Ciudad

Poca agua, mucha basura

El río está en un nivel muy bajo: piden precaución

Para el director de Defensa Civil, Raúl Rainone, es el nivel más bajo en muchos años, sin llegar al del 2009 que provocó graves daños


Foto: Juan José García

La altura del río Paraná alcanzó este lunes el nivel más bajo en años, con un 1,92 metro. Las razones que dan los especialistas tiene que ver con que los principales afluentes del Paraná tienen poca agua por cuestiones climáticas. La situación afecta a los cursos de agua brasileñas y de los ríos argentinos Iguazú, Bermejo y Pilcomayo. Para Raúl Rainone, a cargo de Defensa Civil, “todavía estamos lejos de la bajante más importante que ocurrió en 2009 y cuando el agua llegó al 1,02 metro frente a Rosario. Esa vez los daños fueron graves”.

Foto: Juan José García

El descenso brusco del agua ocurrió hace más de un mes. “Hace unos 45 días que se registró un brusco descenso del nivel de agua del río, pero fue en los últimos días cuando la situación se complicó y el agua alcanzó su altura más baja y eso ocasiona problemas, sobre todo de seguridad de los navegantes”, sostuvo.

Y con la bajante de este lunes quedó a la vista la basura que el agua y la arena habían escondido. Todo tipo de residuo descansa ahora sobre una playa que solía ser el fondo del río hace muy poco.

Foto: Juan José García

En diálogo con Rosario 3, Raúl Rainone confirmó que este lunes el nivel del río era de 1,92 metro, de acuerdo a lo medido por el Instituto del Agua. Sobre la presencia de basura, señaló: “Puede ser producto del dragado que hacen las mismas guarderías para habilitar las vías de navegación que es arrojado nuevamente al río. Es un movimiento de fondo que hace que se desplace la basura”, consideró.

Rainone vinculó la bajante a “cuestiones climáticas” que tienen que ver con la falta de lluvias en las cuencas altas. Esta situación, de mantenerse, implicará que el nivel del Paraná en Rosario se estanque o bien, descienda aún más. “La influencia de las lluvias arriba es fundamental en el comportamiento del río”, observó.

Foto: Juan José García

El funcionario, en tanto, habló de “inconvenientes serios” en la navegabilidad y llamó a tener sumo cuidado a la hora de salir con embarcaciones. Hay zonas que quedaron muy playas y pueden generar impactos de parte de las lanchas con la consiguiente expulsión y caída al agua de los pasajeros.

Y aclaró que por el momento esta bajante no genera problemas en la toma de agua del río para la potabilización y la distribución a los usuarios.

Foto: Juan José García

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios