Ciudad, Edición Impresa

la mujer, los bebés y las familias como protagonistas

El Roque tiene nueva maternidad

Las mujeres podrán adecuar el lugar “a sus deseos a la hora de dar a luz”.


A la vanguardia en materia de parto respetado, la Municipalidad inauguró este jueves el Área de Atención Integral de la Mujer del Hospital Roque Sáenz Peña, tras la ampliación y modernización del sector que reemplaza a la Maternidad, y donde a partir de ahora las mujeres “podrán adecuar el lugar a sus necesidades y deseos a la hora de dar a luz”. El acto en la sede de Laprida 5381 contó con la presencia del gobernador Miguel Lifschitz y la intendenta Mónica Fein, funcionarios provinciales y municipales y personal del Hospital, entre otros.

La obra implicó una inversión total de $30 millones, de los que $16 millones corresponden a la obra y $14 millones al equipamiento y mobiliario, instalados en los 650 metros cuadrados del flamante sector. Allí, no sólo se mejoró el aspecto edilicio sino que fundamentalmente se fortaleció el concepto de parto respetado, ya que la reforma y modernización se enmarca en la estrategia de maternidad segura y centrada en la familia, e integrada a los demás servicios existentes en el Hospital Roque Sáenz Peña como la consejería ambulatoria de ginecología, cirugías, provisión de métodos anticonceptivos de larga duración y quirúrgicos.

Un orgullo de la ciudad

Para Fein, “es un orgullo de la ciudad tener la mejor maternidad que hay en Rosario”, y anticipó que “el Roque Sáenz Peña va a cambiar el paradigma de nacer”, ya que, indicó la intendenta, el nuevo concepto “más humanizado” ya llamó la atención del sector privado y “nos va a obligar al sector público en algunos lugares que son maravillosos pero que tienen una concepción ya diferente”.

Asimismo, la mandataria municipal recordó que para avanzar con la obra se “tomó una deuda que aprobó el Concejo municipal con la Provincia de Santa Fe para poder comprar el equipamiento, que permite tener lo mejor para quien más lo necesita”. Y, en ese sentido, expresó que “a veces hay que tomar deudas con algunos para resolver deudas con muchos otros que esperan que sus hijos nazcan en el mejor lugar”.

A la vanguardia

El Roque Sáenz Peña es referente en prácticas de parto respetado y centrado en la familia. Con sus nuevas instalaciones, se pone a la vanguardia en este paradigma que, en el país, comienza a desarrollarse de manera incipiente. En el mundo, los países del norte de Europa, con Holanda a la cabeza, fueron pioneros en el tema. Más tarde, países como España, Inglaterra, Alemania y Austria fueron sumándose.

La flamante Área de Atención Integral de la Mujer tiene una capacidad de internación de 24 camas en maternidad y 12 incubadoras en el sector de neonatología. La nueva estructura edilicia ofrece espacios y herramientas que permiten comprender y respetar el protagonismo de la mujer al momento de parir.

Las salas TPR (Trabajo de parto y recuperación) son la gran novedad del nuevo espacio. Allí sucederá todo el proceso de parto, evitando que la madre sea trasladada a diferentes salas del nosocomio, aliviando el stress y preservando la intimidad y privacidad. Estas salas ofrecen diferentes alternativas para que la mujer elija de qué forma transcurrir el trabajo de parto. Para disminuir el dolor previo al parto, y favorecerlo, puede utilizar baños de inmersión en bañera, pelotas de esferodinamia, una tela para uso tipo hamaca, barras laterales, entre otras técnicas de relajación. También poseen barras fijadas a las paredes para que la madre pueda pujar en cuclillas si así lo desea, entre otras comodidades.

Otro de los aspectos en que se puso especial énfasis fue el de las normas de bioseguridad. A partir de la reorganización del espacio, se garantiza la circulación del personal en áreas que deben ser lo más estériles posibles, evitando cualquier riesgo de contaminación a partir de detalles como las propias ruedas de las camillas o el circuito de los residuos patológicos.

Además de las modernas salas TPR, la nueva Área de Atención Integral de la Mujer tiene importantes transformaciones en el área de quirófanos, con nuevas normas de bioseguridad y modernos equipamientos. También la sala de neonatología fue renovada, permitiendo la permanencia de las madres junto a sus bebés más allá del tiempo estipulado para amamantar.

“Es la mejor del país”

El gobernador Miguel Lifschitz ponderó que la del Roque Sáenz Peña es “la maternidad más moderna e innovadora de la ciudad y del país”, y destacó que “no solamente por la tecnología, el equipamiento y la calidad de los profesionales que se desempeñan en el lugar, sino también por ese nuevo paradigma, una mirada humana sobre el parto, sobre las mujeres, los niños y la familia”.

Asimismo, enfatizó que “ya no se trata solamente de garantizar derechos, de ofrecer desde el Estado la mejor calidad de atención sino de dar un paso más y de incorporar una visión humana”. En ese sentido, remarcó que “el nuevo enfoque de las políticas sociales, de la salud pública que estamos dando en la ciudad y la provincia es un enfoque humano que mira a las personas en su complejidad y sus problemáticas”.

Comentarios