Edición Impresa, El Hincha, Rosario Central

EL DT EVALUARÁ AL RUSO RODRÍGUEZ Y LEDESMA

En Central apuntan a los defensores antes que al arquero

Paolo Montero apuntaría a la contratación de un par de zagueros para cubrir los dos cupos de refuerzos.


Mientras esperan que Paolo Montero se desvincule de Colón de Santa Fe, en Rosario Central se preparan para salir en busca de los refuerzos. Hasta el momento, los directivos no recibieron pedidos de un nombre puntual de parte del DT uruguayo. Pero si se habló del tema y, en particular, de la zona en la que haría falta sumar jugadores.

En ese sentido, Montero no dudó, y apuntó la necesidad de incorporar un par de marcadores centrales, y un arquero. Pero los auriazules, al igual que el resto de los equipos de primera división, por ahora pueden contratar dos futbolistas. Por lo tanto, los dirigentes centralistas esperan charlar nuevamente con Montero para poner orden a las prioridades según los cupos disponibles.

De todos modos, flota la sensación de que, en caso de que no se amplíe la cantidad de cupos, la prioridad estará puesta en la búsqueda de zagueros. Este, sin lugar a dudas, fue uno de los déficits que mostró el equipo en el segundo semestre de 2016.

Los marcadores centrales que llegaron en el último libro de pases, no rindieron. Hernán Menosse, Dylan Gissi, y Marco Torsiglieri, a quien se le compró el pase, jugaron por debajo de la expectativa. Para colmo, Esteban Burgos, que había llegado 6 meses antes, tampoco respondió. Javier Pinola sufrió una nueva lesión ósea; y Mauro Cetto no fue tenido en cuenta.

Así, Eduardo Coudet nunca encontró una dupla central confiable, y el equipo lo sintió horrores. Las salidas de Alejandro Donatti y Pablo Álvarez, más la baja circunstancial de Pinola, fueron indisimulables. Ni hablar de la imagen defensiva que entregó el Canalla en la derrota ante River en la final de la Copa Argentina. Allí Central sufrió cuatro goles, todos a partir de fallas propias antes que por méritos del rival de turno.

Por eso, hoy no extraña que Torsiglieri esté a punto de ser cedido a préstamo al exterior. Ni tampoco que haya fuertes rumores de que Gissi y Burgos podrían no ser tenidos en cuenta por Montero.

En este escenario, al que se suma que tampoco hay certezas sobre cuándo podrá volver a jugar Pinola, la lógica indica que Montero debería apuntar la llegada de un par de marcadores centrales. La cuestión es que se trata de una posición muy requerida por distintos clubes y con pocas ofertas en el mercado de pases.

A favor de las chances del Canalla de sumar un zaguero, la baja de Sosa le abrió un cupo de extranjeros.

De los 4 foráneos posibles, el club de Arroyito mantiene a tres contratados: los uruguayos Washington Camacho y Menosse, y el colombiano Teófilo Gutiérrez.

¿Arqueros?  ¿Los que están?

La dirigencia Canalla no está convencida de la necesidad de ir en busca de un arquero. Más allá de la baja de Sebastián Sosa, cuyo contrato a préstamo finalizó hace unos días, los directivos entienden que el plantel cuenta con dos arqueros competitivos: Diego Rodríguez y Jeremías Ledesma.

El Ruso Rodríguez llegó a préstamo proveniente de Independiente en el último libro de pases. Pero apenas si tuvo la chance de jugar tres partidos del campeonato local, ya que se desempeñó como suplente del uruguayo Sosa. En el último cotejo del 2016, en el triunfo como visitante frente a Belgrano en Córdoba, el Ruso mostró su mejor versión.

Ledesma, en tanto, todavía no debutó en primera. Pero a los 23 años, el guardameta de las inferiores del club espera su oportunidad. Y este puede ser el momento. Las buenas presentaciones de Conan Ledesma en los Clásicos de la Copa Santa Fe, lo avalan. Habrá que ver qué piensa Montero al respecto.

El flamante DT uruguayo evaluará a Rodríguez y a Ledesma en los primeros entrenamientos.

Y luego tomará una determinación sobre el tema. Aunque también pesará en este tema, si se habilita un tercer cupo para refuerzo. Y, además, si se logran contratar dos defensores, que hoy sería lo prioritario.

Paolo Montero sigue atrapado y sin salida

En Central lo siguen esperando. Paolo Montero no logró aún la bendita recisión de su contrato como entrenador de Colón de Santa fe, donde le quedaban seis meses de vínculo. Y hasta que esto no sucede, el uruguayo no puede firmar contrato como entrenador Canalla. Esa salida que se demora, es lo que aguardan en Arroyito para luego anunciar oficialmente la llegada del sucesor de Eduardo Coudet.

Desde el miércoles pasado, cuando recibieron la renuncia escrita de Montero, los profesionales que manejan el Salvataje Deportivo del Club Atlético Colón estudian los pasos a seguir. Y, entre los más probables, elaboran una propuesta que contempla un resarcimiento económico para los sabaleros ya que la ruptura del vínculo se produjo de manera unilateral.

Lo que resuelva la comisión de Salvataje, deberá ser avalado luego por la doctora Ana Rosa Álvarez, que está al frente del Órgano Fiduciario que controla los movimientos de Colón.

En la directiva de la entidad santafesina no cayó nada bien la forme, tan repentina, en que Montero decidió dejar el club. Y con esta demora en la resolución de la salida del uruguayo, se lo están dejando en claro.

Algo adelantó el presidente sabalero, José Vignatti, en las últimas horas. “No tenemos apuro en acordar con Central lo de Montero”, dijo al respecto de la situación el titular de la entidad santafesina.

Además, cada vez que tuvo un mícrófono cerca, Vignatti no ocultó su decepción por cómo actuaron sus pares centralistas.

“Me molestó mucho la actitud de los dirigentes de Central, no fueron leales con su palabra”, se quejó Vignatti desde Estados Unidos por Radio La Red AM 910. Y también aclaró: “A nosotros nos acercaron propuestas de tres DT que tienen trabajo, nosotros no nos manejamos de esta manera”.

Molestia de Vignatti de lado, en Rosario Central saben que más temprano que tarde, la situación se resolverá. Y podrán anunciar la, llegada del director técnico uruguayo al club de Arroyito.

Pero todo indica que eso será entre lunes y martes próximo, con la pretemporada comenzando el jueves.

Por último, y no es un detalle insignificativo, habrá que discutir con Montero y los suyos quién se hace cargo del resarcimiento económico que exigirá Colón para aceptar su salida.

Comentarios