Ciudad, Edición Impresa

Mosquitos

Embarazadas: lo mejor es prevenir el virus del zika

En los centros de salud y en los hospitales municipales fueron registradas más de 3 mil mujeres a quienes mensualmente se les entrega repelente y profilácticos para prevenir el zika, y material informativo sobre la enfermedad.


Mediante los controles obstétricos realizados en los centros de salud y en los hospitales municipales fueron registradas más de 3 mil embarazadas a quienes mensualmente se les entrega repelente para prevenir el zika, y a la par, como dicho virus se contagia también por vía sexual, se les provee de profilácticos y material informativo sobre la enfermedad.

Cabe recordar que el zika puede provocar microcefalia y otros trastornos neurológicos en los bebés; la microcefalia es una enfermedad neurológica en la que la circunferencia de la cabeza es menor a la media para un bebé de su tamaño o edad. Puede estar presente al nacer o desarrollarse durante los primeros años de vida de un niño y, a menudo, se asocia a algún grado de retraso mental.

Además, las autoridades sanitarias recomiendan a las embarazadas no viajar a lugares con circulación de zika como por caso Brasil, Paraguay, México y Colombia.

Tanto dengue, chikungunya y zika son transmitidos por el mosquito Aedes Aegypti, pero el zika se trasmite además por relaciones sexuales y por eso es fundamental en este sentido tomar medidas preventivas y tener relaciones sexuales seguras.

En el marco de la estrategia de prevención también se garantiza repelente en los casos sospechosos febriles y a los equipos que realizan trabajos de bloqueos en distintas zonas de la ciudad.

RepeLEM

El Laboratorio de Especialidades Médicinales (LEM) produjo 100 mil dosis de repelente de mosquito de larga duración denominado RepeLEM como una nueva alternativa para prevenir el dengue, zika y chikungunya, más económica pero igual de efectiva que los repelentes que se comercializan en el mercado y con una duración de 5 horas, los cuales son entregados para prevenir la enfermedad

Uno de los tipos de repelentes de insectos más ampliamente utilizados es el Deet (Dietiltoluamida). La duración de la protección depende de la concentración. Un producto con Deet al 10 por ciento protege durante 2 a 3 horas aproximadamente, en cambio al 25 por ciento la protección es de 6 horas promedio. Al existir distintas presentaciones de repelente es importante consultar al médico el uso del mismo.

Utilizar de manera segura repelentes con Deet (Dietiltoluamida)

Revisar la etiqueta del producto para encontrar información sobre cuánta cantidad de Deet contiene el repelente. Utilizar productos cuyas concentraciones no superen el 30 por ciento.

Seguir las instrucciones que están en la etiqueta del producto.

No aplicar el repelente debajo de la ropa.

No aplicar el repelente en cortaduras, heridas o piel irritada.

No rociar productos con Deet en áreas cerradas.

No rociar el producto con Deet directamente a la cara. Rociar las manos y después frotarlas  cuidadosamente sobre la cara, evitando los ojos y la boca.

Se recomienda utilizar repelentes con concentraciones menores de Deet en niños mayores de dos meses de edad. No se recomienda el uso de Deet en bebés menores de dos meses de edad. De todos modos es importante la recomendación del pediatra antes de utilizar repelentes en niños.

Proteger la cuna o cochecito del bebé con tul cuando permanezca en exteriores.

Aplicar repelente en sus propias manos y después extenderlo sobre la piel del niño.

Usar cuidadosamente alrededor de los oídos del niño.

No aplicar el repelente en las manos de los niños (podrían poner sus manos en sus bocas).

No utilizar repelentes asociados a protectores solares en la misma formulación.

Comentarios