Edición Impresa, Política, Últimas

En busca de un “gran frente progresista”

Giustiniani y Pino Solanas acordaron avanzar en políticas programáticas conjuntas.

El candidato a presidente por Proyecto Sur, Fernando Pino Solanas, y los referentes del socialismo en el Congreso de la Nación, el senador Rubén Giustiniani y el diputado Lisandro Viale, acordaron ayer avanzar en la construcción de un frente programático que pueda convertirse en una alternativa electoral en el futuro.

Giustiniani recibió a Solanas en su despacho, junto al legislador porteño de Proyecto Sur, Julio Raffo; y participaron del encuentro también el diputado socialista Roy Cortina y el secretario general del partido, Carlos Roberto.

Pino contó a la prensa que, al igual que hizo en su encuentro anterior con la líder del GEN, Margarita Stolbizer, le propuso a los dirigentes socialistas participar de un “gran frente progresista” capaz de llevar adelante un programa alternativo, de cara a los comicios de octubre. En este contexto, el líder de Proyecto Sur participará el sábado de un foro en Rosario junto al gobernador de Santa Fe, Hermes Binner.

Solanas manifestó que “es un error repetir alianzas que no funcionaron”, y agregó que “es el momento de encarar la construcción de una tercera fuerza que unifique a las cuatro principales opciones de centroizquierda a nivel nacional; el GEN, los socialistas de Santa Fe, el juecismo en Córdoba y el Movimiento Proyecto Sur”.

En la reunión, además, el cineasta recibió el compromiso del bloque del Partido Socialista de impulsar la aprobación –junto con el juecismo– del proyecto de Solanas que trata sobre la exploración y explotación de hidrocarburos en las islas Malvinas y la plataforma continental argentina que se está debatiendo en la Cámara alta (ayer mismo recibió media sanción).

Por su parte, Giustiniani dijo que el PS “seguirá trabajando para conformar un espacio que contenga a los partidos y organizaciones políticas que coincidan en un programa progresista”. El senador recordó que el socialismo viene manteniendo reuniones con otras fuerzas como el GEN, la Unión Cívica Radical (UCR) y Unidad Popular de Víctor de Gennaro, a quienes en su oportunidad se les entregó un documento con 20 puntos programáticos.

Viale, por su parte, dijo “no perder las esperanzas” de sellar un frente entre todas las fuerzas de centroizquierda y advirtió que la oposición debe tener “responsabilidad, inteligencia, generosidad y objetivos claros” para unirse en un proyecto común.

En cuanto a las posiciones antagónicas que ambas fuerzas mantienen con respecto a su vínculo con la UCR, Solanas renovó su certeza de que “sería un error repetir alianzas” que ya se vio que no funcionaron”.

Con todo, antes de pronunciarse, el socialismo debe atravesar sus propios mecanismos internos para –finalmente– decidir quiénes serán sus socios electorales y cuál será la política de alianzas de cara a las elecciones generales de octubre.

Comentarios