Edición Impresa, El Hincha

Motonáutica

El río Paraná se llenó de vértigo

Rosario recibió el pasado viernes 9 y sábado 10 la visita del Campeonato Nacional de motos de agua y jet ski.


Rosario recibió el pasado viernes 9 y sábado 10 la visita del Campeonato Nacional de motos de agua y jet ski. Fue la segunda fecha de las ocho con las que cuenta el torneo y en el cual se destacaron las figuras de Daniel McKey, campeón del mundo en tres oportunidades (2011,2014 y 2015), y el flamante campeón sudamericano: el rosarino Leonel Morelli.

El campeonato desembarcó a orillas del Paraná por primera vez en la Cuna de la Bandera, lo que hacía una jornada con gran expectativa tanto para un público nuevo como para los pilotos, ya que ellos estrenarían el circuito demarcado entre la zona del balneario La Florida y el sector de Rambla Catalunya.

Leo Morelli, piloto local que representa a la ciudad tanto en el país como el mundo, fue, junto a la Municipalidad de Rosario, el principal organizador de este evento. El crédito de la ciudad en la mayor de las categorías se mostró agradecido con las autoridades y el personal tanto del gobierno  provincial como municipal, los cuales pusieron a disposición todo lo que se necesitaba para poder llevar adelante la competencia, desde el lugar hasta los paramédicos e incluso la cobertura total del evento por parte de la Subsecretaría de Deportes.

El viernes se disputó la primera manga de carreras, mientras que el sábado se definió la competencia con la segunda manga de cada categoría.

En lo estrictamente deportivo, la competencia estuvo incluso por encima de lo esperado, con un Paraná bastante picado que hizo que cada uno de los participantes tenga que dar el ciento por ciento de sí para poder competir en las aguas rosarinas.

Las carreras de las categorías Master, Pro Open y Motos 1500cc fueron sin dudas las que más aplausos se llevaron. La Master del viernes tuvo un final muy cerrado entre Sacco y López, quienes fueron primero y segundo respectivamente y pelearon hasta el último giro por la victoria, hecho que se repitió el sábado, con las posiciones invertidas.

En la Pro Open, la carrera del primer día tuvo un sabor especial, ya que el tricampeón mundial Daniel McKey cometió un error al adelantarse en el partidor y debió salir último con la metodología de “llave en mano” (obliga al piloto penalizado a detener la marcha de su vehículo y mientras el resto parte debe poner en marcha y luego salir). Pero el experimentado piloto de Arroyo Seco sacó a relucir todo su potencial y mostró porqué es el número uno, ya que en apenas dos giros pasó a liderar la carrera. El resto fue un monólogo de McKey. El sábado parecía que sería más fácil aún para el multicampeón, pero cuando promediaba la competencia perdió el liderazgo a causa de una mala maniobra de un piloto rezagado que terminó con Mckey asistido por uno de los rescatistas; a pesar de poder retomar la competencia se tuvo que conformar con el tercer lugar, resultado que le sirvió para quedarse con la general.

Por el lado de las motos de 1500cc ambas competencias se las llevó Jony Velay: la del viernes a causa de un error conductivo de Leo Morelli, quien lideraba, pero se pasó por alto una boya y tuvo que recibir la penalización correspondiente; y en la del sábado, al igual que en la Pro Open, hubo terceros en discordia. Morelli estaba al frente bastante cómodo, ya que Velay, quien intentaba descontarle ventaja, sólo le hacía fuerza en la recta de la parte más profunda, mientras que en el sinuoso entre boyas de recta principal Leo sacaba buena ventaja, pero a pocos giros del final un piloto que venía perdiendo la vuelta con el rosarino no le dio paso como indicaban los banderilleros y le hizo ralentizar la marcha en más de una ocasión a Morelli, episodio que no se repitió cuando fue alcanzado por Velay, a quien sí le dio paso. Luego de esto Morelli intentó recuperar la punta y estuvo a poco de lograrlo pero debió conformarse con el segundo lugar.

Comentarios