Policiales

De los sueños a la pesadilla

Empresario mandaba narcoencomiendas a Europa: 5 años adentro

Era dueño de Gold Dreams, firma de tecnología audiovisual. Enviaba a Bélgica embarques con bridas de acero inoxidable en los que camuflaba cocaína. Lo penaron por un embarque descubierto en Ezeiza en 2012 con 15 kilos de la droga. La pesquisa detectó otros siete envíos con igual operatoria


Un empresario fue condenado a cinco años y seis meses de prisión por intentar traficar 15 kilos de cocaína a través de un envío postal internacional por el aeropuerto de Ezeiza con destino a Bruselas, Bélgica.

Se trata de Ricardo Pablo López Kazelian, de 40 años, ex presidente de la empresa dedicada a la tecnología audiovisual Gold Dreams, quien fue hallado culpable del delito de “contrabando de estupefacientes agravado por su destino inequívoco de comercialización en grado de tentativa”.

La decisión fue tomada este jueves por el Tribunal Oral en lo Penal Económico 3 porteño, conformado por los jueces Luis Alberto Imas, Karina Rosario Perilli y Luis Gustavo Losada.

Según pudo acreditarse en el debate oral, López Kazelian intentó enviar casi 15 kilos de cocaína a la ciudad de Bruselas, Bélgica, ocultos en un cilindro metálico que se encontraba dentro de una caja de madera.

El cargamento fue descubierto el 30 de julio de 2012 por personal aduanero del aeropuerto internacional de Ezeiza. Los agentes detectaron irregularidades en el contorno del cilindro metálico, por lo que cortaron uno de sus extremos y encontraron 14,84 kilos de cocaína.

El envío postal tenía como remitente a la empresa Demyral SA, con domicilio en la calle Alsina al 1700, en el barrio porteño de Monserrat, y era la misma dirección de Gold Dreams, de la cual el imputado era presidente.

A través de la firma Demyral fueron enviadas entre abril y julio de 2012 ocho encomiendas internacionales que contenían bridas de acero inoxidable para montar taladros en perforaciones de compañías petroleras. Entre los destinos, se encontraban las ciudades de Maputo (Mozambique), Quebec (Canadá) y Amberes (Bélgica).

En todos los envíos se utilizó el correo internacional World Courier y todas las planillas de seguridad correspondientes fueron firmadas por López Kazelian, quien se hizo pasar por responsable de comercio exterior de Demyral y representante de una persona que resultó ser inexistente.

En dos de los envíos pudo comprobarse la existencia oculta de cocaína, con la particularidad de que tenían el mismo remitente, el mismo destinatario y un mismo acondicionamiento para el envío, describió el tribunal en el fallo.

A raíz de la investigación, se hizo una entrega vigilada ficticia en Bélgica, donde fue detenida una persona que confesó haber recibido el envío anterior, y otras dos fueron condenadas por contrabando de estupefacientes en el extranjero.

Según el fallo, los jueces, a partir de lo expuesto en el debate oral dieron por probado que López Kazelian “participó en al menos uno de los ocho envíos internacionales de bridas petroleras a través de World Courier.

“Consecuentemente, quedó debidamente acreditado que López Kazelian desplegó una conducta tendiente a llevar a cabo la exportación de 14.840 gramos de clorhidrato de cocaína”, señalaron los jueces.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios