Política

Oferta electoral

El progresismo busca reinventarse de cara a las elecciones de 2021 y 2023

Dirigentes del Frente Progresista trabajan para ampliar el espacio, pero con límites. Quieren sumar a las fuerzas de centro-izquierda y a los sectores peronistas disconformes con Perotti. El rol de Javkin y Jatón. Las elecciones de intendente en la ciudad de Florencia como ensayo de unión con el PRO


“Nuestro objetivo para 2023 es recuperar la provincia para el progresismo", afirmó el diputado Joaquín Blanco.

En la ciudad de Florencia, departamento General Obligado, los actores centrales del Frente Progresista –el socialismo, la UCR y el PDP– firmaron un acta acuerdo con el PRO para conformar un nuevo espacio político de cara a las elecciones de 2021. Florencia es una de las 12 ciudades de la provincia que elegirán intendente el año próximo y podría constituirse como terreno de ensayo hacia el armado de una alianza que aglutine a las fuerzas no peronistas.

¿Puede esa experiencia trasladarse al plano provincial para las elecciones generales de 2023? Dirigentes de la UCR y del socialismo piensan que es necesario ampliar el Frente Progresista, pero no a cualquier precio. Sostienen que debe hacerse con aquellos sectores que reivindican los 12 años de gobiernos progresistas y remarcan que los intendentes de Rosario y Santa Fe, Pablo Javkin y Emilio Jatón, tienen que ocupar un lugar central en las futuras negociaciones.

Con Miguel Lifschitz lanzando en campaña para las elecciones de senador nacional y Maximiliano Pullaro recorriendo la provincia en busca de aglutinar a la UCR y sumar nuevos aliados –incluso con guiños a Amalia Granata–, el Frente Progresista se prepara para el turno electoral de 2021 con toda la atención puesta en 2023.

“Hay muy buen clima”, sostuvo el diputado provincial del PS Joaquín Blanco en diálogo con El Ciudadano. “Es muy importante el rol de Lifschitz, que empezó a recorrer el territorio”. Según Blanco –uno de los líderes del bloque legislativo del socialismo– es posible ampliar el Frente Progresista, pero con condiciones: “No lo veo con nuevos partidos, tal vez sí con nuevas figuras”. ¿Cuáles figuras? El diputado socialista, muy cercano al ex gobernador Lifschitz, evitó hacer nombres propios. Para eso falta mucho.

Lo que sí dejó en claro Blanco es que hay que “ampliar” el Frente Progresista hacia otros sectores que hoy no forman parte del armado: la izquierda democrática (Igualdad, Ciudad Futura y el Frente Socia y Popular), los radicales que emigraron a Cambiemos durante el macrismo y “algunos espacios peronistas” que no están conformes con la gestión de Omar Perotti.

“Nuestro objetivo para 2023 es recuperar la provincia para el progresismo. El peronismo va a buscar la continuidad; nuestro desafío es construir un programa y una propuesta de gobierno y, alrededor de ese programa, convocar a la mayor cantidad de fuerzas políticas”, indicó Blanco.

Según el legislador socialista, ese hipotético “frente amplio” no debe estructurarse en torno al anti-peronismo. De hecho, admitió que en su espacio están pensando en dialogar con los sectores del PJ que no están de acuerdo con “la impronta conservadora de Perotti”. Blanco piensa que en 2023 se puede repetir la situación de 2007: “Muchos votos peronistas pueden ir al Frente Progresista, como en 2007; personas que votaron a Alberto Fernández a nivel nacional y en la provincia están descontentos con Perotti”.

El límite es el PRO

El diputado radical Fabián Palo Oliver, presidente del bloque del Frente Progresista junto al socialista Pablo Farías, opinó que “todo es posible” en relación a los futuros armados electorales: “Es de público conocimiento que hay distintos referentes y partidos que conforman el Frente que entienden que hay que ampliarlo lo que más se pueda e integrar a la mayor cantidad de sectores no peronistas y opositores al gobierno de Omar Perotti para que haya mucho más volumen electoral y haya más posibilidades electorales. Eso es lo que se está trabajando desde un sector grande del radicalismo y también desde el socialismo”.

No obstante, el legislador radical piensa que tiene que haber límites: “Hay que tener muy en cuenta las opiniones de referentes del Frente Progresista que tienen responsabilidades muy importantes, como (el intendente) Emilio Jatón en Santa Fe y Pablo Javkin en Rosario. No hay estrategia electoral del Frente Progresista si no se tiene en cuenta cuál es la situación de la capital provincial y de la ciudad de Rosario; ellos tienen que tener un peso muy importante a la hora de definir el esquema electoral para 2021 y para 2023”.

El límite que plantea Palo Oliver, quien milita dentro del espacio interno de la UCR conocido como Radicales Libres, es el PRO. En su sector están dispuestos a aceptar el regreso de los correligionarios que se fueron a Cambiemos, pero no quieren saber nada con el macrismo puro y duro. El propio Palo Oliver pone ese límite en boca de los intendentes frentistas: “Los dos (Javkin y Jatón) ya han planteado algunos límites a esa construcción, concretamente al PRO; no vemos con buen criterio, en términos políticos, la inclusión de esos sectores al Frente Progresista”.

La experiencia Florencia

El principio de acuerdo electoral entre los partidos del Frente Progresista y el PRO, de momento, se limita a la ciudad de Florencia. El acta acuerdo firmada el 5 de noviembre apunta a construir un frente único opositor llamado Somos Florencia para enfrentar en las urnas al actual intendente peronista Rubén Quain.

El documento, según el portal Letra P, plantea como objetivo de “respetar la identidad y el espacio político” de cada partido, al mismo tiempo que el respeto al acompañamiento de otras categorías electorales que no redunden en el plano local. Ese ítem permite a los partidos de la alianza apoyar a candidatos diferentes en otras categorías, fuera de Florencia.

Asimismo, se pondera el “compromiso de trabajo a futuro” de los cuatro partidos (la UCR, el PS, el PDP y el PRO) “visualizando los próximos períodos 2021, 2023 y 2025”. En ese sentido, las cuatro patas hablan de “consenso ordenado”. No obstante, proyectar una alianza similar a nivel provincial todavía es aventurado; hay mucha resistencia dentro del Frente Progresista a cualquier tipo de acercamiento al PRO.

En ese sentido, el diputado Palo Oliver aclaró que “en Florencia se firmó un acta de intención entre referentes de distintos partidos, pero para que sea posible el proceso electoral, las autoridades y los órganos de conducción de cada uno de los partidos que tienen intención de conformar ese frente local, tienen que autorizarlo. No es posible que haya un frente local únicamente con la autorización de sus autoridades locales. Cada uno de los partidos lo tiene que autorizar y se debe inscribir en la Junta Electoral”.

En declaraciones a El Ciudadano, Palo Oliver indicó además que “en el sector del que yo participo (Radicales Libres) entendemos que es importante acompañar la estrategia que lleva adelante la UCR. El Frente Progresista tiene que tener la mayor fortaleza posible en términos electorales, pero también nos importa que esa ampliación del Frente Progresista se dé a partir de coincidencias en términos de plataforma electoral y a partir de cuál es la provincia que nos imaginamos a partir de 2023”.

“Esa construcción –siguió el diputado radical– se debe dar con una centralidad en el Frente Progresista y tenemos que priorizar la construcción con sectores que tengan mucha similitud con nosotros y que reivindiquen lo hecho por el Frente Progresista en los 12 años de gobierno. Obviamente que hemos cometido errores y hay cosas para revisar, pero la base es la reivindicación de lo que hemos hecho durante 12 años en el gobierno. No pueden incorporarse sectores que han sido críticos de la gestión del Frente Progresista, que reniegan de lo que hicimos y que reconocen muy poco de las construcciones que realizamos en todo el territorio provincial”.

“No hay posibilidades de definir una estrategia electoral si no se tienen en cuenta las opiniones de Pablo Javkin y de Emilio Jatón en virtud de que gobiernan las dos ciudades más importantes de la provincia, por lo tanto, sus opiniones son centrales”, concluyó Palo Oliver.

Comentarios