Ciudad, Edición Impresa

Arroyito

Empiezan los trabajos en Assa

Desde la empresa atendieron las denuncias de vecinos publicadas por El Ciudadano y tras mantener una reunión con ellos aseguraron que en agosto comenzarán las tareas para evitar el malestar que le genera a los denunciantes.


Un grupo de vecinos que viven en los alrededores de la planta potabilizadora de Aguas Santafesinas (Assa) en Arroyito y desde hace varios años vienen denunciando que el lugar emana una nube de sustancias químicas que afecta las vías respiratorias y temen por secuelas en el organismo, se reunieron ayer con el presidente de la empresa, Sebastián Bonet, quien les aseguró que las obras para solucionar el problema comenzarán en agosto de este año y terminarán a fines del año próximo.

En la reunión estuvo presente el máximo responsable de la firma, quien recibió al edil Eduardo Toniolli (Frente para la Victoria), dos propietarios damnificados, Víctor Fernández y Lina, y a la abogada del Taller Ecologista y representante de los vecinos, Florencia Sívori, quienes presentaron una carpeta que contenía una descripción de la contaminación ambiental y de los reclamos que vienen realizando desde 2013.

“La corriente de aire deja irritación en los ojos y en las vías respiratorias y tiñe con un polvo blanco las calles y casas de los vecinos de la cuadra. A ese nubarrón se le suma un fuerte ruido proveniente del predio”, especificó Fernández, uno de los residentes del lugar.

Y agregó: “El cloro entra a la planta como garrafa, es decir, son unos cilindros de una tonelada aproximadamente y cada uno que contiene cloro en estado gaseoso. Ese cloro hay que pasarlo a estado líquido para inyectarlo al proceso de agua potable y en esas descargas se producen las emanaciones de gas cloro. Hacen ensayos de emergencia y los operarios están con máscaras, pero los vecinos que están a pocos metros ni se enteran”.

En ese sentido, Assa se comprometió a construir una muralla entre la planta y las propiedades linderas y un “encapsulamiento” para evitar la emanación de estos gases.

Lina explicó que nada puede remediar sus “disgustos” con esta problemática y contó que, en las fiestas navideñas tuvo que tirar toda la comida que preparó, producto de una repentina lluvia de cal. “Me arruinaron la Navidad”, se quejó.

“El plan busca aislar la instalación que produce las emanaciones de cal y cloro de la proximidad de los vecinos. Si están dadas todas las condiciones llevaría un año. Los vecinos nos estamos haciendo responsables del papel de los entes de control, tanto del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress), que no apareció nunca como la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia. Si en agosto no arranca la obra, vamos a tirar piedras”, advirtió Fernández.

Las denuncias

La primera denuncia de los vecinos del barrio Lisandro de la Torre fue ingresada en Aguas Santafesinas el 3 de octubre de 2013. En esa ocasión, nueve vecinos de la cuadra firmaron el reclamo en el cual manifestaban la preocupación en relación a distintos problemas vinculados a la salud ambiental.

El 26 de septiembre de 2016, Víctor Fernández, vecino del lugar e ingeniero industrial con un posgrado en gestión ambiental, llevó el reclamo a las oficinas del Ministerio de Medio Ambiente provincial y al Enress. En esa oportunidad los habitantes de Arroyito presentaron una carpeta que contenía una descripción de la contaminación ambiental, la denuncia anterior y fotos de la nube y de las casas y calles teñidas de blanco. Estas dos cartas tampoco fueron respondidas.

El 2 de diciembre del año pasado sopló viento del sur y con él reapareció la nube blanca. Los vecinos decidieron llamar a la Policía y a la Guardia Urbana Municipal (GUM). Los agentes municipales tomaron la denuncia y aseguraron que remitirían el reclamo a la secretaría de Medio Ambiente. El pedido no generó repercusión y los problemas siguieron.

A principios de febrero de este año los vecinos se juntaron para elaborar un pedido conjunto y pedir a las autoridades provinciales y municipales la urgente intervención en el caso.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios