El Hincha

Final con sonrisa

Las Panteritas vencieron a Estados Unidos en el cierre del Mundial

Las Panteritas lograron así el séptimo puesto en el campeonato. Y se despidieron de Rosario con una alegría luego de dos dolorosas derrotas. Sin dudas que el saldo es más que positivo para un plantel que dejó todo en cada partido y que tiene bien ganado el apodo de “Panteritas”.


Con una alegría. Así cerraron el Mundial Las Panteritas. En su último encuentro en la máxima cita de este deporte en la divisional Sub 18, el seleccionado argentino de vóley se despidió ante un entusiasta público rosarino con un triunfo sobre Estados Unidos por 3-1 que le permitió culminar en el séptimo lugar y así entrar en la historia al ser la mejor ubicación en un Mundial femenino de esta categoría desde que es disputado por 20 equipos, ya que en 1991 también Argentina obtuvo una séptima ubicación, pero jugaban 12 combinados.

Aplauso cerrado, festejo de las jugadoras con sus familiares, foto con todos los integrantes del cuerpo técnico y baile en el mismísimo rectángulo de juego. Todo eso se vivió en el mediodía rosarino tras el 3-1 albiceleste sobre las norteamericanas con parciales de 25-17, 25-19, 19-25 y 30-28.

En el primer capítulo Argentina entró mejor al juego y logró sacar rápidamente una ventaja de cuatro puntos al llegar el primer tiempo técnico (8-4). Pero las norteamericanas se repusieron de un inicio errático y lograron igualar las acciones en 8. A partir de allí, el seleccionado nacional fue superior apoyado en la potencia y eficacia de Sofía Meinardi, siendo decisiva a la hora de atacar. Estados Unidos no supo contrarrestar el juego de las locales y las dirigidas por Estanislao Vachino se llevaron el parcial por 25-17.

Para el segundo set, la tónica del partido se mantuvo. El conjunto albiceleste siempre estuvo al frente en el marcador, con un muy buen trabajo de la armadora Victoria Mayer, eligiendo bien las vías de ataques para dañar por posición 2 y 4,  y así lograr un sólido 25-19 para ponerse 2 a 0.

El tercer parcial comenzó mejor para las dirigidas por Jim Stone, donde por primera vez en el juego pudieron prevalecer en el encuentro y supieron estar al frente en el tanteador con una máxima de cinco puntos en dos ocasiones: 11-6 y 17-12. Las chicas estadounidenses bloquearon de gran manera durante todo el set y sumado a que Argentina no estuvo fino al momento de atacar, la visita se terminó quedando con la tercera manga por 25-19.

El cuarto capítulo fue el más parejo y disputado del partido. Las chicas albicelestes ajustaron las imprecisiones que tuvieron en el set anterior, bajaron los errores no forzados y volvió a gravitar Sofía Meinardi para sacar una pequeña renta en el marcador de 16-14 llegando al segundo tiempo técnico. El seleccionado norteamericano no se quedó atrás y gracias a la excelente actuación de Skylar Fields, generando mucho en ataque, logró empardar las acciones y a partir de ese momento el encuentro se volvió muy igualado. Hasta que apareció la garra de Las Panteritas de la mano de una buena defensa en varios pasajes del juego más el aporte de puntos clave de la figura de la cancha, Meinardi, para cerrar el parcial por 30-28 y el partido por 3 a 1.

Las Panteritas lograron así el séptimo puesto en el campeonato. Y se despidieron de Rosario con una alegría luego de dos dolorosas derrotas. Sin dudas que el saldo es más que positivo para un plantel que dejó todo en cada partido y que tiene bien ganado el apodo de “Panteritas”.

Si te gustó esta nota, compartila