Edición Impresa, Política

Santa Fe

El radicalismo provincial desafía a Corral y avala la reforma

El titular de la UCR nacional dijo que “no es el momento” para reformar la Carta Magna. La conducción provincial la apoya.


La UCR provincial desafía al presidente del partido a nivel nacional, José Corral, y avala la reforma de la Constitución que promueve el gobierno de Miguel Lifschitz. Corral había dicho que no es momento de trabajar sobre el tema y propuso postergarlo hasta 2018; ayer, la conducción provincial del partido formalizó su apoyo a la reforma, aunque supeditado a que se logre primero un consenso entre las fuerzas políticas del oficialismo y de la oposición.

Ayer comenzó la ronda de consultas en la Casa Gris por la reforma constitucional. El ministro de Gobierno, Pablo Farías, se reunió con representantes de los tres sectores internos de la UCR santafesina. Al término del encuentro, que duró unos 45 minutos, el titular del radicalismo provincial, Julián Galdeano, dijo que su partido tiene “voluntad reformista”, pero aclaró que lo más importante es “que se construya una mayoría con las distintas fuerzas políticas que van a ser consultadas”.

Farías recibió en su despacho a Galdeano, al vicepresidente de la UCR Ramón Soques, al senador provincial Lisandro Enrico y al titular del Concejo Municipal de Santa Fe, Leonardo Simoniello. Según el ministro de Gobierno, fue un encuentro “muy bueno” en el cual pudo intercambiar ideas sobre “cómo desarrollar el proceso para buscar la reforma de la Constitución”. Según Farías, en la reunión se charló “sobre por qué fracasaron los anteriores intentos (de Hermes Binner y Antonio Bonfatti) y cómo se dieron los procesos, con el objetivo de evitar que estas cosas nos vuelvan a suceder y que este sea un proceso exitoso”. El funcionario explicó que, finalizada la ronda de consultas, “se va a conformar una mesa con las representaciones de los partidos que están de acuerdo en impulsar el proceso para diseñar el camino que termine con la convocatoria a una convención reformadora de la Constitución provincial”.

Galdeano tomó distancia

Galdeano se distanció de Corral, quien prefiere postergar el debate. Para el diputado, es necesario lograr consenso dentro del oficialismo, y con la oposición, para actualizar la carta magna. Las claves, según Galdeano, pasan por que “los partidos políticos que pueden construir una mayoría de dos tercios en la Asamblea Legislativa se manifiesten positivamente para comenzar este proceso; si esto se da así, estaríamos en condiciones de establecer una mesa de trabajo para empezar a hablar en concreto de cuál sería el contenido de la reforma”. El presidente del radicalismo santafesino convocará a los legisladores y a los cuerpos orgánicos de su partido para “empezar a conversar” sobre el tema. “No es fácil lograr un acuerdo dentro de un partido como el nuestro, imaginemos lo complejo que va a ser con otras fuerzas políticas. Por algo no se consiguió la reforma en tanto tiempo, pero vale la pena el desafío”, comentó Galdeano.

No habrá condicionamientos por parte de la UCR: no pedirán la autoexclusión del gobernador de una eventual reelección ni tampoco, como pretende Corral, pedirán que se deje de lado ese punto: “No lo estamos evaluando. Creemos que el proceso debe ser inverso: ver en qué temas estamos de acuerdo y a partir de allí ver qué otros temas debemos ir desandando, donde no tenemos una uniformidad. Por lo pronto, discutir en qué momento debemos hacer la reforma, si es que todos estamos de acuerdo”.

Además de no fijar postura sobre la reelección del gobernador, la UCR tampoco ha resuelto una posición sobre la posibilidad de limitar la reelección de cargos legislativos o comunales. “No queremos abrir el paraguas sobre temas que después no van a lograr mayoría para ser reformados; queremos discutir y profundizar aquellos temas sobre los que sabemos que después se va a poder avanzar”, reiteró Galdeano.

Siguen las rondas

El proceso de consulta continuará con los otros partidos con representación parlamentaria: primero los del Frente Progresista y luego los de la oposición. Si se logra un amplio acuerdo, indicó el ministro Farías, se conformará una mesa de trabajo entre el gobierno y el resto de las fuerzas políticas. “Ahí le vamos a dar forma al anteproyecto y vamos a consensuar los temas que deben incorporarse en la reforma”, señaló Farías.

Comentarios