Ciudad

Enfermera detenida

Emergencias: curaron al paciente y mataron su billetera

La joven llamó a un servicio médico privado porque su pareja tenía un malestar estomacal. Al momento de pagar, no encontró la billetera. Sospechó, pidió al personal de salud que abriera el maletín con el que habían llegado y allí estaba, entre los remedios


Aldana llamó a un servicio de emergencias médico privado porque su pareja se quejaba por dolores en el estómago. Llegó el móvil con un médico y una enfermera. Le dieron un medicamento y, cuando fue a buscar la billetera para pagar, no la encontró. La había dejado sobre la mesita de luz pegada a la cama en la que se sentaron los dos trabajadores de la salud. “No importa”, le respondieron ante las explicaciones del inconveniente. La joven se extrañó de la tranquilidad con la que resignaban el cobro, sospechó de la premura por retirarse y les pidió que abrieran el maletín con el que habían arribado a su departamento del segundo piso. Ahí estaba, junto con medicamentos y jeringas, su plata. Hizo la denuncia al 911, llegó la Policía y una mujer de 52 años quedó detenida por el hecho.

La singular avivada fue alrededor de las 20 de este domingo. Aldana R., de 21 años, vive en Presidente Roca al 1800. Su pareja, Luciano M., dos años mayor, estaba con ella pero nada bien: se quejaba de un malestar estomacal. La muchacha, ante la persistencia del dolor, hizo lo obvio: llamó a un servicio de emergencias médicas. A su casa llegaron un médico y una enfermera de Primaria Salud. Explicaciones del paciente, diagnóstico del personal médico y un inyectable fue lo que siguió. Tenían que abonar 50 pesos. El joven no tenía cambio, y su novia entonces buscó su billetera para abonar. Estaba segura de haberla dejado arriba de la mesita de luz, en la habitación y a la vista tanto de propios como llegados. Pero no la encontró. Médico y enfermera no se inmutaron: le dijeron que no importaba, que se retirarían sin el dinero porque ése era el valor del medicamento. Tanta generosidad, y la premura por retirarse del departamento llamaron la atención de la chica, que sospechó y les pidió a los visitantes que abrieran el maletín con los remedios y aparatos que, también, habían llevado hasta el cuarto donde estaba su novio. Sorpresa (o no): dentro estaban no sólo los 50 pesos del inyectable que debía abonar, sino todo su dinero.

La joven llamó al 911 para denunciar lo ocurrido. El personal policial llegó y detuvo preventivamente a la enfermera, identificada como Silvia Esther C., de 52 años. El médico que la acompañaba, de 55 años, quedó libre de sospechas.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios