Policiales

Mafias y violencia

Empieza el juicio por el asesinato a sangre fría del ex concejal y pastor Eduardo Trasante

El debate que tendrá en el banquillo a cuatro jóvenes, entre ellos el piloto narco Julio Rodríguez Granthon, comenzará este martes en el Centro de Justicia Penal. Llegan acusados de conseguir el auto que usaron los tiratiros que mataron al pastor en 2020. Los autores materiales e intelectuales no están identificados


Fotos: Juan José García

Cuatro personas, entre ellas el sindicado jefe narco Julio “Peruano” Rodríguez Gratnhon, comenzarán a ser juzgadas desde este martes como partícipes necesarios del asesinato del pastor Eduardo Trasante, ex concejal de Rosario y padre de una de las víctimas del triple crimen de Villa Moreno cometido  el 1º de enero de 2012.

Al debate oral no llegan los autores materiales ni intelectuales del crimen, quienes hasta al momento no fueron identificados en la investigación del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Los cuatro detenidos por el hecho van a juicio como partícipes necesarios del asesinato de Trasante, y tanto la querella que representa la abogada Gabriela Durruty como los fiscales Gastón Ávila y Matías Edery adelantaron que solicitarán la pena de prisión perpetua para los cuatro acusados.

Fotos: Juan José García

 

“Después de 40 meses de lucha, empieza el juicio por el crimen de Trasante”, señalaron desde Ciudad Futura, el partido político por el que el pastor evangélico fue concejal de la ciudad.

Fotos: Juan José García

“Desde el primer minuto dijimos que este era un crimen planificado para dar un mensaje mafioso, y que la lucha por justicia no era sólo en el ámbito judicial, sino también para retomar su ejemplo y continuar su pelea por una ciudad libre de desigualdades y violencias, sin impunidad”, señaló la organización en un comunicado difundido este sábado.

La primera audiencia del juicio oral está prevista para este martes a las 10.30 en el Centro de Justicia Penal de Rosario, de Mitre y Virasoro.

Un crimen a sangre fría

 

Trasante fue asesinado la tarde del 14 de julio de 2020 en el interior de su casa, ubicada en San Nicolás al 3600. Hasta el lugar llegaron dos hombres armados en Peugeot 308 color blanco, quienes tras tocar el timbre fueron atendidas por la pareja de la víctima. La mujer  fue reducida a punta de pistola para que les franqueara el ingreso a la vivienda.

Cuando el pastor bajó del primer piso para ver qué pasaba fue atacado a tiros, uno de ellos en la cabeza. El crimen se produjo frente a su hija y pareja y los homicidas escaparon.

El ingreso y egreso de los agresores quedó registrado en una cámara de videovigilancia, y el tiempo que estuvieron en la vivienda fue de seis minutos.

Los imputados en la investigación judicial son el piloto civil condenado en dos causas por narcotráfico y ahora estando en la etapa final de un tercer juicio por lavado de dinero en la justicia federal, Rodríguez Granthon; Alejo “Patón”  Leiva, Facundo Sebastián  “Pakuno” López y Brian Nahuel Álvarez.

Eduardo Trasante: brindarán protección para la familia y peritan un auto hallado en la zona sur

Los cuatro llegan a juicio por el delito de “homicidio doblemente calificado por precio o promesa remuneratoria y con el concurso premeditado de dos o más personas, agravado por el uso de arma de fuego” en calidad de partícipes necesarios, informaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Los cuatro sospechosos no están acusados de la autoría material ni intelectual del homicidio, pero sí de tener participación en delitos vinculados con el crimen.

De acuerdo con la Fiscalía, Patón Leiva y Pankuno López, este último vinculado con la banda de Los Monos, fueron los que robaron el Peugeot 308 que utilizaron los homicidas del ex concejal. La orden para la sustracción fue dada por Rodríguez Granthon, condenado en octubre de 2021, a 12 años como líder de una banda narco, dijo la acusación. Hoy su nombre sigue resonando en distintas causas que se cometieron por sus directivas desde la cárcel, según distintas fuentes fiscales y policiales.

El auto utilizado había sido comprado por dos jóvenes, uno de ellos Brian Álvarez.

Horizonte de perpetua: se reanudó audiencia preliminar por crimen de Eduardo Trasante

Pedir justicia por sus hijos

Trasante tomó protagonismo hace una década cuando Jeremías, su hijo de 17 años fue asesinado junto a sus amigos Claudio “Mono” Suárez y Adrián “Patóm” Rodríguez, el 1° de enero de 2012 en una canchita de fútbol en Moreno y Presidente Quintana cuando integrantes de una banda dedicada al narcomenudeo, parte de la barra de Newell’s, confundieron a los chicos con integrantes de un grupo rival y dispararon a mansalva.

En su actividad pastoral, en las cárceles, Trasante conoció a los asesinos de su hijo Jeremías, que fueron condenados, y los perdonó, según había contado.

En 2014, Trasante perdió a Jairo, otro de sus hijos de 17 años, a la salida de un boliche, cuando fue asesinado por una persona con la que el grupo con el que estaba había tenido una pelea adentro, por esta causa hay una mujer detenida. También perdió a su esposa a raíz de una enfermedad.

 

Comentarios