Economía

Marca de los tiempos

Empleados de Zanella aceptan cobrar 55% del salario para evitar despidos

La firma de motos no repunta en las ventas y redujo la jornada laboral en la planta de Mar del Plata. La paz social es sólo por tres meses. El costo, la virtual flexibilización laboral sin necesidad de una ley


Información original: Info gremiales

La situación de los metalúrgicos es más que delicada. Las pérdidas de puestos de trabajo en el sector suman decenas de miles en el país. El secretario general de la UOM Mar del Plata, José Luis Rocha, admitió que la rentabilidad del sector “sigue siendo baja” y expresó su temor de que, luego de la temporada, el panorama en la ciudad se agudice. Un caso último y extremo es el de la planta ensambladora de motos Zanella: el gremio firmó un acuerdo con la empresa para que no haya más despidos hasta abril. La contraparte es preocupante. Los trabajadores aceptan cobrar el 55 por ciento del salario para mantener sus puestos laborales.

El portal local 0223 informó que el acuerdo descomprimió un panorama difícil. Está el compromiso de la empresa de no despedir a personal y darle continuidad a la reducción horaria para no cerrar. La paz social que aceptó la contraparte asalariada es propia de los tiempos de recesión y desempleo, y una virtual flexibilización laboral que no está fundada en una ley sino en el disciplinamiento económico.

“La empresa proponía pagar solo el 50% del sueldo y no firmaba la paz social. Es decir, que no se comprometía a no despedir empleados”, argumentó el gremialista Rocha. “Finalmente logramos revertir esto y se logró que pagaran el 55 por ciento del sueldo bruto –en 2018 pagaban un 62,5– y el compromiso de no despedir hasta 31 de marzo”, agregó el dirigente metalúrgico como justificación del acuerdo.

“Lo más importante era mantener las 40 fuentes de trabajo y se logró”, resumió Rocha. La garantía no es eterna, sino de apenas tres meses.

Zanella instaló en 2013 su planta de ensamblado de motos en el Parque Industrial General Manuel Savio de Mar del Plata. A los dos años, sobre el filo de la anterior gestión presidencial, la empresa anunció una ampliación en las instalaciones para producir vehículos utilitarios. Las condiciones económicas a partir de entonces le jugaron en contra. Antes de esta propuesta de reducción salarial, hubo una suspensión de la actividad por dos meses, a mediados del año pasado.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios