Edición Impresa, Política

Coyuntura laboral

El sindicalismo evalúa un paro conjunto contra el veto de Macri

Las diferentes centrales gremiales preparan una huelga para los primeros días de junio por la caída de la ley antidespidos.


Dirigentes sindicales evalúan realizar un paro para los primeros días de junio en respuesta al veto del presidente Mauricio Macri a la ley antidespidos que impulsó el peronismo, mientras el gobierno defendió la medida al indicar que “no favorecía a la generación de empleo” y que por eso el presidente Mauricio Macri “usó las facultades constitucionales para no permitir que esta ley se promulgue”.

El jefe de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, adelantó ayer que la decisión de una eventual movilización se resolverá “esta semana” y explicó que por lo que pudo dialogar con el mandamás de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, el paro se llevará a cabo entre los “primeros diez días de junio”.

Ese argumento fue sostenido también por el representante de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, quien incluso estimó que la medida de fuerza podría realizarse alrededor del 10 de junio.

Por su parte, el secretario adjunto del gremio de Camioneros Pablo Moyano, aseguró ayer que ante el veto del presidente Macri a la ley antidespidos “algo hay que hacer” y destacó que “si no es un paro puede ser una movilización a Plaza de Mayo o al Congreso”.

Para el mayor de los hijos de Moyano, “tiene que haber una reacción, porque es un error histórico vetar esta ley” que intentaba frenar los despidos por al menos 180 días, tanto en las empresas privadas como en el Estado.

“Ojalá que esa soberbia que tiene el presidente para vetar la tenga para no darle tantos beneficios a sectores que ya se han llenado de dinero”, remarcó, y en ese sentido sostuvo que Macri “tiene amor por los empresarios y desprecio por los trabajadores”. Y agregó que el jefe del Estado “no respondió a las demandas de la CGT y le dio todo al campo y las mineras”.

En tanto que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, también justificó el veto al recordar en declaraciones radiales que Macri “avisó” que la ley “no favorecía a la generación de empleo” y por eso “usó las facultades constitucionales para no permitir que esta ley se promulgue”.

Sin embargo, el sindicalismo discute la implementación de una medida de fuerza para la cual, si bien no hay una fecha estipulada, se sabe que “debe ser contundente después de una marcha como la del 29 de abril”, dijo Micheli.

Por otro lado, el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, adelantó que van a “acompañar” el reclamo de los gremios ya que estimó que “alguna consecuencia va a tener” la decisión adoptada el viernes por Macri.

“La decisión le corresponde a los trabajadores y a sus dirigentes sindicales y si la decisión es tomar algún tipo de reacción en contra del veto nosotros vamos a acompañarla”, confirmó Recalde.

Comentarios