Ciudad

Quieren que vuelva

El reclamo por Kiki no se detiene

Los padres solidarios que buscan adoptar al nene al que criaron durante dos años se reunieron con el ministro de Justicia provincial. Remarcaron la importancia del encuentro y esperan que en Tribunales se aceleren los plazos


Hace 15 días que Sergio Gigliotti no sabe nada de Kiki, el nene de tres años al que crió durante dos en el marco del Programa Familias Solidarias. La Subsecretaría provincial de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia llevó al niño con otra familia solidaria argumentando que había vencido el plazo de 6 meses establecido por el programa. Así, Kiki fue trasladado a la localidad de San Carlos Centro, a 38 kilómetros de la capital provincial, donde vive un hermanito de 8 meses con otra familia. Sergio y su esposa Cristina pidieron la adopción definitiva para los dos hermanos. Quieren que Kiki regrese con ellos porque crearon un vínculo, y confían en la Justicia. Lanzaron dos campañas y juntaron más de 85 mil firmas. Le escribieron una carta al gobernador Miguel Lifschitz y el jueves se reunieron con el ministro de Justicia, Ricardo Silberstein.

“Es la primera vez que nos recibe un ministro. Para los adultos es importante, pero Kiki no tuvo ninguna respuesta en esa reunión ni en los días posteriores”, dijo Gigliotti a El Ciudadano.

Según contó el hombre, Silberstein los escuchó y se comprometió a hacerle llegar la carta al gobernador y a pedirle a la Corte Suprema de Justicia que acelere los plazos de la situación.

“Nos dijo que veía buenas intenciones y sentimientos en nosotros. Le contamos nuestra versión: nunca nos opusimos a la vinculación. Amamos a Kiki y lo mejor que le puede pasar es estar con su hermanito para toda la vida”, explicó.

La familia dijo que presentó una declaración jurada ante el defensor general en la que entendían que Kiki estaba siendo sometido a un daño. Interpuso una medida cautelar para retrotraer la situación al 17 de enero y que el nene regrese con ellos. La jueza en feria no lo rechazó y el expediente espera sobre el despacho de la jueza que entiende en la causa.

Sergio y Cristina tienen hijos de entre 25 y 28 años y no están inscriptos en el Registro Único Provincial de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos. Cristina hace unos años cuidó de un nene en tránsito y fue madre sustituta.

Después de criar a Kiki durante dos años, el matrimonio presentó el pedido de guardia pre adoptiva para el menor y su hermanito. “Entendemos que los 6 meses de plazo no se pueden prorrogar. Nosotros ya somos papás y no pensábamos adoptar. Fue Kiki el que nos eligió”, explicó Gigliotti. “Si hubiera una familia definitiva no estaríamos peleando por Kiki. Seríamos amigos de ellos y tendríamos en guarda a otro chiquito”, agregó.

El caso tomó repercusión nacional y el periodista de espectáculos Marcelo Polino pidió a través de su cuenta de Twitter que el gobernador Lifschitz y el ministro Silberstein se ocupen del tema.

“Todos con Kiki. Gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz y ministro Silberstein, respeto por los derechos del niño. Ocúpense, cumplan con su trabajo. Hace 15 días que un niño llora por sus padres. ¿Ustedes no tienen familia? Vergüenza”, publicó desde su cuenta.

Gigliotti contó que el periodista se comunicó con el matrimonio para ofrecerles su solidaridad. “Él tiene una fundación, Infancia en riesgo, donde hace un trabajo social importante que no se conoce. Es importante el apoyo”, expresó.

Mientras esperan una resolución, la familia continúa juntando firmas a través del sitio web change.org, y distribuyendo planillas en diferentes localidades de Santa Fe y otras provincias. En Rosario, los interesados se pueden acercar a firmar a un locutorio ubicado en Rioja y Buenos Aires.

“Queremos una respuesta, aunque parezca una utopía. Depositamos nuestra confianza en el gobernador. Tiene la llave para permitir que Kiki vuelva a estar con nosotros hasta que la Justicia determine si merecemos ser los padres. Confiamos en la Justicia”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila