El Hincha

Fútbol femenino

Ellas hacen historia: se miden leprosas y canallas

Newell’s y Central se verán las caras en el primer clásico oficial del torneo que organiza la Asociación Rosarina. En la previa hay un mensaje en común: que se brinde un lindo espectáculo y que el deporte no pare de crecer


@CARCoficial

El gran día finalmente llegó. Este viernes, desde las 11 y en el predio rojinegro de Bella Vista, se juega un partido histórico. Por primera vez se disputará un clásico oficial entre Central y Newell’s por el torneo femenino que organiza la Asociación Rosarina. Leprosas y canallas entrarán en la historia del fútbol de la ciudad. Serán las primeras de muchas, en una disciplina que no para de crecer y que cuenta con el entusiasmo de las chicas y el apoyo de los clubes.

En la previa a este duelo tan especial, pendiente de la fecha 2, El Hincha dialogó con Mariano Faurlin y Virginia Salera, dupla técnica rojinegra, y con Rosana Gómez, entrenadora auriazul.

“Hay mucha expectativa e ilusión por el partido. Todo el mundo sabe que lo emotivo tiene un rol protagónico en cualquier deporte y categoría en la que se juegue un clásico. Y esta no es la excepción. Hay muchas ganas, algo de ansiedad, y esperamos poder hacer un buen partido ante un equipo que lleva mucho tiempo de trabajo”, afirmó Faurlin sobre lo que se vive en las horas previas.

Sobre el encuentro que imagina, Gómez señaló: “Como todo partido de este tipo imagino un duelo bien trabado, bien pensado por los dos y con mucha garra porque ninguno de los equipos va a querer fallar en su primer clásico. Creo que se va a dar un partido muy lindo”.

Y confesó que el ser las últimas campeonas del torneo, las canallas cuentan con “una carga extra, de tener que cumplir con esa expectativa y seguir demostrando que somos un buen equipo”.

Faurlin, DT de la Lepra, se imagina un partido similar: “Va a ser abierto. Somos dos equipos que proponemos jugar y que tomamos riesgos con la idea de jugar por abajo y atacar con mucha gente”.

Y mencionó que la diferencia en los tiempos de trabajo puede jugarle en contra a las rojinegras: “La diferencia justamente está en el tiempo de trabajo de un plantel y otro. Nosotros llevamos menos de dos meses de entrenamiento y apenas superamos las 20 prácticas. A los 5 entrenamientos ya estábamos compitiendo. Pero igualmente confiamos en poder suplir esa falta de tiempo de trabajo con muchas ganas y actitud”.

Con relación a esto, Salera amplió: “El plantel es amplio, con chicas de entre 14 y 33 años. Encontramos una enorme predisposición al trabajo, mucho compromiso y un nivel individual interesante que irá mejorando con el correr de los entrenamientos. Las chicas hacen un gran esfuerzo por poder estar en las prácticas, que arrancan a las 21.30. Ya sea porque no son de la ciudad y tienen que viajar, por cuestiones laborales (algunas hasta se han pedido días en el trabajo para poder estar) o por temas familiares, pero ninguna se lo quiere perder. Eso habla de sus ganas de querer mejorar y de estar a la altura de lo que exige un club como este”.

Por su parte, la entrenadora canalla, de larga trayectoria en el fútbol, destacó la incursión de más clubes en el torneo que organiza la Rosarina: “Me pareció bárbaro que se hayan agregado muchos más equipos al torneo con relación al anterior, porque eso habla a las claras de lo que está creciendo el fútbol femenino. En lo personal me llena de felicidad, soy una pionera en esto, lucho todos los días y me apasiona hacerlo todos los días, y ver el crecimiento me pone súper feliz, como en Rosario se puede llevar a cabo un torneo así”.

“El torneo está en pleno desarrollo. Lo importante es que hay muchas chicas interesadas en sumarse al deporte y muchos lugares donde hacerlo. Todos tenemos que aportar desde donde nos toque lo mejor para que el crecimiento no se detenga. Rosario es un escenario muy propicio para que el fútbol femenino se consolide en el corto plazo”, expresó Faurlin con relación a la gran atención que provocó en todo el público este torneo.

Por último, Gómez marcó la importancia de que el partido sea una fiesta, más allá del resultado: “La Rosarina apostó por nosotras y así se lo devolvimos. En este segundo torneo vamos por más y con este clásico demostrar que podemos dar un buen espectáculo, con valores y sin violencia. Buscaremos que se dé un lindo espectáculo, que en definitiva es lo que queremos todos, que este deporte crezca, no importa el color de la camiseta y que se pueda desarrollar como se lo merece”.

Leprosas y Canallas se verán las caras por primera vez en un partido que sin dudas quedará en la memoria de todos. El fútbol femenino no para de crecer y en Rosario encontró un lugar propicio para seguir haciéndolo. Con el apoyo de los clubes, de las instituciones y con la pasión de las chicas por la redonda.

 

Como llegan los equipos

Las chicas de Central llegan invictas tras ganar todos los partidos disputados. El último fue ante Defensores Unidos por 10 a 1, cotejo correspondiente a la fecha 6, y tienen este viernes una situación inmejorable para subirse a lo más alto de la tabla. Es que si Central se queda con los tres puntos, llegará a los 18 para compartir la punta con Provincial, hasta ahora único líder, también invicto. Además de ser las últimas campeonas, cuentan entre sus filas a las goleadoras del torneo: Érica Lonigro con 13 tantos, Valentina Mana y Paula Salguero con 10.

Newell’s también está realizando una gran campaña, teniendo en cuenta el tiempo de trabajo y que es su primer año en el torneo. La Lepra suma 12 puntos y viene de perder con el puntero por 4 a 1. En dicho encuentro, fueron expulsadas la arquera rojinegra Ilse Pertica, y Pamela Chindamo, que se perderán el partido.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios