Ciudad, Edición Impresa

Inversión

El sur, entre obras largamente esperadas y nuevos temores

Barrios La Carne y el Tanque suman en infraestructura, pero vecinos señalan que ahora el gran problema es la violencia.


En la denominación gubernamental el barrio lleva el nombre de Esteban Echeverría pero el sector de la zona sur entre Ayacucho y Circunvalación es para sus vecinos barrio La Carne, y en algunos sectores específicos barrio Tanque, antes Villa Manuelita. En 2014 la zona de casi 100 torres Fonavi fue señalada desde el gobierno provincial y municipal como beneficiaria de una serie de obras (pintura de edificios, mejoramiento de pavimentos y el acceso desde la Circunvalación) más las necesarias conexiones cloacales. En total, casi 8 millones de pesos serán destinados al barrio cuando finalicen los trabajos.

Así lo demuestran las tareas de remoción de tierra al costado de la calle Gutiérrez que es el acceso desde el anillo circunvalar al barrio. A metros de los operarios del municipio, Laura Rodríguez, abuela de Ciro, a quien fue a buscar al jardín, explica a El Ciudadano: “Estoy chocha con las obras. Igual hay mucho por hacer”. Hace dos años que vive cerca del frigorífico. Se mudó por la cantidad de robos que sufría a pocas cuadras por Grandoli.

Para ella la presencia de la Policía escasea, por lo que pidieron a la vecinal sumar un destacamento policial más en el extremo este del barrio que da al parque huerta “La tablada”. A metros está el Parque del Mercado, construido durante la intendencia de Héctor Cavallero. “Es raro. Cuando por Grandoli pasa lo peor (robos y situaciones de violencia) acá está marcada como zona roja por el GPS. Zona peligrosa por la que Ecco no me quiere hacer el contrato de prepaga para mi esposo que sufre insuficiencia renal y cardíaca”, señala la abuela.

El principal pedido, cuenta Silvio G., dueño de una carnicería ubicada por calle Gutiérrez, sigue siendo más seguridad. “La zona se pone peligrosa a la noche. Siempre viene bien cuidarse. Empecé a cerrar más temprano por los robos y me cuido cuando hacemos el descargue de mercadería”, detalla el hombre que hace 5 años tiene el local en la zona.

Detrás de su edificio los complejos evidencian falta de cuidado en los frentes a la espera de las mejoras presupuestadas por el municipio y la provincia. No así en calle Grandoli, sindicada por otros vecinos como la más peligrosa. Dos de los complejos Fonavis tuvieron durante esta semana las tareas de pintura en su fachada al igual que demás mejoras de infraestructura menores. “Es muy distinto cuadra a cuadra. En algunas ni siquiera caminamos”, grafica Gabriela, clienta de la carnicería. Ella vive por Sánchez de Thompson a metros de Uriburu, donde no llegaron los contenedores verdes de residuos.

“Vimos que llegaron (por los basureros) en algunas cuadras pero a la nuestra no. Y también tenemos derecho de no tener problemas con la basura”. Según contó la mujer, no en todos los Fonavis se conformaron consorcios aunque “la gente se organiza para pagar limpieza (cortar césped, barrer y baldear) de los lugares comunes”.

Otros entrevistados indicaron que las noches pueden ser violentas y que los comandos de la Policía llegan con tardanza. “En algunos casos se les complica porque no hay calle para entrar a los Fonavis. Es todo tierra y cuando llueve olvidate”, apuntó Mariela, de 30 años y con 10 viviendo en el barrio.

Con todo, oficialmente se detalló que el plan de obra de 2014/2015 del Plan Abre para Rosario implica una inversión superior a los 240 millones de pesos que ayudarán a “mejorar la calidad de vida de los vecinos”.

Plan en marcha

Los numerosos Fonavis de barrio Echeverría evidencian, algunos más y otros menos, la tarea enmarcada en el plan de inversión de los gobiernos santafesino y municipal anunciados a principio de año. En el marco del Plan Abre y otras iniciativas del gobierno de Santa Fe forman parte de otras obras proyectadas para el sur de la ciudad.

Entre las acciones más importantes se destacan la revitalización de los Centros Comerciales a Cielo Abierto: Necochea, Ayacucho y Tiro Suizo; la remodelación integral de avenida San Martín –desde Arijón hasta avenida Circunvalación–; y obras de pavimentación en los barrios Uriburu y La Guardia. También se incluyen otras proyectadas obras cuyo fin está planificado para 2015, como el mejoramiento del cordón Ayacucho con apertura de calles, iluminación e intervenciones urbanas, al igual que la creación del Centro Territorial de Denuncias, ubicado en Centeno y San Martín.

Cabe destacar que la zona sur será uno de los sectores donde se implementa el programa “Vuelvo a estudiar” y otras iniciativas destinadas al fortalecimiento de clubes barriales e iniciativas de inclusión sociolaboral para jóvenes. A esto se le suma lo ya sabido: la creación de la estación de tren que unirá por rieles la ciudad con Buenos Aires.

“Hay una fuerte inversión conjunta porque creemos que lo que hay hacer para la seguridad y la convivencia es dar oportunidad, trabajo y transformación en los barrios”, indicó la intendenta Mónica Fein durante los anuncios del Plan Abre.

Alquileres: el miércoles, audiencia en el Concejo

El Concejo Municipal será escenario, este miércoles desde las 10 de una audiencia pública sobre la problemática en alquileres en la ciudad, en la que por primera vez se verán cara a cara en un ámbito oficial representantes de organismos de consumidores con las cámaras inmobiliarias.

Según adelantó el titular del Concejo, Miguel Zamarini, confirmaron presencia la Oficina Municipal de Defensa al Consumidor, distintas organizaciones de consumidores y entidades que asesoran, las dos cámaras inmobiliarias (Cadeiros y Ceir), legisladores provinciales y nacionales. Y aunque todavía no confirmaron probablemente participen representantes de entidades empresarias –muchos comerciantes vienen denunciando aumentos desmedidos para renovar contratos por locales e incluso optan por mudarse– y gremios como Empleados de Comercio, que viene desplegando una campaña por los altos precios para viviendas pero también en propiedades de uso comercial, que quedan vacías y se resiente la actividad.

“Nos preocupa realmente esta problemática que sacude no solamente a rosarinos que buscan su vivienda sino a comercios que debieron achicarse o hasta cerrar por los aumentos indiscriminados”, acompañó el socialista Zamarini. “Queremos brindar informes, contar proyectos y fundamentalmente que todas las partes debatan y busquen soluciones”, subrayó.

En ese sentido, remarcó que existen en la ciudad más de 1.900 locales comerciales parados que reducen directamente la oferta laboral en Rosario. “También nos preocupan seriamente los aumentos desproporcionados en viviendas que, en algunos casos, han superado cualquier índice de inflación, alcanzando hasta un 100 por ciento”.

Zamarini adelantó que, además de los oradores ya previstos, cualquier particular que asista a la jornada podrá hacer uso de la palabra para expresar su situación o bien realizar preguntas a los panelistas. “Queremos que la ciudadanía se involucre, se sienta recibida en el Concejo. Nosotros, lejos de escaparle a esta problemática, queremos ir en búsqueda de soluciones”, sostuvo.

Comentarios