Ciudad, Edición Impresa

El Vasallo vuelve a calentar las bancas en pleno enero

Mañana habrá atípica sesión extraordinaria en el Concejo para tratar el aumento de las patentes

Ante el llamado a una sesión extraordinaria del Concejo para mañana, cuando se tratará el aumento de la patente automotor en Rosario en un 10 por ciento –que se sumará al 20 autorizado por la Legislatura–, el concejal Héctor Cavallero adelantó que su bloque del PPS junto a Encuentro por Rosario y el Frente Para la Victoria votarán en contra. En tanto, el oficialismo deberá obtener el quórum necesario para tratar el mensaje en el recinto en un momento en que algunos de los ediles, tanto del oficialismo como opositores, se encuentran de vacaciones. Pero el propio jefe de bloque socialista, Manuel Sciutto, aseguró que contarán con el número suficiente. Por otra parte, el edil Alberto Cortés, de Proyecto Sur, confirmó que apoyará la aprobación del aumento pero que a la vez propondrá que queden exceptuados los vehículos de trabajo como taxis, transportes escolares, entre otros, y los modelos de autos particulares más viejos.

El viernes pasado llegó al Palacio Vasallo el mensaje del intendente Miguel Lifschitz dirigido al presidente del Cuerpo, Miguel Zamarini, para la convocatoria a una sesión extraordinaria para considerar, como único tema, una ordenanza para incrementar el monto de la patente en un 10 por ciento que se sumará al 20 autorizado por la Legislatura provincial.

El concejal Cavallero adelantó que la postura de su bloque será votar por la negativa y que antes de comenzar la sesión, un grupo de legisladores opositores darán a conocer un comunicado en el que cuestionarán la propuesta.

“Nosotros estamos en contra porque aumentar el 10 por ciento, más el 20 que estipula la propia ley, es un 30 que deberá enfrentar el propio contribuyente.  Y frente a la presión fiscal del aumento del impuesto inmobiliario y de los servicios y tarifas, nos parece excesivo”, puntualizó el ex intendente, quien indicó además que acompañarán el cuestionamiento otro ediles como Alfredo Curi, María Eugenia Bielsa y Norma López.

“Además, en vez de discutir el presupuesto y ver de alguna manera que haya un proyecto de presupuesto con viso de realidad, nos obligan a tener que estar emparchando a cada rato”, se quejó.

“Si ellos reúnen el quórum necesario, aunque para nosotros no debería tratarse, daremos el debate. Pero, desde ya, la posición va a ser votar en contra y somos varios los concejales que el mismo lunes vamos a sacar un documento en conjunto de rechazo”, dijo Cavallero.

Por su parte, desde el oficialismo Sciutto aseguró que obtendrá la cantidad de concejales para el quórum y que algunos de los ediles que ya estaban de vacaciones regresarán para participar de la sesión extraordinaria y otros, que estaban a punto de partir, demorarán el inicio de su descanso. Además, confió que tanto Cortés como otros opositores estarán en el debate.
La sesión será atípica para este comienzo de año y sólo se recuerda una similar en pleno enero de 2002.

“Tiene coherencia que los tratemos en este momento porque la ley fue aprobada por la Legislatura provincial después de que nosotros terminamos de sesionar en 2009 y no nos dan los tiempos para la extraordinaria de febrero”, explicó Sciutto.

El edil del Frente Progresista resaltó que si bien tenían otra propuesta “se hará uso de la opción de la ley provincial, que con la base de la propuesta del peronismo en Legislatura provincial, ya que se desistió la que elevó el Ejecutivo provincial que hablaba de una sexta cuota de patente para el año 2009”, recordó.

“La atribución del 10 por ciento es de la ley que está en vigencia y lo que preveía era que los municipios la aprobaran o no, en noviembre. Pero como se demoró la sanción y la sexta cutota no entró se extendió el límite al 31 de enero. En noviembre, había 68 comunas que habían avisado que la implementarían, por lo que entendemos que ahora se sumarán muchas más como es el caso de Rosario”, comentó el concejal que representa al bloque oficialista.

Por su parte, Cortés, de Proyecto Sur, también cuestionó las consecuencias de los cambios a la ley del presupuesto provincial introducidos “por el ex funcionario de la dictadura (en referencia al senador del PJ Juan Carlos) Mercier”.

“No coincidimos en nada con lo que se hizo con el presupuesto y ahora, si bien creemos que puede ser necesario compensar en algo con el aumento del 10 por ciento para las arcas del municipio, no estamos de acuerdo con un aumento generalizado para todos los vehículos sin discriminación porque no es lo mismo un modelo nuevo que uno de bajo costo que se usa para el trabajo”, planteó el concejal que propondrá cambios en la norma en este sentido.

OJOTAS EN SUSPENSO

El llamado del Concejo para sesionar mañana obligará a muchos ediles a abandonar, al menos por un día, las ojotas y el short para calzarse el traje. Pero algunos concejales ni siquiera harán tiempo para interrumpir sus vacaciones. El jefe de la bancada oficialista, Manuel Sciutto, comentó, no sin humor: “Hay algunos a los que demoramos el inicio de las vacaciones, otros aceleraron el retorno y otros salen recién en la segunda quincena de enero”. En tanto, voceros de cuerpo legislativo indicaron que los opositores Jorge Boasso, Arturo Gandolla, Fernando Rosúa y Laura Weskamp no podrían regresar de sus descansos.

El déficit municipal “es terrorífico”

El concejal Héctor Cavallero cuestionó muy duro a la gestión municipal, por lo que consideró “una falta de discusión de fondo en cuanto a los recursos” y calificó al déficit de la intendencia como “terrorífico”. Así, planteó su oposición al aumento del 10 por ciento sobre las patentes, con ese cuadro de situación de fondo. “No podemos seguir así porque vamos corriendo atrás del presupuesto, que ya fue mandado con 56 millones de déficit sin contemplar los gastos; el déficit es terrorífico si se empiezan a sumar los 30 millones de la Mixta, los 14 millones de la Semtur y los 129 millones por amortización de capital e intereses; no se puede seguir endeudándose año a año e hipotecar el futuro del municipio”, disparó el ex intendente. “Queremos discutir la estructura del ingreso y un orden de jerarquías”, agregó. “Hay que sincerarse de una vez y reducir violentísimamente el gasto, todo lo que queda de obra pública son 5 millones de pesos, de los cuales 23 son del BID para hacer pavimentos, es decir, no son genuinos”, puntualizó. “Esto (la cuestión de los ingresos) tendría que ser algo más racional, y aclaro que no lo digo por oponerme porque sí, lo hago porque veo que no queda un mango. Lo de las cloacas se firmó hace 5 meses y no hay nada”, lanzó como ejemplo.

Comentarios