El Hincha, Rosario Central

Central

El Puma lo tiene claro: “Lo importante es que haya buena comunicación y mucho diálogo”

José Luis Rodríguez fue confirmado el viernes pasado como uno de los componentes del cuerpo técnico de la reserva. El ex delantero canalla pone a Central por delante de todo y minimiza el tema de quién será el DT principal del equipo


José Luis Rodríguez fue confirmado el viernes pasado como uno de los componentes principales del cuerpo técnico de la reserva. Algo sorprendido por cómo le llegó esta oportunidad, para la que había varios candidatos, el Puma pone a Rosario Central por delante de todo. Y minimiza el tema de quién será el DT principal del equipo, aunque desde la dirigencia auriazul señalan a Adrián Dezotti como el número uno del nuevo grupo de trabajo.

Muy entusiasmado con la posibilidad, el Puma Rodríguez ya pone prioridades. Y espera que en estos días ya definan con Kily González el plantel con el que contarán para empezar a entrenar. Y entiende que lo más importante, al menos en el arranque, pasará por la comunicación “Tanto hacia arriba, con la primera, como hacia abajo, con los DT de inferiores”.

“Kily (González) fue muy claro con nosotros sobre lo que no le gustó de la etapa anterior, la falta de diálogo entre primera y reserva”, contó el Puma en Contraseña Fútbol, programa que se emite los domingos por Telefé Rosario. “Nosotros tenemos que trabajar para revertir eso; como cuerpo técnico de reserva tenemos que generar un lazo de muy buena comunicación con la primera, y otro excelente con los técnicos de inferiores, con los que tenemos el mismo objetivo, formar jugadores para la primera”, planteó en el arranque de la charla.

-¿Te sorprendió esto de pasar a integrar el cuerpo técnico de reserva?

-La verdad que sí, no me lo imaginaba. Arranqué este año trabajando en la tecnificación de los delanteros y volantes ofensivos de las divisiones inferiores. Pero todo se interrumpió muy rápido por la pandemia. Y hace unas semanas aparecieron todos estos cambios en la estructura futbolística del club, donde el Kily González pasó a ser el DT de la primera. Y a mí se me presentó esta posibilidad de integrar el cuerpo técnico de reserva. No lo dudé, pero no lo esperaba. Me tomó medio de sorpresa, pero tengo una alegría inmensa; cualquiera que se encuentre en una posición como la mía quiere llegar a dirigir la reserva de Rosario Central.

-De la carrera que hubo por integrar el cuerpo técnico de reserva, participaron varios competidores. ¿Cuándo te enteraste oficialmente que eras candidato?

-El jueves pasado fue el día que me lo comunicaron. Había rumores desde un par de semanas antes, especialmente en redes sociales. Pero me lo confirmaron el jueves. Y al día siguiente tuvimos una reunión en la que se definió todo, de la que participé junto a Adrián Dezotti y el profe Víctor Alarcón, los demás integrantes del cuerpo técnico. Fue en la sede de calle Mitre, donde también estuvieron el Kily (González), Gordillo, Galloni y algunos dirigentes. En esa charla ya se trazaron las primeras ideas de trabajo.

-¿Cómo imaginás que será esto de desempeñarse en un cuerpo técnico nuevo, integrado por compañeros con los que no venías trabajando?

-Si te encontrás con buena gente, como los considero a Dezotti y a Alarcón, y somos medianamente inteligentes, estoy seguro de que no habrá ningún problema. Nos tenemos que entender, esto es fútbol, no se trata de ninguna ciencia. Hay que amalgamar ideas sabiendo que la cabeza del grupo es Kily González, que bajará la línea de trabajo principal. Será cuestión de acomodarse y que entre Adrián (Dezotti) y yo nos vayamos dando lugar para que cada uno desarrolle lo suyo. Lo importante es que haya buena comunicación y mucho diálogo, tanto hacia arriba con la primera como hacia abajo con las categorías menores, eso también es algo que nos pidió el Kily.

-Te tocará dirigir una categoría especial, en la que poca gente ve los partidos, pero muchos critican a partir de los resultados.

-Es verdad, y uno lo tiene claro. Pero ya tengo experiencia en esto. Dirigí Miramar Misiones en la primera de Uruguay, a Deportivo Español y a Argentino de Rosario en el ascenso, y, en los últimos años, divisiones inferiores. Yo sé cómo es esto, y forma parte de las reglas de juego. Tengo experiencia. Lo importante será tener buena comunicación con el KIly y su cuerpo técnico para ir sabiendo qué jugadores vamos a tener a disposición para ir armando el equipo. Hay que tener en claro que desde la reserva, trabajamos para la primera. El resultado interesa, uno quiere ganar siempre. Pero acá el objetivo es que se vayan potenciando jugadores y que con el tiempo lleguen a primera.

-¿En qué lugar de tu carrera como entrenador ubicás este nuevo desafío?

-La pongo en uno de los lugares más importantes. Ojo, cada momento es especial, y así entiendo cada experiencia de las que tuve hasta acá. Lo que pasa es que esto se da en Central, que es el club en el que siempre quise estar, y en la ciudad que quiero vivir hasta el día que me muera.

-Venías trabajando en inferiores; ¿qué delantero juvenil ves con buena proyección a futuro?

-No me gusta mucho hacer nombres porque uno genera expectativas. Creo que ahora hay que poner la mirada en los dos delanteros que venían jugando en reserva y firmaron contrato hace poco: (Ignacio) Russo y (Luca) Martínez Dupuy. Son dos delanteros potentes, de roce y de aguantar la pelota. Si Dios quiere, pelearán por un lugar en el equipo del Kily.

Es oficial: Adrián Dezotti es el nuevo DT de la reserva y estará acompañado por el Puma Rodríguez

Comentarios