El Hincha, Rosario Central

Panorama auriazul

Emiliano Vecchio: “Quiero seguir acá en el club y dejar una huella”

El capitán habla como juega, sin titubear, y analiza el presente del Canalla, que el miércoles tendrá la gran chance de clasificarse a los octavos de final de la Copa Sudamericana. Y deja bien en claro que su deseo principal es seguir defendiendo la camiseta auriazul


Por Enrique Genovar y Guillermo Ferretti

Emiliano Vecchio es uno de los tres referentes que tiene el plantel de Central. Pero más allá de eso para muchos es el mejor jugador del equipo que dirige Cristian González. El capitán habla como juega, sin titubear, y analiza el presente del Canalla, que el miércoles tendrá la gran chance de clasificarse a los octavos de final de la Copa Sudamericana.

“Fue parte del proceso en el cual hubo muchos cambios, hubo muchos chicos. Todos aprendimos, todos crecimos. Cristian y el cuerpo técnico lograron encontrar un sistema en el cual nos queda cómodo a todos y el equipo puede jugar de la manera que juega. Creo que el equipo ha encontrado una regularidad que faltó, pero también si uno se pone a analizar hubo una irregularidad general. Salvo Vélez y Colón por momentos, todos los equipos hemos sido irregulares en el torneo, ha sido un torneo de mucha irregularidad. El equipo está por el camino correcto, estamos haciendo bien las cosas así que esperemos en la mayoría de los partidos ser este Central. Todos queremos esto”, analizó Vecchio en el programa Sello de Fútbol que se emite todos los jueves por Somos Rosario, Cablevisión.

Y a la hora de hablar sobre el cambio favorable que tuvo el equipo en lo que va del semestre, declaró: “La actitud del equipo estuvo siempre, pero a veces en muchos partidos corríamos mucho pero corríamos mal, yo creo que el equipo lo que encontró fue un orden en base a este sistema. Este sistema nos da mucho orden y también considero que tenemos los jugadores para jugar con este sistema. Nosotros lo hablamos con Cristian y por ahí jugábamos con otro sistema y no teníamos los protagonistas para hacerlo. Eso es mérito del kily y del cuerpo técnico que fueron con mucha paciencia buscando variantes y hoy en día el equipo responde. En base a ese sistema nosotros podemos presionar mejor, tener mejor salida de pelota. Fue un tema de orden. El equipo se ordenó y empezó a jugar de esta manera”.

Y luego añadió: “En los otros sistemas era un equipo muy largo, cuando utilizábamos el 4-3-3 quedábamos un equipo muy partido, hoy en día con el sistema 4-4-2 el equipo tiene las líneas mucho más juntas. Los marcadores centrales ya se mentalizaron que tienen que jugar en mitad de cancha. Yo como les digo siempre Central es un equipo grande y tiene que acostumbrarse a jugar mano a mano porque en Central tienen que jugar jugadores de jerarquía. Al ir acortando las líneas tanto para jugar como para defender es mucho más fácil”.

-De acuerdo a lo que estás describiendo, ¿qué es hoy este Rosario Central?

-Nosotros somos un equipo que estamos en un proceso, hemos ido madurando. Hoy en día se puede decir que Central es competitivo, que no es poco. Falta. Estamos construyendo. Tal vez si nos metíamos entre los 8 del torneo hubiésemos peleado porque estamos en un buen momento. Por eso es la espina que yo en lo personal tengo, que me duele. Tenemos que seguir construyendo haciendo bases e intentar ir reforzando con pocos jugadores pero que sean de jerarquía, Central necesita eso y esperemos se dé así.

-Más allá de lo abultado del resultado que obtuvieron ante Huachipato, ¿fue el mejor partido del ciclo?

-Fue un buen partido. Los primeros 10 o 15 minutos no estábamos bien. Huachipato estaba teniendo un buen volumen de juego, nosotros no estábamos pudiendo encajar en el tema de la marca pero el equipo en ese momento tuvo la madurez de poder cambiar, cambiamos un poco el sistema, empezamos a jugar mano a mano para no dejarles tanto la salida y desde ahí empezamos a ganar campo. Cuando se abrió el partido, hicimos un gran partido. Yo me sigo quedando con el partido que hicimos el otro día en cancha de San Lorenzo. Fueron 90 minutos espectaculares. Este fue un gran partido pero me quedo con el de San Lorenzo.

-¿Por qué te quedas con el de San Lorenzo?

-Por varias cosas. Porque es una cancha muy difícil, hacía 16 años que no se ganaba, Copa Sudamericana, íbamos perdiendo 1-0 de manera muy injusta, pero el equipo supo mantener una línea los 90 minutos, una línea que nos llevó a tener paciencia y crear muchas situaciones de gol. Ellos prácticamente no nos crearon, tuvimos mucho volumen de juego, para mí fue el mejor partido sin dudas.

-El rival del miércoles llega ya sin chances de clasificación, ¿puede ser una ventaja para ustedes?

-Me hubiese gustado que 12 de Octubre gane, los equipos cuando no tienen presión son más peligrosos. Cuando tienen la presión de salir a ganar o atacar para mí es mucho mejor. Nosotros tenemos que seguir manteniendo nuestra línea, entender que el camino es el correcto y hay que salir a ganar el partido del miércoles.

-Tuviste una Copa Diego Armando Maradona en gran nivel, pero la primera parte del año te costó mucho. ¿Lo ves así?

-El primer partido con Argentinos no lo hice tan mal, con Godoy Cruz estuve bien pero después hubo tres o cuatro partidos que la verdad no estaba en mi nivel. Lamentablemente venía arrastrando un problema que se me cortó el ligamento del tobillo izquierdo, no me recupere bien. No me sentía bien desde lo físico, no me sentía entero para jugar y el nivel no era el esperado. Lo asumo y soy autocrítico, tuve un bajón, lo hablé con Cristian y le dije que lo iba a superar, que son momentos. Vine a Central a dar el máximo y no me iba a dar por vencido. Gracias a Dios el dolor del tobillo se fue y pude levantar el nivel y ayudar al equipo que es lo más importante.

-Vos y Marco Ruben son los encargados de patear los penales, ¿por qué lo ejecutaste vos el otro día? ¿cómo fue la elección?

-Me acerqué y le dije ¿’Marquito’ le querés pegar vos? Me dijo: ‘Emi pegale’. El próximo lo pateará él. Nosotros tenemos un lindo grupo, que entiende y que sabe lo que quiere. Estamos muy bien. El tema de los penales o la cinta de capitán. Marco, Fatu cualquiera puede ser el capitán. Estamos más allá de eso, nosotros lo que queremos es que Central siga por esta senda, que siga creciendo. Nosotros tres queremos dar un mensaje de unión, Central necesita de una vez por todas ser una institución unida y hacer base para que siga creciendo el club.

-La dirigencia está trabajando para la renovación de tu vínculo y en el receso pasado se habló de que hubo clubes interesados en contar con tus servicios. ¿Te vas a quedar por más que tu vínculo recién culmina en diciembre?

-Sergio (Lami, su representante) habló con el club. Yo le dije que no quería saber mucho de lo que estaba pasando con los otros clubes, sé que lo han llamado y hablado con él pero la prioridad para mí es Rosario Central. Se lo dije. Tengo objetivos en mi cabeza y están acá en el club. Me quiero quedar. Quiero seguir acá en el club y dejar una huella tanto en lo futbolístico como en lo humano, lo voy a intentar. Y como digo siempre, ojalá que mi deseo sea el de ellos y pueda seguir por mucho tiempo.

-El proceso del Kily estuvo tambaleando varias veces, ¿creés que ahora merece continuar en su cargo?

-Es una sociedad muy exitista, de momentos. Cristian ha hecho un buen trabajo. Si uno se pone a hacer el balance en el primer campeonato con toda la irregularidad jugamos una final de perdedores para entrar a la Sudamericana, en este campeonato estuvimos a un partido de clasificar ente los ocho, ganamos el clásico, si Dios quiere vamos a clasificar en la Sudamericana. Cuando uno hace un balance, creo que es más que positivo. Hoy el equipo tiene una idea de juego, tiene una identidad que no es poco y se sabe a qué juega Rosario Central. Ojalá que pueda seguir porque también sé que es el deseo de él, tiene muchos sueños por cumplir en este club y ojalá se le dé y pueda continuar por mucho tiempo. Considero que este es un proyecto y la persona indicada para seguir al frente de esto es Cristian. Ha costado mucho trabajo. Cristian y el cuerpo técnico trabajan a morir todos los días en el tema táctico y en el tema físico, son personas que dejan todo y yo creo que son las personas adecuadas para seguir en este proceso. Ojalá que se pueda mantener, no sólo Cristian sino Fatu, Marco, todas las personas que le hacen bien a Central tienen que continuar.

-Central, como la mayoría de los clubes del fútbol argentino, tiene la necesidad de vender. Si serías directivo de un club comprador, ¿a quién te llevarías?

-El jugador que más crecimiento ha tenido este año y también por la posición en la que juega que no hay muchos, Lautaro Blanco es un jugador que yo me llevaría. Es un jugador que tiene todas las condiciones para jugar en Europa. Gino Infantino que cumplió 18 años es un animal, Central está en un momento bárbaro. Se han valorizado mucho los chicos.

Comentarios