Ciudad, Edición Impresa

“El Quini triplicó sus ventas”

Sergio Beccari, titular de la Lotería provincial, dijo que los juegos “recaudaron hasta el momento un 25 por ciento más que el año pasado”. Además, reconoció estar sorprendido por el éxito del casino local.

 

QUINI66666666

Este año será recordado como histórico en lo que se refiere a los juegos de azar en la provincia. La inauguración del casino en Rosario marca un hito con respeto a la instalación de megacomplejos dedicados a las actividades lúdicas en la ciudad: un antes y un después. En diálogo con El Ciudadano, el vicepresidente ejecutivo de la Lotería de Santa Fe, Sergio Beccari, celebró la presencia de ese emprendimiento ubicado en barrio Las Flores y habló de un panorama “más que positivo” en el área que administra. Entre otras cosas, contó que el Quini 6 triplicó sus ventas con respecto a lo recaudado el año pasado, permaneciendo primero en el podio de esta clase de juegos a nivel nacional, mientras que el Brinco se ubicó en el segundo lugar. Ambos juegos pertenecen a la provincia. Otro dato es que, al 31 de octubre, Lotería lleva recaudado un 25 por ciento más que el año pasado, lo que muestra un presente auspicioso. Además, el contador público y ex funcionario municipal hizo especial hincapié en los cambios llevados a cabo bajo su administración y marcó como prioritaria la lucha contra el juego ilegal, algo que se profundizará el año que viene.

—¿Qué balance puede hacer de lo realizado durante este año?

—Desde el punto de vista institucional hemos avanzado en una mejora sustancial en la estructura orgánica del personal de Lotería, que hacía veinticinco años no mostraba cambios. Esto significa que se han establecido nuevas misiones y nuevas funciones. Estamos hablando de doscientas personas en toda la provincia, que es la cantidad de gente que tenemos. Lo que se ha hecho, principalmente, es modernizar el sistema para optimizar las tareas y mejorar los controles y distintos procedimientos. Además, hemos firmado un convenio para avanzar en lo que se refiere a gestión de calidad con las normas Isso. Esto es algo que sólo tienen la provincia de Buenos Aires y Capital Federal y que para marzo ya estaríamos certificando. Otro de los aspectos en que estamos trabajando es en el cambio de la imagen corporativa, con modificaciones en el logo y además estamos normalizando todos los puntos de venta para evitar, principalmente, el juego clandestino. También está la implementación del Programa de Juego Responsable, algo que por primera vez se pone en marcha en toda la historia de la provincia con el objetivo de prevenir y luchar contra la ludopatía y sus consecuencias.

—A nivel juegos, ¿qué puede contar?

—Desde la parte comercial estamos más que satisfechos. El Quini 6, por ejemplo, ha triplicado sus ventas con respecto a años anteriores. Además, hemos consolidado como segunda marca a nivel país al Brinco, duplicando los premios. Esto significa que como provincia tenemos los dos juegos más requeridos de la Argentina dejando en tercer lugar al Loto. Hemos lanzado hace poco, a mediados de noviembre, la Poceada Federal, que hasta ahora ha tenido 74 ganadores con siete aciertos y todavía ninguno con ocho, que es el premio mayor. Este juego ha arrancado de manera muy positiva y tenemos grandes expectativas en su éxito a corto plazo.

—¿Cómo está el tema de la recaudación y las ganancias?

—Al 31 de octubre, que es el último dato que tenemos, ya hemos superado en un 25 por ciento la recaudación del año pasado contando los distintos juegos y lo recaudado por los casinos. Ahora, en este 2009, estamos hablando de una ganancia de 80 millones de pesos que ya fue repartida. Hay que aclarar que todavía falta el último tramo del año, que es una época donde se incrementa históricamente de manera notable la cantidad de apuestas y por añadidura la recaudación.

 —¿Qué cambió en Lotería la presencia del casino en Rosario?

—Hasta ahora se están concretando de manera efectiva y palpable las expectativas que teníamos.

—¿Esperaban un inicio tan auspicioso, con tanta gente visitando el City Center?

—Sinceramente no lo esperábamos. Sabíamos que iba a ser una propuesta atractiva pero no nos imaginábamos que tanta gente iba a acercarse a las instalaciones del casino. Realmente nos encontramos con una demanda altamente llamativa.

—¿De qué manera recauda la provincia en el casino?

—Los empresarios que tienen la concesión pagan mensualmente un canon fijo que está estipulado en dólares y euros sobre las mesas de paño, esto es black jack, póquer, ruleta y demás juegos. Con respecto a las máquinas tragamonedas, en estos casos, estamos hablando de un canon variable.

—¿Cómo se controla lo recaudado en las máquinas tragamonedas?

—Los controles se realizan mediante un sistema online y también con la presencia de personal de Lotería provincial fiscalizando el movimiento en el lugar. Se hace un preciso y concienzudo control día por día.

—¿Existe la posibilidad de que se abran más casinos en la provincia?

—No. Lo que establece la ley es que está permitida la presencia de tres casas de juego en todo el territorio provincial.

—¿Qué puede decir del funcionamiento del Programa de Juego Responsable?

—En una primera etapa hemos concluido con todo lo relativo a la sensibilización y a la prevención del juego compulsivo en la comunidad. Hemos sumado no sólo a nuestro personal sino a todos los trabajadores de las agencias de lotería de la provincia con capacitaciones para detectar la presencia de jugadores compulsivos o gente en riesgo de serlo. Acá la información y la prevención es fundamental, así como la responsabilidad del Estado para evitar conductas que signifiquen un alto riesgo en la salud de los ciudadanos.

—¿Algún proyecto que pueda adelantar para el año que viene?

—Vamos a seguir avanzando en la instrumentación de la nueva imagen corporativa. Esto tiene como principal objetivo el de combatir el juego ilegal, que se encuentra muy instalado sobre todo en el norte de la provincia. Lo que quiero decir con esto es que vamos a cambiar el logo de lotería en todas las agencias de la provincia con nuevos colores y una nueva imagen. La idea, además de mostrar una renovación, es la de hacer un relevamiento de los puestos de venta de juegos de azar en todo el territorio santafesino para que la gente sepa identificar, de manera prácticamente inmediata, cuáles son los comercios autorizados y cuáles son los que incumplen con la ley.

Comentarios