Mundo

Erdogan, el principal candidato

Elecciones en Turquía: definen presidente y Parlamento

El actual mandatario Recep Erdogan se perfila como el principal candidato, aunque no obtendría más del 50 por ciento y habría segunda vuelta el próximo 8 de julio


El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, buscará su reelección en los comicios anticipados de hoy, que pueden ser trascendentales para el futuro del país ya que ponen en marcha un nuevo sistema presidencialista impulsado por el mandatario, que gobierna desde 2002.

Los sondeos colocan a Erdogan como favorito para continuar en el poder otros 5 años con entre el 40 y el 50 % de los votos, seguido del socialdemócrata Muharrem Ince (25-30%), la nacionalista Meral Aksener (15-17 %) y el izquierdista Selahattin Demirtas (11 %).

Sin embargo, las encuestas dejan abierta la posibilidad de que sea necesaria una segunda vuelta electoral, pactada para el 8 de julio, lo que mellaría el aura de invencibilidad del mandatario.

Si Erdogan no supera el 50 % en primera vuelta, Ince contaría con el respaldo tanto de Aksener como de Demirtas, poniendo en riesgo el proyecto del presidente, ya que dichas fuerzas concurren aliadas a las elecciones parlamentarias que también se celebran hoy.

Los colegios electorales en los comicios parlamentarios y presidenciales de Turquía abrieron hoy a las 8 hora local para que 56 millones de ciudadanos elijan a los 600 legisladores del nuevo Parlamento y al presidente.

Las más de 180.000 urnas permanecerán abiertas hasta las 17 (11 en Argentina). Recién una hora después se podrán difundir noticias relacionadas con las elecciones y la prensa tiene prohibido informar de los resultados hasta las 21 (15 en Argentina), si bien la Comisión Electoral puede levantar este veto antes, reseñó la agencia española de noticias EFE.

Las encuestas ven también poco probable que el partido de Erdogan, el islamista Justicia y Desarrollo (AKP), consiga renovar su mayoría absoluta con la que gobierna desde 2002, pese a que esta vez acude a las urnas con el derechista Movimiento de Acción Nacionalista (MHP), en una coalición llamada Cumhur (Público).

Bajo el nombre de Millet (“Nación”, en turco), el Partido Republicano del Pueblo (CHP), socialdemócrata y laico, ha formado una alianza con otras dos formaciones: el recién fundado IYI (“Bueno”) -escindido del MHP y dirigido por Aksener- y el pequeño Saadet, islamista y actualmente sin representación parlamentaria.

Se prevé que también el izquierdista Partido Democrático de los Pueblos (HDP), heredero de los movimientos kurdos, superará la barrera electoral del 10 %.

El 18 de abril pasado, Erdogan convocó a estas elecciones un año y medio antes de lo pautado, noviermbre de 2019, adelantando el comienzo de un nuevo sistema político que concentra más poder en la figura del presidente, estipulado en la reforma constitucional de enero de 2017, que impone un giro de un sistema parlamentario a uno presidencialista.

Erdogan justificó el adelanto electoral argumentando la necesidad de poder hacer frente a desafíos como la lucha contra la insurgencia kurda en Irak y Siria.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios