Mundo

Sigue el escrutinio

Elecciones en Perú: Pedro Castillo se proclama ganador

El candidato de izquierda mantiene la leve ventaja sobre Keiko Fujimori con el 99,79 por ciento de los votos escrutados en el balotaje presidencial. "El pueblo ha hablado", advirtió. No hay aún confirmación oficial


Con 99,79% de los votos escrutados y 50,2% de las preferencias, el candidato de Perú Libre a la presidencia, Pedro Castillo, se adjudicó el triunfo en el balotaje celebrado el domingo último, tras un escrutinio codo a codo sobre el que el organismo electoral, la ONPE, aún no se pronuncia oficialmente.

“Seremos un Gobierno respetuoso de la democracia y de la Constitución actual”, dijo Castillo durante una presentación ante sus seguidores en su local partidario del Paseo Colón, en el Centro de Lima, en la que pidió a las autoridades electorales no “mancillar” la voluntad del pueblo peruano y reclamó a sus seguidores “no caer en la provocación”.

El candidato indicó que de acuerdo con un informe de su partido, ya tienen el conteo oficial de la segunda vuelta que le da la victoria en las elecciones generales de Perú de 2021.

La página web de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), que aún no publica el resultado final, por el momento registra que cuando aún resta escrutar el 0,205% de los sufragios, Castillo obtiene el 50,206% frente a la candidata de la derecha Keiko Fujimori, que logra el 49,794% y se ubica a apenas 71.618 votos de diferencia con 18.576.753 sufragios emitidos.

Tras estar un par de días encabezando el conteo, la candidata, exlegisladora e hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, denunció el lunes por la noche “indicios de fraude”.

“Hemos notado que ha habido una estrategia de Perú Libre para distorsionar los resultados que reflejen la voluntad popular y me estoy refiriendo al proceso de impugnaciones de actas, donde la mayoría de estas tratan de evitar que tienen mayor votación contra Fuerza Popular, no se han contabilizado”, denunció por entonces, aunque sus afirmaciones fueron luego desautorizadas por autoridades, políticos, observadores internacionales y expertos.

Las redes sociales bullen en tanto en el país, enfrentando a quienes celebran el aún no oficializado triunfo de Castillo y quienes denuncian irregularidades y con los hashtag #Perúzuela, #Fraude y otros anticipan un “futuro comunista” en el país.

El periodista y conferencista español-peruano Álvaro Vargas Llosa, hijo del también referente derechista y premio Nobel de literatura Mario Vargas Llosa (habitual visitante de Rosario como invitado de la ultraliberal Fundación Libertad), se quejó en sus redes sociales de que el diario ABC se dejó sorprender “proclamando un triunfo prematuro. Como acabo de explicarles, quedan por revisar 5 veces más votos de los que Castillo le lleva a ⁦@KeikoFujimori ⁩en el escrutinio. Que bufonescamente se autoproclame, no lo hace aún ganador”.

Ayer, había señalado que existía una ” presión chantajista para que se reconozca victoria de Castillo”, aunque sin dar detalles.

El avance del escrutinio disminuyó ayer a la espera de la mayoría de las actas de las mesas en el extranjero, que la ONPE ya había advertido que llegarían “mayoritariamente” entre ayer y hoy, sobre todo aquellas procedentes de países más alejados.

“Las actas del exterior no llegan en un solo envío; van llegando por valija diplomática, de acuerdo a cada consulado de los diversos países, e ingresan al centro de cómputo”, explicó en Twitter el politólogo Fernando Tuesta, quien dirigió la ONPE entre 2000 y 2004.

Además de las poco menos de 1.500 actas que quedaban por procesar ayer, faltaba conocer la resolución sobre al menos 1.337 que estaban impugnadas u observadas y fueron remitidas al Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Si ninguno de los candidatos alcanza una diferencia irreversible cuando la ONPE haya procesado el total de las actas, será preciso esperar las decisiones del JNE, que usualmente demora algunos días en pronunciarse sobre los casos más complejos, para proclamar al mandatario electo, tal como sucedió hace cinco años, cuando Fujimori perdió ajustadamente ante Pedro Pablo Kuczynski.

Comentarios