Edición Impresa, El Hincha, Rosario Central

CENTRAL 2- GIMNASIA 1

El sacrificio tuvo su premio

Lo perdía, se quedó con uno menos y lo terminó dando vuelta.


Con mucha dificultad. Sobre la hora, después de darlo vuelta y con un hombre menos. Sin dudas un triunfo para que los hinchas sigan festejando. Para que Central continúe con la ilusión de la clasificación a la Sudamericana. Un equipo insistente, que a pesar de sus fallas, va y va… Que tal vez no luzca tanto, pero que tiene a los resultados como fundamento: 16 puntos sobre 21 posibles. Central jugó con el overol puesto durante todo el partido. No bajó nunca los brazos y la agónica victoria terminó siendo un premio al sacrificio y para el rival un castigo por amarrete.

Pero antes de los vibrantes minutos finales donde Camacho -la figura del partido- lo empató, y Herrera lo dio vuelta, hubo un partido donde el Canalla no lo jugó bien. Especialmente en el primer tiempo, donde cometió errores defensivos llamativos como en la jugada del gol de Gimnasia. Y en donde sintió la ausencia de Teo Gutiérrez para abastecer a Ruben, que no le llegó una sola pelota clara en todo el partido.

Central terminó ganando un partido bravísimo. Ante un rival que hace de la defensa su principal arma. A pesar de todo, el equipo de Montero lo buscó siempre aunque careció en varios pasajes de ideas. Fue un equipo voluntarioso que no dio nada por perdido cuando seguía en desventaja y encima se quedaba con uno menos.

Montero acertó con los cambios, más allá del obligado por la lesión de Colman. Tomó riesgos y esos riesgos terminaron dando sus frutos. Porque a pesar del juego este equipo es obtiene los resultados y son los puntos los que lo están llevando a cumplir el objetivo de máxima que tiene en lo que queda en el campeonato. Fue un premio al sacrificio, a no bajar nunca los brazos. Un triunfo que sirve para continuar metido en la pelea por la Copa y para continuar agarrando confianza porque después de Aldosivi se vendrán los bravos compromisos.

Uno X uno canalla

Rodríguez (5). La que le patearon fue gol. Igual no tuvo responsabilidad.

Ferrari (5). Muy voluntarioso. Se mostró siempre. Perdió y ganó en la marca.

Leguizamón (3). Pésimo cálculo en la jugada que derivó en el gol. No dio seguridad.

Pinola (5). Un primer tiempo donde compartió dudas con su compañero de zaga. Después fue el de siempre.

Villagra (5). No siguió al uruguayo Alemán en la jugada del gol de Gimnasia. Después no tuvo problemas en la marca y fue siempre salida.

Camacho (7). El más peligroso en el primer tiempo. Bien con la pelota. Convirtió el empate.

Musto (6). Tuvo el empate, pero primero el palo y luego Martín Arias se lo impidieron.

Carrizo (6). Le costó entrar en juego. Cuando jugó abierto por la izquierda lo hizo. Asistió a Herrera en el segundo gol.

Colman (5). Más allá que no pesó, jugó bien con la pelota. Salió lesionado en el primer tiempo.

Rivas (5). De menor a mayor. Su juego creció cuando Montero lo mandó a jugar por izquierda. Tuvo el empate tras dos muy buenos remates.

Ruben (3). Peleó mucho. Lo marcaron hombre a hombre. Así y todo se mostró peligroso. Luego pisó a Romero y vio la roja.

Herrera (6). Le tocó ingresar por la lesión de Colman. Terminó siendo el referente de área. Anotó el gol de la victoria.

Lovera (-). Buenas intenciones. Participó en ataques.

Bordagaray (-). Activo en ataque para ir por la remontada.

Comentarios