Mundo, Últimas

El Vaticano no relaciona críticas al Papa con antisemitismo

El Vaticano tomó distancia de la comparación respecto de que las críticas al Papa guarden relación con el antisemitismo. El Diario del Vaticano objeta a críticos del Papa

El Vaticano tomó hoy distancia de la comparación que se hizo durante la misa del Viernes Santo respecto de que las críticas al Papa y a la Iglesia, por los abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes, guarden relación con el antisemitismo. 

El predicador de la Casa Pontificia, Raniero Cantalamessa, dijo ayer ante el Papa Benedicto XVI, y citando una carta de un amigo judío que “los estereotipos y el traslado de responsabilidades personales hacia una culpa colectiva me recuerdan a los peores aspectos del antisemitismo”.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, desmintió que desde el Vaticano se haya alentado una comparación “no adecuada” entre el antisemitismo y la actual situación de pedofilia, según señalan los medios italianos, consignó la agencia DPA.

“Acercar los ataques al Papa por el escándalo de pedofilia al antisemitismo no es la línea seguida por la Santa Sede”, declaró a radio Vaticana el vocero Lombardi.

Lo que el predicador personal del Santo Padre citó quiso ser tan sólo una muestra de solidaridad por parte del ciudadano judío, explicó Lombardi en declaraciones a “The New York Times”.

Esto no tenía que ser de ninguna forma un ataque al mundo judío, añadió y reconoció que no era “una comparación adecuada”.

El principal rabino de Roma, Riccardo di Segni, consideró que “ha habido una conexión inadecuada en San Pedro”.

En declaraciones al diario italiano “La Stampa”, el rabino criticó que esas declaraciones se hayan hecho el Viernes Santo, el “día más desdichado en la historia entre cristianos y judíos”.

Cantalamessa dijo durante la misa del Viernes Santo que los judíos fueron a lo largo de su historia víctimas de “una violencia colectiva”, y citó (sin identificarlo) a un amigo judío, quien dijo que estaba siguiendo con repulsión los agresivos y concentrados ataques contra el Papa y la Iglesia.

Comentarios