Edición Impresa, País

Tras la tragedia

El rey de las “raves” se defendió

El empresario Martín Gontad sostuvo ante el juez que su relación con la organización de la Time Warp de Costa Salguero se circunscribió a lo “artístico” y buscó despegarse así de los episodios que concluyeron con la muerte de cinco jóvenes.


El empresario Martín Gontad, conocido como el “rey de las fiestas de música electrónica”, también conocidas como raves, sostuvo ayer que su relación con la fiesta Time Warp se circunscribió a lo “artístico” y buscó despegarse así de los episodios ocurridos en el encuentro que concluyó con la muerte de cinco jóvenes por ingesta de estupefacientes.

Gontad declaró en calidad de imputado en la causa que lleva adelante el juez federal Sebastián Casanello, luego de que el fiscal Federico Delgado pidiera que se lo cite en calidad de testigo.

Fuentes judiciales informaron que el empresario sostuvo que su actuación en relación con el evento estuvo circunscrita a la definición de los artistas y la programación y que ese fue su vínculo con el responsable de Dell Producciones y organizador de la fiesta electrónica, Adrián Conci, quien permanece detenido.

Sobre su vínculo con Conci, sostuvo que se limitó a ese evento y que habían realizado un acuerdo por 50.000 pesos, que nunca cobró.

También se refirió a su relación con el abogado Víctor Stinfale –anteayer fue beneficiado con la prisión domiciliaria–, quien por su vínculo con la firma Energy Group, proveedora del evento, está sindicado como uno de los organizadores.

“Dijo que lo conoce hace 15 años pero que hace cinco que no lo veía”, indicaron las fuentes.

El productor sostuvo además que, de acuerdo con su cálculo, en la fiesta había entre 10 y 12 mil personas y que se fue del predio de Costa Salguero, pero regresó a la mañana por una cuestión de “solidaridad”.

Cuando pidió su indagatoria, Delgado consideró a Gontad como “una figura conocida en este ambiente” de las fiestas electrónicas y uno de los organizadores de la Time Warp, presuntamente como socio de Adrián Conci, el responsable de Dell Producciones que está prófugo de la Justicia.

Gontad ya había declarado como testigo y reconoció que había estado en la fiesta trágica entre las 2.15 y las 5.15, pero se definió como un “asesor de contenidos artísticos” del evento cuya paga se fijaba en función de los resultados.

También admitió su relación con la marca Time Warp de Alemania y señaló que por ello realizó gestiones con sus directivos para efectuar la fiesta en la Argentina.

“Podríamos decir que estuvo codo a codo con la gente de Dell Producciones. Tan codo a codo trabajó, que se retiró de Costa Salguero y regresó alrededor de las 8.00 am. Esto significa que participó de la hechura de la fiesta”, argumentó el fiscal en su escrito.

Delgado citó publicaciones electrónicas para sostener que Gontad goza de “reconocimiento mundial” por su contribución a la música electrónica en el mundo y sobre todo en Sudamérica, ya que bajo el liderazgo de la productora 2NET se encarga de promover las fiestas electrónicas más importantes como Creamfields y el Festival Time Warp en Argentina.

“Entendemos que resulta imprescindible que la investigación se oriente también a quienes se encargaron de generar las condiciones que hicieron posible el resultado: la muerte de cinco jóvenes”, consideró el fiscal en su nueva presentación ante Casanello.

Comentarios