por una molestia muscular, que significó el ingreso de Federico Carrizo.

“El cambio nos perjudicó un poco porque teníamos controlados a los delanteros rivales. Se desajustó la defensa y la mitad de la cancha”, dijo.

Sobre el partido, el entrenador aseguró que a Central se le escapó el partido por un par de detalles, que “fue un partido raro” y que en líneas generales el Canalla “estuvo ordenado” y reconoció que cometieron “muchos errores de pases”. “No fue un partido que sufrimos pero en tres o cuatro minutos lo perdimos”, afirmó.

“Ellos tuvieron la pelota y aprovecharon el momento justo. Puede que nos hayan terminado ganando por la experiencia en sus variantes”, explicó.

Y continuó: “Fue un partido raro. En dos jugadas terminamos perdiendo un partido que estaba tranquilo. Si bien ellos tenían la pelota no nos inquietaban, nosotros tuvimos una clara y no pudimos abrir el marcador. Después nos quedamos con las manos vacías”, en referencia a la única llegada clara en un cabezazo de Lovera que tapó Armani.

Leo Fernández también anticipó que en el próximo encuentro, en el que el equipo de Arroyito recibirá a Racing, reaparecerá Leonardo Gil y que con Néstor Ortigoza “vamos a hablar el martes”, para ver si está en condiciones de sumar minutos.

También se refirió al objetivo de clasificar para las copas internacionales y se mostró confiado en soñar con el ingreso a la Copa Sudamericana 2019. Argumentó que los rivales directos “se alejaron un poco, pero mientras tengamos chances la vamos a pelear”.

Y concluyó: “Ahora hay que trabajar y seguir mejorando. Nos faltó claridad de tres cuartos en adelante para poder golpear, en alguna jugada lo pudimos hacer, pero tendríamos que tener más continuidad en ese juego”.

Si te gustó esta nota, compartila