Mundo, Últimas

El Reino Unido vota mañana para definir nuevo gobierno

Los sondeos dan la victoria a los conservadores, seguidos de cerca por el Laborismo y los Liberales.

Los británicos definirán mañana la conformación del Parlamento y el surgimiento de un nuevo gobierno, para lo que deberán decidir, por primera vez, entre tres partidos con chances de ganar: el gobernante partido Laborista, el Conservador -favorito en las encuestas- y el emergente Liberal-Demócrata.

Las mesas de votación abrirán a las 7 hora local (las 4 de la Argentina) y cerrarán a las 22, y están habilitados para votar cerca de 44 millones de británicos, de los cuales alrededor de 7 millones lo harán por correo, informaron las autoridades electorales.

Los últimos sondeos publicados por la prensa británica otorgan la victoria por escaso margen a la oposición conservadora, con cerca del 33 por ciento de los votos, seguidos de cerca por el oficialismo Laborista y los Liberales-Demócratas, con entre el 28 y el 30 por ciento, según las encuestas.

Sin embargo, el sistema electoral británico, que otorga una banca por circunscripción al candidato con mayor cantidad de votos, aunque no alcance la mayoría, puede deparar sorpresas con respecto a la conformación final de la Cámara de los Comunes, informó la cadena de noticias británica BBC.

Un partido puede obtener la mayor cantidad de bancas aún sin ser el más votado, pero según los sondeos ningún partido podría alcanzar la mayoría necesaria para formar gobierno sin alianzas, una novedad para el tradicional sistema bipartidista británico.

Los principales candidatos, el primer ministro laborista Gordon Brown, el conservador David Cameron, y el liberal-demócrata Nick Clegg, continuaron hoy con sus respectivas campañas, donde buscan convencer al casi 18 por ciento de indecisos que muestran los sondeos.

Sin embargo, las autoridades esperan una alta participación, de alrededor del 70 por ciento del padrón, una cifra que no se repite desde los comicios de 1997, en los que se impuso el laborismo de la mano del ex primer ministro Tony Blair.

El candidato conservador, el “tory” David Cameron, pasó la noche de ayer a hoy con visitas a un puesto de guardia de bomberos, así como también a fábricas y panaderías. “Quiero que tengamos un nuevo gobierno con la energía, las ideas y los valores que hagan moverse a nuestro país”, dijo.

Por su parte, el primer ministro y candidato laborista, Gordon Brown, que pretende lograr un cuarto mandato en el poder, pidió a los votantes que no “pongan en riesgo la recuperación económica” y que respalden a los laboristas.

“Si quieren a alguien con juicio y los valores adecuados, entonces les pido que se unan a mí”, dijo Brown en un encuentro electoral. “Soy un luchador, no me rindo”, agregó.

También aprovechó las horas previas a la cita electoral para disculparse de nuevo por los errores cometidos durante la campaña. Brown fue objeto de numerosas críticas, después de que un micrófono abierto lo grabara haciendo comentarios despectivos sobre una votante con la que acaba de entrevistarse.

Pr último, el candidato de los liberales demócratas, Nick Clegg, pidió hoy a los electores que sigan los dictados de sus corazones y hagan una cruz por su partido, aún cuando las oportunidades para obtener una mayoría parezcan escasas.

Clegg continuó proclamando su idea de cambio. “Es el momento de tomar una decisión, una decisión entre las políticas del pasado, las políticas viejas y algo nuevo y diferente para el futuro”, dijo.

A comienzos de esta semana, los laboristas habían caído al tercer puesto, desatando los rumores sobre las consecuencias que esto podría tener para el partido que gobernó el país desde 1997.

Comentarios