El Hincha, Rugby

Empujar o no, esa es la cuestión

El rugby local volverá con un scrum simulado según disposición de la UAR, lo que generó polémica

El martes por la tarde llegó a todos las uniones provinciales una comunicación desde la entidad madre del rugby argentino estableciendo que para reiniciar la actividad en los torneos en marzo en el scrum no se empuje. Esto provocó desde los jugadores una catarata de críticas en las redes sociales


Sin empuje. Desde la UAR comunicaron sobre el scrum y se desató la polémica. Crédito: Gentileza Nicolás Fratini.

La Unión Argentina de Rugby (UAR) les comunicó a las diferentes federaciones provinciales que habrá un cambio de reglamento para el scrum, una de las clásicas jugadas de este deporte, por la pandemia de coronavirus.

Después de un año y medio sin actividad, el rugby nacional volverá a las canchas en abril pero con algunos cambios en el juego, según les informó el Área de Competencia y Desarrollo de la UAR a las uniones provinciales: la formación (el scrum) será simulado, se jugará con la modalidad “tira y saca” sin oposición para aquel equipo que tenga la posesión de la pelota, es decir que no habrá empuje entre las formaciones.

La medida fue establecida para todas las divisiones, desde los menores de 15 años hasta la división de mayores, y será adoptada en los partidos locales amistosos que se jueguen antes del reinicio de la actividad y en los campeonatos oficiales.

Según detalló la página A Pleno Rugby, antes de introducir la pelota se deberán lograr los tres tiempos indicados para el enganche; los jugadores deberán estar en posición de empuje y el scrum deberá estar estable.

Durante la introducción, ambos equipos deberán realizar un ejercicio isométrico para mantener una postura correcta pero no habrá empuje, y el equipo que introduce la pelota debe hookearla. “En caso de que no lo hiciera el juego se reanudará con un free kick a favor del equipo que no introdujo la pelota. No se podrá pedir scrum como opción”, señalaron. Ese free kick no se podrá jugar hasta que el equipo defensor tenga un tiempo razonable para posicionarse. La pelota deberá jugarse fuera del scrum, una vez disponible, antes de los cincos segundos y no habrá reseteos de scrum.

Las modificaciones en el reglamento sobre el scrum no fueron bien recibidas por parte del ambiente de rugby. Francisco Ferronato, primera línea y capitán de Belgrano, declaró al sitio especializado: “Estoy sorprendido, no lo puedo creer. Me parece una decisión errónea, cercana al papelón”, expresó.

“Entiendo que no es por Covid-19. Y si es por seguridad, obvio que el scrum implica un riesgo pero como tantas otras situaciones de nuestro deporte: un tackle ofensivo, un contraruck, intentar detener un maul que avanza o disputar una pelota arriba. Hay miles de situaciones que implican un riesgo, y sin embargo solo el scrum es víctima”, agregó Ferronato, forward de Belgrano y médico, especialista en anatomía patológica en el hospital Pirovano de Coghlan.

El pilar tucumano Roberto Tejerizo, ex Jaguares, escribió “una vergüenza” en el mismo posteo de la nota de Ferronato que condena al cambio de regla en el scrum.

“En cuanto a los cambios que salieron, me parecen ridículos. Hay un error de concepto, entiendo que hace un año no competimos, pero no creo que la forma de llegar a un scrum seguro sea formando menos scrums”, consideró Facundo Aguirre, pilar izquierdo de CUBA.

“El rugby sin scrum es otro deporte. Ojalá la UAR revea esta decisión, se asesore con los que saben y lleguen a una conclusión lógica”, manifestó Aguirre.

Otro rugbier tucumano, Gabriel Ascarate, que juega en la franquicia paraguaya Olimpia Lions, publicó en su cuenta de Twitter: “¿En serio quieren hacer volver el rugby sin scrum?? No dejan de sorprender lamentablemente”.

“No se puede desmerecer el enorme laburo que viene realizando la comisión de Rugby Seguro, pero en Tucumán no coincidimos con muchas de estas cosas. Nadie nos consulta nada. Viene a sobre cerrado, y eso no es bueno”, opinó Héctor Corbalán Costilla, presidente de la Unión Tucumana de Rugby.

Fuera del campo de juego, los protocolos sanitarios que impondrá la UAR no permitirán a los equipos utilizar los vestuarios. Los jugadores deberían llegar al club cambiados y retirarse del mismo una vez concluido el partido. Además, no se permitiría el acceso al público para presenciar los partidos ni habrá terceros tiempos.

La comunicación de la UAR que desató la polémica es la siguiente:

La Unión Argentina de Rugby se dirigió a las Uniones Provinciales informándole las normas obligatorias respecto al scrum en todos los partidos, ya sean amistosos o por campeonato, en todas las divisiones (desde M15 a mayores) de todos los niveles, a partir del día de la fecha. Las mismas tienen como objetivo preservar la integridad física y garantizar la seguridad de los jugadores en el regreso a las canchas.

Cabe recordar que hace tres años que no se empuja el scrum más de un metro y medio, sumado que el último y cuarto año, directamente no se jugó al rugby. Los antecedentes fueron tenidos en cuenta por el área médica, de preparación física y el staff de Alto Rendimiento a la hora de elaborar las recomendaciones.

Alineados con la mayoría de las uniones presentes en la reunión de Desarrollo de World Rugby, el rugby amateur comenzará a jugar el scrum con la modalidad “tira saca”, como medida preventiva tras la inactividad de todos los equipos.

El objetivo es que mientras se juega de esta manera, practiquen empuje en sus entrenamientos, donde no se registran antecedentes de lesionados grave. Una vez que se logre un scrum estable con correcta posición de acuerdo con los informes de los referentes de seguridad, la Unión Argentina de Rugby autorizará a las diferentes uniones para pasar a la segunda etapa, donde se empujará hasta un metro y medio. Y, por último, la tercera etapa de empuje libre para mayores.

La modalidad “tira saca” implica que quien introduce la pelota será el que dispondrá de la misma.

  1. Antes de introducir la pelota, lo que se hará según indica el reglamento, se deberá lograr:
    a. Los tres tiempos marcados por el enganche
    b. Los jugadores deberán estar en posición de empuje
    c. El scrum deberá estar estable
  2. Durante la introducción:
    a. Ambos equipos deberán realizar un ejercicio isométrico, que implican una tensión muscular pero que no generan movimiento de contracción y extensión de los músculos, es decir, no hay empuje pero deben activar los músculos mientras mantienen una postura correcta.
    b. El equipo que introduce la pelota debe hookearla. En caso de que no lo hiciera, el juego se reanudará con free kick a favor del equpo que introdujera la pelota. No se podrá pedir scrum como opción.
  3. Después de la introducción
    a. La pelota debe jugarse fuera del scrum, una vez disponible, antes de los cinco segundos. En caso de que no se jugara en ese tiempo, el juego se reanudará con free kick a favor del equipo que no introdujo la pelota. No se podrá pedir scrum como opción.
    b. No habrá reseteos de scrum. En caso de que se produjera el juego se reanudará con free kick a favor del equipo que introdujo la pelota. Ese free kick no se podrá jugar hasta que el equipo defensor tenga un tiempo razonable para posicionarse. No se podrá pedir scrum como opción.

Comentarios