Política

Movilización del #21F

El triunviro Acuña también se bajó de la marcha de Moyano


"Nosotros no nos vamos a movilizar, pero apoyamos el reclamo porque es razonable", sostuvo Acuña. Foto: NA

El triunviro de la CGT y secretario general del sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicios, Carlos Acuña, volvió sobre sus pasos y decidió que el gremio que conduce de no movilizará en la marcha del próximo 21 de febrero a la que convocó el camionero Hugo Moyano.

“Nosotros no nos vamos a movilizar, pero apoyamos el reclamo porque es razonable”, sostuvo Acuña, quien hace dos semanas había participado en Mar del Plata de la cumbre de los sectores “duros” de la CGT en la que se convocó a la marcha, e incluso días atrás había acusado su colega del triunvirato, Héctor Daer, de “defender a la patronal” por no adherir a la movilización.

En declaraciones a radio El Mundo, Acuña sostuvo que el reclamo de Moyano y todo el arco gremial que sostiene la marcha es “legítimo”, pero se despegó de la movilización porque hay “sectores políticos que se cuelgan del reclamo de los trabajadores”, en referencia al kirchnerismo.
“Tenemos sectores políticos que se cuelgan a un reclamo de los trabajadores, que no corresponde que se politice”, se recalcó, y agregó: “Le damos argumento al mismo Gobierno para decir que los mandó Cristina (Kirchner) y no es así”.
A su vez, Acuña explicó que si su gremio concurre a la marcha “no hay combustible en el país”.
“Yo lo que quiero que quede claro es el concepto que tengo: no se puede no apoyar un reclamo legítimo y sostengo que cuando la mayoría del Consejo Directivo decide algo, a veces no me gusta pero tengo que acatarlo. No es posible que cuando a mi me gusta lo apoyo y cuando no es conveniente te dejo solo”, adujo.
La deserción de Acuña mete más presión a una CGT que quedó al borde de la fractura cuando en la última reunión del Consejo Directivo los gremios moyanistas dieron su apoyo la medida de fuerza pero pegaron el faltazo los representantes de los “gordos” y los “independientes”, que comandan los sindicatos de mayor cantidad de afiliados.
El jefe del gremio de los playeros anticipó que el sector de la CGT que tiene como referente a Luis Barrionuevo resolverá su posición el miércoles próximo, y vaticinó que varios sindicatos no movilizarán porque “no se sienten cómodos” con lo que definió como “la politización” de la protesta.
Días atrás, el secretario general de encargados de edificio, Víctor Santa María, vinculado al kirchnerismo, sorprendió al conocerse que su gremio tampoco acompañaría la marcha de Camioneros y aliados que se realizará sobre la Avenida 9 de Julio.
Además, tampoco formará parte el Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar (Aleara), confirmó este fin de semana en declaraciones periodísticas su secretario general, Ariel Fassione.
“A nosotros nadie nos convocó, por lo tanto nosotros no vamos a acompañar porque no estamos interiorizados acerca del por qué de la marcha”, indicó el jefe de Aleara.
Pese a las múltiples deserciones, Moyano podrá hacer ante el Gobierno una demostración de fuerza, ya que a la conocida capacidad de movilización de su gremio de Camioneros, se sumarán los bancarios de Sergio Palazzo (que lidera la Corriente Federal de Trabajadores), las dos CTA, los movimientos sociales y agrupaciones políticas del kirchnerismo y de la izquierda.

Palazzo: “No creo que la CGT se fracture”

En otro orden, el secretario general de la Corriente Federal de Trabajadores, Sergio Palazzo, dijo este domingo que no cree en un escenario de “fractura” de la CGT, y opinó que “seguirán conviviendo” ambos sectores.

“No creo que la CGT se fracture. Seguirán conviviendo ambos sectores con un claro perfil de un lado y con un claro perfil el otro. Como cuando tenés un problema familiar y uno duerme en el cuarto y otro en el sillón”, consideró el líder de La Bancaria, que le bajó el tono a las versiones sobre una inminente implosión de la central obrera.
Palazzo clasificó a los dos sectores de la CGT en función de su relación con el gobierno.

“Hay una decantación de quienes están dispuestos a confrontar y los que están dispuestos a dialogar, que con el diálogo no han tenido ningún tipo de éxito”, comparó .

Destacó que más allá del formato de conducción que acuerde la CGT en un futuro cercano, “lo importante es tener un programa en contra de la política de este gobierno”.

“Si es 1, 3 o 5 los que conducen, será una decisión de todos los sectores, pero lo importante es tener un programa en contra de la política de este gobierno”, enfatizó el líder de La Bancaria.

Por otra parte, el dirigente gremial de extracción radical K denunció una “operación mediática” del oficialismo para mostrar una supuesta falta de acompañamiento de sectores del sindicalismo a la marcha del febrero que encabeza el camionero Hugo Moyano.

“Hay una operación mediática, te van mostrando de a uno los que sabíamos que no iban a ir. Así que no mueve el amperímetro de lo que era la marcha”, aclaró.

Sin embargo, Palazzo se quejó de “la actitud de algunos de los compañeros de no ser solidario con los trabajadores”.

Por otra parte, volvió a rechazar una discusión paritaria en torno al 15% para este año.

“Una paritaria del 15% sin ninguna claúsula gatillo no tiene ningún sentido, no la veo viable. El 2 de febrero el propio del BCRA anunció que la inflación es de 19,4%”, indicó.

Si te gustó esta nota, compartila